O - Z


 

o fortunatos, nímium, sua si bona nórint, agrícolas

demasiado afortunados los campesinos si conocieran su suerte

Versos de Virgilio (Geórgicas, II, 458, 459), de los que sólo suele citarse la primera parte, aplicándola a los que disfrutan de una felicidad que no saben apreciar.

o sancta simplícitas!

¡oh santa simplicidad!

Exclamación atribuida a Juan Hus, teólogo reformador checo (1369-1415), quemado vivo por orden del Concilio de Constanza, al ver a una anciana llevar un leño a la hoguera en la que él ardía. 

Cítase con frecuencia irónicamente para burlarse de acciones o palabras demasiado ingenuas.

o témpora! o mores!

¡oh tiempos! ¡oh costumbre!; ¡qué tiempos aquéllos! 

Exclamación de Marco Tulio Cicerón (106-43 a.C.) contra la perversidad de los hombres de su tiempo (Catilinarias, I, 1, y Verrinas: De signis, 25, 56). 

o terque quaterque beati!

¡oh, tres y cuatro veces dichosos!

Exclamación que Virgilio (Eneida, I, 94) poner en boca de Eneas envidiando la suerte de los troyanos muertos en defensa de su patria. Aquí Virgilio imita a Homero en la Odisea, V, 306.

o ubi campi!

¡oh, dónde están los campos!

Exclamación de Virgilio (Geórgicas, II, 458) echando de menos la tranquilidad de los campos. Horacio (Sátiras, II,, 6, 60) dijo en el mismo sentido: O rus! quando ego te aspiciam! (¡oh campo, cuándo te volveré a ver!).

óculos hábent et non vidébunt

tienen ojos y no verán

Del salmo In exitu Israel. Aplícanse a aquellos que por cualquier motivo padecen de ceguera intelectual.

odi profánum vulgus et árceo / odi profánum volgos et árceo

odio al vulgo profano y me aparto de él

Verso de Quinto Horacio Flaco (65 a.C.–8 d.C.) en Carmina Liber III, 1, 1: aborrezco el vulgo y procuro no entrar en contacto con él. Se aprecia de no hacer caso de los aplausos de la multitud y sí de desar la aprobación de los hombres de buen gusto.

omne vívum ex ovo

todo ser viviente procede de un huevo

Aforismo biológico del médico inglés William Harvey (1578-1657).

omnia mécum porto

llevo todo lo mío conmigo

Así contestó el filósofo griego Bías (s. VI a.C.), uno de los Siete Sabios de Grecia, a sus conciudadanos, quienes, amenazados por el ejército de Ciro, abandonaban la ciudad cargados con todas sus riquezas y se admiraban que el filósofo no llevaba nada consigo. Para Bías las verdaderas riquezas son las de la sabiduría.

omnia víncit ámor

el amor todo lo vence

Verso de Virgilio (Églogas, X, 69). Se trata del amor personificado, tirano de los hombres y de los dioses.

omnis homo méndax

todo hombre es mentiroso

Del Salmo CXV, 15, que dice: Habíame dicho en mi abatimiento: "Todos los hombres son mendaces".

ópera prima 

obra primera

ópere citato / óp. cit.     

en la obra citada

Loc. lat. (pron. corriente [ópere-sitáto, ópere-zitáto]; pron. latinizante [ópere-kitáto]) que significa ‘en la obra citada’. Se emplea para remitir, en las referencias bibliográficas, a una obra citada con anterioridad. Suele aparecer en su forma abreviada óp. cit.: «Citado en C. Arnson, óp. cit., p. 44» (Gordon Crisis [Méx. 1989]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 473]

opórtet et haéreses esse

conviene que haya herejes; conviene que haya facciones

Dice San Pablo en su Carta a los Corintios:

nam oportet et haereses esse, ut et qui probati sunt, manifesti fiant in vobis (1 Corintios 11:19)

pues es preciso que entre vosotros haya facciones, a fin de que se destaquen los de probada virtud entre vosotros

opus

obra; trabajo; composición

‘Obra musical numerada’. Este latinismo, neutro en latín, se usa en español mayoritariamente en masculino: «Su cuerpo fue [...] despedido con un susurrante opus 106 de Beethoven» (Vanguardia [Esp.] 16.1.95). Es invariable en plural. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 474]

Opus Dei

Obra de Dios

ora et labora

reza y trabaja

pacta sunt servanda     

no hay que romper los pactos

pactum reservati domini

cláusula de reserva de dominio; pacto de reserva de dominio; pacto de reserva de propiedad [jur]

pane lucrando

para ganarse la vida; para ganarse el sustento

Dícese de obras artísticas hechas sólo para ganarse la vida.

pánem et circenses

pan y juegos de circo; pan y diversiones

Palabras de amargo desprecio dirigidas por Juvenal (Sátiras, X, 81) a los romanos de la decadencia, que sólo podían en el foro trigo y espectáculos gratuitos. 

En castellano existen expresiones análogas: pan y toros; hoy en día habría que decir: pan y fútbol.

pars pro parte [metonimia]

una parte en lugar de otra parte

La palabra metonimia viene griego μετωνυμία (metonymia), de μετ-ονομάζειν (met-onomázein) 'recibir un nuevo nombre', ‘transnominación’. Es un fenómeno de cambio semántico que designa una cosa o idea con el nombre de otra, sirviéndose de alguna relación semántica existente entre ambas; por ejemplo, tomando el efecto por la causa o viceversa: las canas (‘ancianidad’); el autor por la obra: leer a Cervantes (‘leer las obras de Cervantes’); el signo por la cosa designada: traicionar la bandera (‘traicionar a la patria’); continente por contenido (‘tomar unas copas’); lugar de procedencia por cosa que de allí procede: beber un buen rioja (‘vino de La Rioja’).

En la metonimia un término es sustituido por otro que presenta con el primero una relación de contigüidad espacial, temporal o causal. Se diferencia de la sinécdoque en que en ésta la relación es de inclusión y no de sustitución: pars pro toto o totum pro parte.

Mientras que en la metáfora la sustitución entre los términos es paradigmática, pues los dos pertenecen a campos semánticos diferentes, en la metonimia la sustitución es sintagmática: efecto por la causa, causa por el efecto, lo físico por lo moral, la materia por la obra, el continente por el contenido, lo abstracto por lo concreto, lo concreto por lo abstracto, el autor por la obra, el lugar de procedencia por el objeto que procede de allí, el epónimo por la cosa.

pars pro toto [sinécdoque]

la parte por el todo; tomar la parte por el todo; la parte representa el todo; tomas las cualidades constitutivas de la parte para definir el todo

La expresión designa una de las formas de sinécdoque, figura retórica perteneciente al grupo de los tropos [del griego συνεκδοχή (synekdoché) ‘comprensión de varias cosas a la vez’].

La expresión antónima: totum pro parte ‘el todo por la parte’.

Hay sinécdoque cuando se designa el género para designar la especie: los mortales (‘los seres humanos’); cuando la parte pasa a designar el todo: cincuenta cabezas de ganado (‘cincuenta reses’), el andaluz es alegre (‘los andaluces’), renta per cápita (‘renta por persona’), Inglaterra (‘Reino Unido’).

En filosofía se habla de pars proto toto para referirse a una conclusión falsa que extiende las cualidades de una parte o de las partes al todo: “Las piezas de las que está compuesto el armario pesan poco, luego el armario pesa poco”.

partúrient montes, nascétur ridículus mus

las montañas se ponen de parto y alumbran un diminuto ratón; los montes se ponen a parir con gran estruendo y dan a luz un ridículo ratón; tanta espectación para nada

Un proverbio griego dice Ὤδινεν ὄρος τίκτεται μῦς (ódinen óros tíktetai mús): ‘está de parto el monte y da a luz un ratón’. La versión latina es de Quinto Horacio Flaco (65 a.C.–8 d.C.) en Ars poetica, 139: Parturient montes, nascetur ridiculus mus (se ponen de parto los montes y dan a luz un ridículo ratón). Con este dicho, Horacio ataca a los poetas que anuncian obras geniales que luego son un chasco. La frase de Horacio la popularizó en alemán Martín Lutero: Die Berge gehen schwanger und wird eine Maus draus, que pasó al alemán moderno como Berge kreißen, doch sieh: heraus kriecht ein winziges Mäuslein.

La expresión se aplica como burla cuando a grandes promesas siguen resultados ínfimos y ridículos.

pássim       

por doquier; [se usa en las citas bibliográficas para indicar que hay referencias de una cosa en diversas partes de la obra que se cita]

paterfamilias

cabeza de familia

pauca, sed bona

poco, pero bueno

Dícese sobre todo de los escritores que escriben pocas obras pero de calidad.

paulo maiora canamus

cantemos cosas un poco más elevadas

Verso de Virgilio (Églogas, IV, 1). Esta locución sirve de transición para pasar de un asunto menos a otro más importante.

Pax Romana

La llamada paz romana constituye un largo período de paz que el Imperio Romano impuso a los pueblos sometidos. El sistema legal romano se impuso en las regiones que anteriormente habían mantenido constantes luchas y disputas entre caciques, ciudades y jefes tribales. El derecho y la administración romana unificaron y pacificaron a los pueblos que disfrutaron un período de relativa calma. La pax romana comienza en el 19 a.C. con el fin de las guerras civiles y dura hasta la muerte de Marco Aurelio en el 180 d.C.

El concepto de Pax Romana fue acuñado por el historiador latino Linio el Joven (61-114 d.C.) en su panegírico a Trajano. Se refiere a la situación de paz que reinó durante dos siglos dentro de las fronteras del Imperio Romano. En la práctica más que una realidad fue un ideal de Octavio Augusto y los emperadores que lo sucedieron, pues hubo siempre insurrecciones de los pueblos sometidos. El concepto pasó a la historia con el significado de situación pacífica fruto de una sumisión impuesta a la fuerza. Hoy, jurídicamente hablando, se utiliza el concepto para definir cualquier acuerdo o consenso alcanzado tras largas negociaciones y con mucha dificultad.

peccata minuta

pecados leves: faltas de poca importancia

pecunia non ólet

el dinero no huele; el dinero no apesta: el dinero no tiene que ver con su procedencia

En la vieja Roma, la orina recogida en las letrinas públicas era usada por los curtidores para curtir pieles. El emperador Vespasiano (69-79 d.C.) estableció un nuevo impuesto sobre las letrinas y sobre la orina en ellas recogida, ya que era utilizada por los artesanos para sus labores y negocios. El hijo de Vespasiano, futuro emperador Tito, recriminó a su padre por querer sacar dinero de las letrinas, a lo que Vespasiano respondió: “pecunia non olet” (‘el dinero no huele’). En alemán se sigue empleando esta frase clásica traducida: “Geld stinkt nicht”.

pecunia pecuniam parere non potest

el dinero no puede crear dinero

péplum

Voz tomada del latín peplum, que significa, en el lenguaje del cine, ‘película ambientada en la Antigüedad clásica’: «Una de las variantes de mayor éxito ha sido la llamada de romanos o péplum» (Plaza/Redondo Cine [Esp. 1993]). Su plural es péplums. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 495]

per áccidens

por accidente; accidentalmente; por casualidad; circunstancialmente

Loc. lat. que significa ‘por accidente, circunstancialmente’. Es propia del lenguaje filosófico: «El médico, per se, cura; per áccidens, escribe novelas» (Mindán Filosofía [Esp. 1969]). Se opone a per se. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 496]

Desempeñar un cargo per áccidens.

per ánnum

por año

per áspera ad astra

[= ad augusta per angosta]      

a resultados grandes por vías difíciles: valorar un triunfo obtenido a costa de grandes deficultades

per cápita   

por cabeza; por individuo; por pesona [ver: renta per cápita]

Loc. lat. que significa ‘por cabeza, por individuo’. Se usa normalmente en referencia a una variable económica que se distribuye entre los componentes de un grupo: «Los países que más gastaron per cápita en defensa en 1995 fueron Chile [...], Argentina [...] y Uruguay» (Universal [Ven.] 9.10.96). Se aplica frecuentemente al sustantivo renta: «Los países desarrollados tienen una alta renta per cápita» (Tusell Geografía [Esp. 1995]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 496]

Se utiliza en el lenguaje económico cuando se divide el producto nacional entre todos los ciudadanos de esa nación para saber a lo que toca a cada individuo, es lo que se llama renta per cápita

per céntum

por ciento

per díem

por día; diariamente

per fas et per nefas

por bien o por mal; por lo lícito y lo ilícito; por todos los medios posibles

per os

por vía oral: forma de ingerir preparados fármacos

per pedes apostolorum

ir a pie; ir a pie como los apóstoles; ir en la mula de San Francisco

per saécula saeculórum / per saécula saeculórum amen

por los siglos de los siglos; por los siglos de los siglos amén

Se usa para indicar la larga duración de una cosa y se utiliza como final en muchas oraciones de la Iglesia para significar la eternidad de Dios.

Forma hispanizada: per sécula seculorum; in sécula; in sécula seculórum; para sécula; para in sécula [del latín saecŭla, siglos] = eternamente; por los siglos de los siglos; para siempre; para siempre jamás.

Me temo que este tío se va a quedar a vivir con nosotros per sécula seculorum, no le vamos a poder echar de casa.

per se

con toda propiedad; por sí; por naturaleza

Dícese de lo que tiene existencia por sí propio.

Loc. lat. que significa ‘por sí mismo, por su naturaleza’: «No pretendemos por eso afirmar que la moral es subjetiva per se» (Ramis Esencia [Ven. 2002]). En lenguaje filosófico se opone a per áccidens. Solo puede usarse en referencia a la tercera persona gramatical. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 498]

perículum in mora

peligro en la demora / el peligro aumenta si se demora una decisión o si se espera por una decisión judicial

Se aplica esta máxima para justificar acciones cautelares. En el presupuesto de perículum in mora descansa la adopción de medidas cautelares anticipatorias para los casos en que la existencia de un peligro de daño jurídico pueda derivar del retardo, a veces necesario, en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales encomendadas a los jueces. Genéricamente, el peligro por retardo, o en el retardo, no es otra cosa que el riesgo de la tutela jurisdiccional constituido por el transcurso del tiempo necesario para su realización. El perículum in mora que constituye la base de este presupuesto en las medidas cautelares, no es el peligro de daño jurídico, sino que es específicamente el peligro del daño marginal que podrá derivarse del retardo de la providencia definitiva.

perinde ac cadáver 

como un cadáver: ciega obediencia

perpétuum móbile

el móvil perpetuo; el movimiento perpetuo

El móvil perpetuo es una máquina hipotética que sería capaz de continuar funcionando eternamente, tras un impulso inicial, sin necesidad de energía externa adicional, cosa que violaría la primera y segunda leyes de la termodinámica clásica.

persona grata

persona que agrada

persona non grata

persona indeseable; desagradable

Loc. lat. que significa ‘persona no grata’ y se usa en referencia a la persona considerada indeseable por un Gobierno o institución: «Yo había comenzado a ser persona non grata» (Laín Descargo [Esp. 1976]). Normalmente se usa con el verbo declarar: «Por nimiedades declaró persona non grata al embajador de Estados Unidos» (Salvador Ecuador [Ec. 1994]). Esta locución latina solo es válida en singular, por lo que no debe usarse la fórmula *personas non gratas para el plural; en ese caso es mejor usar el equivalente español personas no gratas: «La Cámara Municipal ha declarado personas no gratas a las autoridades del MTC» (Universal [Ven.] 7.4.97). No es admisible el empleo de *non grato como adjetivo masculino, ya que mezcla el adverbio latino non y el adjetivo español grato (el masculino singular latino sería gratus): *«Promoverá que sea declarado non grato, para que no se le permita ingresar nuevamente a territorio nacional» (Prensa [Hond.] 7.4.97); en esos casos debe usarse la locución completa persona non grata, o bien la equivalencia española no grato. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 498]

pertránsit benefaciendo

pasó haciendo bien

Palabras del apóstol San Pedro al centurión Cornelio (Hechos de los apóstoles, X, 38) para explicarle quién era Jesús, y que se aplican a los hombres cuya vida se consagró al bien de sus semejantes.

plácet

beneplacito; aprobación; visto bueno; opinión favorable [palabra latina empleada en el lenguaje diplomático]

Latinismo procedente de la forma verbal latina placet (‘place o gusta’), que se usa en español, como sustantivo masculino, con los sentidos de ‘aprobación que da un Gobierno a la persona designada para ejercer la representación diplomática de otro país en su territorio’ y, en general, ‘beneplácito o consentimiento’. Debe escribirse con tilde por ser palabra llana acabada en consonante distinta de -n o -s. El plural es plácets: «El canciller [...] solicitó [...] los plácets de cinco embajadores» (Clarín [Arg.] 15.11.99). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 504]

plaudite, cives

aplaudid, ciudadanos

pluralia tantum

palabra que sólo tiene forma plural: nupcias, andas

plus

más; gratificación; sobresueldo

‘Gratificación que suele darse en circunstancias extraordinarias’ y ‘añadido o suplemento’. Su plural es pluses: «Se deberán concluir acuerdos sobre las horas extraordinarias [...] y los pluses de peligrosidad» (Vanguardia [Esp.] 2.11.95). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 508]

plus aequo

más de lo justo

plus minusve

más o menos

Expresión latina empleada en castellano en el mismo sentido.

plus ultra

más allá

Loc. lat. que significa ‘más allá’. Surge por oposición a non plus ultra y aparece como divisa en las columnas del escudo de España, en referencia al hallazgo del Nuevo Mundo. Se usa como locución adverbial: «Una recta horizontal que proyecta hacia adelante, plus ultra, el sueño revolucionario que todo hombre esconde en su corazón» (MtzAlbertos Noticia [Esp. 1978]); o como locución nominal masculina: «Esos filósofos pasan del hombre al plus ultra de la metafísica» (Rolla Familia [Arg. 1976]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 508]

pódium

podio. ‘Plataforma elevada donde se sitúa a alguien a quien se quiere otorgar preeminencia’. Su plural es podios: «Ganador consecuente, siempre está en los podios» (Universal [Ven.] 21.4.93). Debe preferirse esta forma hispanizada a la variante etimológica latina pódium. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 510]

post data / P.D.

después de dada; añadido final a una carta; después de lo dicho o escrito

post féstum

pasada la fiesta; demasiado tarde; mucho después

post hoc, ergo própter hoc

después de esto, luego a consecuencia de esto

Fórmula con que se designaba en la escolástica el error que consiste en tomar como causa lo que sólo es un antecedente.

post merídiem / p. m.

después del mediodía y hasta antes de la medianoche

Loc. lat. que significa ‘después del mediodía’. Se pospone, normalmente en su forma abreviada p. m., a las referencias horarias posteriores a las doce del mediodía. Solo es pertinente cuando en la indicación de las horas se utilizan los números del 1 al 12: «Hasta el sábado 13 de septiembre, a las 5 p. m.» (Tiempo [Col.] 4.9.97). Si en la indicación de las horas se emplean los números del 0 al 23, su uso es innecesario y rechazable: *a las 17 p. m. Se opone a ante merídiem. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 515]

post mórtem

después de la muerte; después de muerto; después de muerta

Loc. lat. que significa ‘después de la muerte’. Puede usarse como locución adjetiva o adverbial: «Un tribunal belga reconoció como válido el matrimonio post mórtem realizado por una súbdita belga [...] tras la muerte, en accidente, de su novio» (País [Esp.] 12.2.80); «No quiere que sus hijos y nietos se lo reprochen post mórtem» (Ussía Tratado II [Esp. 1994]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 515]

Suele emplearse en el lenguaje médico y en derecho.

post mórtem nihil est

después de la muerte no hay nada

Principio de un verso de Séneca el Trágico (Troyanas, 398). El verso acaba con: ipsaque mors nihil (y la misma muerte no es nada).

post nubila, Phoebus 

después de las nubes, el sol; tras la tempestad viene la calma; tras los tiempos malos vienen otros mejores

Tras los malos tiempos vienen otros mejores. 

post pártum 

después del parto

post scríptum / P.S.

después de lo escrito: posdata

Loc. lat. que significa literalmente ‘después de lo escrito’. Se emplea como locución nominal masculina con sentido equivalente a posdata (‘texto que se añade a una carta concluida y firmada’): «El post scríptum es autógrafo del duque de Lerma» (Boronat Moriscos [Esp. 1901]). Es invariable en plural: los post scríptum. Su abreviatura es P. S. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 516]

potius mori quam foedari

antes morir que deshonrarse

Expresión latina que puede servir de divisa a los que prefieren la muerte a la deshonra.

prae mánibus 

entre manos

prima facie

a primera vista

El asunto me parece difícil prima facie.

prima luce 

al amanecer

primo mihi   

primero a mí

Máxima representativa del espíritu del egoísta.

primo occupandi

al primer ocupante (de una propiedad)

prímum vívere deínde philosophari 

primero, vivir y después, filosofar

Precepto de los antiguos por lo que uno se burla de los que no saben más que filosofar y son incapaces de buscarse medios de existencia.

Otras formulaciones alternativas: Prímum manducare deínde philosophari; prímum pánem deínde philosophari.

primus ínter pares

el primero entre sus iguales; el primero entre los dos de su misma categoría

El presidente de la república no es más que el primus ínter pares.

prínceps

Como adjetivo, dicho de la edición de una obra, ‘primera, cuando se han hecho varias’: «El texto reproduce la edición príncipe de 1624» (Abc [Esp.] 10.5.96). No debe mantenerse invariable en plural: ediciones príncipes, no *ediciones príncipe. Con el mismo sentido se emplea, aunque menos, el latinismo prínceps, que sí es invariable en plural: «Barajando las posibles fechas de la edición prínceps de la obra citada» (GmzOjea Cantiga [Esp. 1982]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 523]

principiis obsta

a los comienzos oponte

Máxima de Publio Ovidio Nasón (43-17 a.C.) que aconseja poner remedio al mal desde el principio.

prius mori quam foedari 

antes morir que mancharse

pro domo sua / pro domo

a su propio favor; en pro de la propia causa; barrer para casa

Título de una arenga de Cicerón litigando a su vuelta del destierro contra el patricio Clodio, que había confiscado sus bienes. 

Hablar pro domo sua es hablar por su propia causa. Dícese a veces pro domo.

pro forma

por mera fórmula; de acuerdo con los requisitos legales

Enviar una factura pro forma, es decir, para cumplir las formalidades.

pro indiviso

por indiviso, a una; caudales que están en comunidades, sin dividir

1. Loc. lat. que significa ‘por indiviso, sin dividir’ y se usa en referencia a los bienes que se poseen en comunidad, sin repartir: «Hipotecada una finca pro indiviso por los condueños» (Ley hipotecaria [Esp. 1909]); «Hay comunidad cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece pro indiviso a varias personas» (Código civil [Esp. 1889]).

2. A partir de la locución, se ha creado la forma simple proindiviso, que puede funcionar como adjetivo invariable o como adverbio: Hemos vendido las fincas proindiviso que nos dejó mi padre; «Hay comunidad de bienes cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece proindiviso a varias personas» (Maldonado/Negrón Derecho [P. Rico 1997]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 525]

pro memoria

por memoria; para memoria

Fórmula empleada todavía en diplomacia para recordar un derecho caducado desde hace tiempo.  

pro rata parte

prorrata; cuota que corresponde a cada uno en un reparto proporcional; en proporción

prorrata. ‘Cuota o parte proporcional en un reparto’: «Al final quedó muy por debajo de una peseta al día la igualitaria prorrata de los miembros de aquella utópica comunidad de bienes» (Laín Descargo [Esp. 1976]). Este sustantivo femenino tiene su origen en la locución latina pro rata (parte) ‘según la (parte) calculada, en proporción’; pero la grafía pro rata, en dos palabras, ha caído en desuso y debe evitarse. No debe confundirse con prorrateo (‘acción de prorratear’). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 533]

pro témpore

según el tiempo o las circunstancias

pro tribunali

ante el tribunal; en audiencia pública

proémium 

proemio; parte introductoria de un discurso

pulsate et apariétur vobis 

llamad y se os abrirá

Palabras del Evangelio (San Lucas, XI, 9) que se suelen citar para aconsejar a alguien a perseverar en sus erfuerzos.

púnica fides / fides púnica 

fe púnica; fe cartaginesa; mala fe

Acusaban los romanos a los cartagineses de infringir con frecuencia los tratados y esto les hizo emplear dicha expresión como símbolo de mala fe.

quadrívium

división en cuatro partes de las cuatro artes liberales de la Edad Media: Aritmética, Geometría, Astronomía y Música

qualis artífex pereo!

¡qué gran artista perece conmigo!

Última exclamación de Nerón al darse muerte, según Suetonio (Nerón, 44), indicando la pérdida que sufría el mundo con su muerte.

qualis páter, talis filius

tal padre, tal hijo; de tal palo tal astilla

Es raro que pueda decirse de los grandes hombres: Qualis páter talis filius. 

En español se dice: De tal palo tal astilla.

quandoque bonus dormítat Homerus

literalmente: hasta el buen Homero dormita de vez en cuando; alguna vez también se duerme Homero; también Homero se duerme de vez en cuando; también homero tiene sus despistes

Actualmente, la expresión hace referencia a los errores que, a veces, cometen los grandes escritores: hasta los grandes escritores suelen cometer faltas; los grandes escritores tienen también sus despistes; a los grandes escritores se les escapa de vez en cuando algún gazapo; también el genio se equivoca alguna vez

La frase está sacada de un verso 359 de la Ars poetica de Quinto Horacio Flaco (65 a.C.–8 d.C.). La frase original dice: Indignor, quandoque bonus dormitat Homerus (me enfada ver que hasta el eximio Homero de vez en cuando se duerme). Lo que molesta a Horacio es que Homero tiene de vez en cuando momentos de descuido, momentos en los que no está a la altura de su genio. No quiere decir que cometa faltas como un escritor cualquiera, sino que es una lástima que el excelente Homero de vez en cuando olvida algún dato. Pero estos pequeños detalles no empañan para nada la grandeza de Homero, al contrario, disculpa la grandeza del genio.

Sunt delicta tamen quibus ignovisse velimus.
Nam neque chorda sonum reddit, quem volut manus et mens,
poscentique gravem persaepe remittit acutum,
nec semper feriet, quodcumque minabitur arcus.
Verum ubi plura nitent in carmine, non ego paucis
offendar maculis, quas aut incuria fudit,
aut humana parum cavit natura. Quid ergo est?
Vt scriptor si peccat idem librarius usque,
quamvis est monitus, venia caret, et citharoedus
ridetur chorda qui semper oberrat eadem,
sic mihi, qui multum cessat, fit Choerilus ille,
quem bis terve bonum cum risu miror; et idem
indignor quandoque bonus dormitat Homerus.
Verum operi longo fas est obrepere somnum.

quántum mutatus ab illo!

¡cuán distinto de como era!; ¡cuán diferente de lo que antes era!

Palabras que pone Virgilio (Eneida, II, 247) en boca de Eneas, horrorizado al ver a Héctor que se le aparece en sueños cubierto de heridas.

quántum satis

cuanto sea bastante [en farmacia]

quántum sífficit

lo que baste [farmacia]

quántum vis

cuanto se quiera [farmacia]

qui aures audiendi, audiat

quien tenga oídos para oír, que oiga

Expresión que emplea Jesucristo, según el Evangelio, después de contar alguna de sus parábolas y que se emplea para advertir que se ebe aprovechar un consejo.

qui bene amat, benet castigat

quien bien te quiere te hará llorar; quien bien ama, bien castiga

Locución latina que expresa que cuando se quiere a una persona, se le corrige y castiga por su propio ien. En castellano se dice: Quien bien te quiere te hará llorar.

qui néscit disimulare, néscit regnare 

quien no sabe disimular no sabe reinar

Máxima política del escritor italiano Nicolás Machiavelo (1469-1527).

qui pótest capere, cápiat

quien pueda entenderlo, lo entienda

qui scríbit, bis légit

quien escribe, lee dos veces

Axioma latino. Para comprender y retener un texto, no hay nada mejor que copiarlo.

quid

qué

ese es el quid de la cuestión

‘Esencia o punto clave’: «Apeló al problema económico, el auténtico “quid” de la cuestión» (NProvincia [Arg.] 5.3.97). Procede del pronombre interrogativo latino quid (‘qué’). Se pronuncia corrientemente [kíd], aunque también es válida la pronunciación culta latinizante [kuíd]. Se usa únicamente en singular. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 550]

Se utiliza con el sentido de 'lo esencial de algo'.

quid divínum

algo divino; inspiración propia del genio

quid novi?

¿qué hay de nuevo?

quid pro quo

una cosa por otra; error que consiste en tomar a una persona o cosa por otra

Loc. lat. (pron. [kuíd-pro-kuó]) que significa literalmente ‘algo a cambio de algo’. Se usa como locución nominal masculina con el sentido de ‘cosa que se recibe como compensación por la cesión de otra’: «La demanda interpuesta por la UE contra el embargo lleva a algunos [a] criticar al presidente Clinton por haber suspendido los efectos del Título III de la Helms-Burton [...], sin un quid pro quo, esto es, sin nada a cambio por parte de la UE» (DAméricas [EE. UU.] 11.2.97). También significa ‘error que consiste en tomar a una persona o cosa por otra’: «Una sustitución de niñas [...] da lugar al quid pro quo» (Alonso Anotaciones [Esp. 1922]). No es correcta la forma *qui pro quo. Es invariable en plural: los quid pro quo. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 550]

quid pródest?

¿para qué sirve?

quid quid agis prudenter agas et respice finem

hagas lo que hagas, actúa inteligentemente y considerando el fin; hagas lo que hagas, actúa prudentemente y considerando el fin

[Anonymus Neveleti (siglo XII)]

quídam

uno; alguno

Latinismo procedente del pronombre indefinido latino quidam (‘uno, alguno’), que se usa despectivamente en la lengua coloquial para referirse a un individuo desconocido, o cuyo nombre se desea omitir, a quien no se concede ninguna importancia o valor: «El autor no es ningún quídam; es uno de los críticos y novelistas más reconocidos» (Miguel Perversión [Esp. 1994]). Se pronuncia a la manera latina: [kuídam]. Su plural es quídams. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 550]

quieta non movere 

no hay que agitar lo que está quieto

quis, quid, ubi, quibus, auxiliis, cur, quomodo, quando? 

¿quién, qué, dónde, por qué medios, por qué, cómo, cuándo?

Hexámetro técnico que encierra lo que en retórica se llama las circunstancias: la persona, el hecho, el lugar, los medios, los motivos, la menra y el tiempo. Resume también toda la instrucción criminal: ¿Quién es el culpable?, ¿cuál es su crimen?, ¿dónde lo cometió?, ¿con qué medio o con qué cómplices?, ¿por qué?, ¿de qué modo?, ¿en qué tiempo? Este exámetro nos ha sido transmitido por Marco Fabio Quintiliano (30-100 d.C.).

quo vadis?    

¿adónde vas?

Esta expresión se emplea hoy con el significado de ‘¿adónde nos conducirá todo esto?’, ‘¿adónde irá a parar todo esto?’, ¿adónde iremos a parar con todo esto?’, ‘¿y qué hacemos ahora?’, ‘¿adónde nos llevará todo esto?’, ‘¿cómo va a seguir todo esto?’

Según la leyenda, el apóstol San Pedro, prevenido por los cristianos de Roma del peligro que corría su vida, abandona la ciudad. A su salida por la Vía Appia, se le aparece Jesucristo que va camino de Roma portando una cruz. Pedro lo reconoce y le pregunta en latín Quo vadis, Domine? (¿adónde vas, Señor?), a lo que Jesucristo le responde en latín: Venio Romam iterum crucifigi (voy a Roma a ser crucificado de nuevo). Pedro da la vuelta y regresa a Roma donde moriría mártir.

Con el título de Quo Vadis escribió una novela el escritor polaco Henryk Sienkiewicz. Esta novela fue llevada al cine y fue un éxito de taquilla.

quod Deus coniúnxit, homo non sepárat

lo que Dios unió no lo separa el hombre

quod dixi dixi

lo que dije, dicho está; lo que dije, dicho está y no me voy a retractar de ello

Locución latina que indica que uno no tiene intención de volverse atrás o retractarse de algo que ha dicho. La expresión está hecha por analogía con la de Poncio Pilato quod scripsi scripsi.

quod erat demonstrándum [q.e.d.]

que era lo que se trataba de demostrar; que era lo que se quería demostrar; lo que había que demostrar

Traducción latina de la frase griega ὅπερ ἔδει δεῖξαι (hóper édei déixai) con la que los matemáticos griegos, sobre todo Euclides y Arquímedes, concluian sus demostraciones.

Frase que suele pronunciarse después de una demostración y que se encuentra reproducida en los libros con las iniciales: Q. E. D.

quod gratis affirmatur, gratis negatur / quod gratis affirmatur, gratis et negatur

lo que sin pruebas se afirma, no requiere pruebas para ser negado; lo que se afirma sin pruebas, sin pruebas se niega

[Esta expresión latina es uno de los principios de la lógica clásica.]

quod lícet Iovi no lícet bovi

literalmente; lo que está permitido a Júpiter no está permitido al buey; lo que está permitido a Júpiter no lo está para el pueblo bajo; lo que está permitido a uno no está automáticamente permitido a todos; los dioses tienen sus privilegios que no tienen los mortales

quod natura non dat, Salmántica non praéstat

lo que no da la naturaleza, la Universidad de Salamanca no lo ofrece; para todo se necesita talento; el que no nace no pace

quod scripsi, scripsi

lo escrito, escrito está; he escrito lo que he escrito y el asunto queda zanjado, lo escribí así y así queda escrito

«Escribió también Pilatos un letrero, y lo puso encima de la cruz; decía: JESÚS EL NAZARENO, EL REY DE LOS JUDÍOS. Leyeron entonces el letrero muchos judíos, porque el lugar donde crucificaron a Jesús era cercano; y estaba escrito en hebreo, latín y griego. Le dijeron entonces a Pilatos los grandes sacerdotes de los judíos: No escribas "El rey de los judíos", sino que él dijo "Soy rey de los judíos". Pilatos contestó: Lo escrito, escrito está.» (Evangelio de San Juan, 19, 22)

La frase en el original griego del Nuevo Testamento dice ὃ γέγραφα γέγραφα (Ho gégrapha, gégrapha). Con esta respuesta, Poncio Pilatos dejaba zanjado el asunto.

Empléase para indicar una resolución inquebrantable.

quórum (el) / quorum praesentia sufficit

literalmente: de los cuales; cuya presencia es suficiente

‘Número de individuos necesario para que un cuerpo deliberante tome ciertos acuerdos’. Aunque, por influjo de recomendaciones anteriores, aún es mayoritario el plural invariable los quórum, se aconseja acomodar esta palabra a la regla general y usar la forma quórums para el plural: «Se exige que todo acuerdo de modificación de estatutos [...] se adopte con los quórums y mayorías mínimos que la Ley establece» (BOE [Esp.] 9.6.98, 19027). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 552]

Se usa para indicar que hay un número de personas suficientes en una asamblea para votar una decisión.

quot cápita, tot sensus

cuantas cabezas, tantos pareceres; cada cabeza tiene su sentencia

La frase original es de Quinto Horacio Flaco (65 a.C.–8 d.C.) en Sermones II, 1, 27: quot capitum vivunt, totidem studiorum.

Nunca se vio semejante confusión: quot cápita, tot sensus. 

Terencio (190-159 a.C.) ha dicho en el mismo sentido (Formión, II, 4, 14): Quot hómines, tot sententiae (Cuantos hombres, tantos pareceres). 

quousque tándem, Catilina, abutere patientia nostra? 

¿hasta cuándo vais a estar abusando de nuestra paciencia, Catilina?

Así comienza el primer discurso de Cicerón contra Catilina (Catilinaria 1), cuando éste se atrevió a presentarse ante el Senado, después de descubierta su conspiración contra la República.

rara avis

pájaro raro, ave extraña: persona o cosa difícil de encontrar

Loc. lat. que significa literalmente ‘rara ave, ave extraña’ y se emplea con el sentido de ‘persona o cosa excepcional o difícil de encontrar’. Se recomienda su uso en femenino, como corresponde al sustantivo avis (‘ave’): «Von Laue había sido una rara avis entre los físicos alemanes de su generación» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]). No obstante, en registros menos esmerados no es infrecuente encontrarlo usado en masculino cuando se refiere a una persona o cosa de este género: «Moulian se ha convertido en un rara avis dentro de los intelectuales chilenos» (Hoy [Chile] 15-22.9.97). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 555]

ratio

‘Razón o relación entre dos cantidades o magnitudes’. Este latinismo es etimológicamente femenino, y así se recomienda usarlo en español: «Es fundamental conocer la ratio de habitantes por médico» (Olivera Salud [Esp. 1993]); pero por influjo de la -o final se usa hoy frecuentemente en masculino, especialmente en el ámbito de la economía, donde también puede haber influido el género masculino del sustantivo índice: «La entidad tiene unos ratios de solvencia y rentabilidad generalmente superiores a otras instituciones financieras» (Mundo [Esp.] 7.9.94). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 556]

ratio essendi

razón de ser

rebus sic stántibus

(estando) así las cosas; ante este estado de cosas

referéndum / ad referéndum

literalmente: para consultar

Hoy se significa convocar un refrendo o plebiscito someter una cuestión o una decisión política al voto de todo un pueblo. 

referendo. ‘Procedimiento jurídico por el que se someten al voto popular leyes o actos administrativos’: «El pueblo expresó su criterio en un referendo» (Excélsior [Méx.] 21.10.96). Su plural es referendos. Debe preferirse esta forma hispanizada a la variante etimológica latina referéndum. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 564]

relata réfero 

refiero lo referido; refiero lo que he oído

renta per cápita      

ingresos por persona [se usa en estadística]

réquiem        

descanso

‘Composición musical que se canta con el texto litúrgico de la misa de difuntos’. También se llama réquiem o misa de réquiem a la misa de difuntos. Su plural es réquiems: «No todo fueron réquiems en la República de las Letras de México» (Excélsior [Méx.] 14.9.01). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 571]

requiéscat in pace / R.I.P.

¡descanse en paz!

Palabras que se cantan en el oficio de difuntos y que se suelen escribir sobre las tumbas.

res, non verba  

hechos, no palabras; realidades, no palabras

Expresión latina que se emplea para decir que hacen falta actos, efectos y no palabras. En español: obras son amores y no buenas razones.

res nullius

cosa de nadie; algo que no tiene dueño

Lo que no pertenece a nadie.

La tierra no se considera nunca como res nullius.

res nullius, primi occupandi sunt 

las cosas que no tienen dueño pertenecen al primer ocupante

res pública

cosa pública

rictus

gesto facial; mueca

rígor mortis

rigidez cadavérica; rigidez progresiva después de la muerte

Loc. lat. que significa literalmente ‘rigidez de muerte’. Se usa como locución nominal masculina para referirse a la rigidez que adquiere un cadáver a las pocas horas de la muerte: «El rígor mortis comenzaba a endurecer las extremidades de su víctima» (Chao Altos [Méx. 1991]). El primer elemento se pronuncia [rrígor], no *[rrigór]. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 577]

Mediante el grado de rigidez progresiva de un cadáver se puede establecer con cierta exactitud el tiempo que lleva muerta una persona. 

rísum teneatis! 

¡que tengáis risa!; que os riáis bien

Roma locuta, causa finita

habló Roma, asunto concluido; cuando habla Roma, termina la causa; cuando Roma habla, se acabó la discusión

Locución que se refiere a la decisión inapelable del Tribunal de la Rota y aplicada también, por extensión, a cualquier veredicto de una autoridad o tribunal supremo. 

El Tribunal de la Rota romana decide en apelación las causas eclasiásticas del orbe católico.

salus pópuli suprema lex est

sea la ley suprema la salvación del pueblo

Máxima del Derecho público en Roma: Todas las leyes particulares deben olvidarse cuando se trata de salvar la patria (Ley de las XII Tablas).

sancta sanctórum

el lugar más santo o sagrado

sanctasanctórum. ‘Parte más oculta y reservada de un lugar’. Es voz masculina: «Los huelguistas llegaron ayer hasta el mismísimo sanctasanctórum de la economía francesa» (Mundo [Esp.] 15.12.95). Tiene su origen en la locución latina sancta sanctórum (literalmente, ‘parte o lugar más santo de los santos’), que es como se denominaba la parte interior y más sagrada del tabernáculo erigido por los judíos en el desierto y, después, del templo de Jerusalén. Se pronuncia corrientemente [santasantórum]. Es preferible la forma simple a la grafía en dos palabras sancta sanctórum. Su plural es sanctasanctórums. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 586]

sapere aude [Quinto Horacio Flaco (65-8 a.C.)]

ten valentía de servirte de tu propio entendimiento; atrévete a servirte de tu propio entendimiento; atrévete a conocer; atrévete a saber; ten el valor de usar tu propia razón; tener el valor de usar tu habilidad para pensar; atrévete a pensar con tu propia cabeza; atrévete a hacer uso de tus capacidades mentales; ten valor de servirte de tu propia razón

schola cantorum 

escuela de cantores

scripsit / scr.

escribió

secúndum arte

según el arte; artificialmente

senatus pupulusque romanus / SPQR

el senado y el pueblo romano

senectus ipsa est morbus

la misma vejez es una enfermedad

sénior

más viejo

1. Voz procedente del comparativo latino senior (‘más viejo’), cuyo uso actual en español se ha revitalizado por influjo del inglés. En español debe escribirse con tilde por ser palabra llana terminada en consonante distinta de -n o -s. Se opone a júnior y hoy se usa con los sentidos siguientes:

a) Se pospone al nombre propio de una persona, para distinguirla de un pariente de menor edad que tiene el mismo nombre, normalmente el hijo: «Felipe González sénior volvió a casarse dos años después de fallecer Juana Márquez» (Gutiérrez/Miguel Ambición [Esp. 1989]). Para distinguir al padre del hijo se usa tradicionalmente en español la voz padre, opción más recomendable: «Alejandro Dumas padre lo convirtió en protagonista de dos de sus novelas» (Vidal Ocultismo [Esp. 1995]).

b) En el ámbito deportivo, ‘[deportista] de la categoría superior, por edad o por méritos’: «Llegó a ser campeón de Galicia infantil, sénior y absoluto» (Mundo [Esp.] 30.9.96). Como sustantivo, es común en cuanto al género: «La sénior Cristina Valle se adjudicó el Campeonato Internacional de Estoril» (Canarias 7 [Esp.] 30.4.99). Como adjetivo significa también ‘de los séniores’: «Fuimos el mejor club gallego en categoría sénior» (VGalicia [Esp.] 13.12.00).

c) Referido a un profesional, ‘de mayor edad y, por tanto, de más experiencia que otro’: «El tercer punto de pesquisa queda bajo la responsabilidad del investigador sénior y de su auxiliar» (Aguirre Antropología [Méx. 1986]). A veces designa al profesional de mayor rango, independientemente de su edad.

2. Aunque para el plural suele usarse mayoritariamente la forma anglicada *séniors, se recomienda acomodar esta palabra a la morfología española y usar el plural séniores. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 594]

sensu lato

ver: lato sensu

sensu stricto

ver: stricto sensu

sermo rústicus

habla rústica

sermo urbanus

habla urbana

sermo vulgaris

habla vulgar

sérvum pécum

rebaño servil: imitadores o aduladores

sesquipedalia verba

palabras de pie y medio de largo: no se deben usar palabras demasiado largas

si quid agis, prudenter agas et respice finem

hagas lo que hagas, actúa inteligentemente y considerando el fin; hagas lo que hagas, actúa prudentemente y considerando el fin

[Anonymus Neveleti (siglo XII)]

si tacuisses - philosophus mansisses!

te hubieras callado y hubieras quedado como un filósofo

si vis pácem, para béllum

si quieres la paz, prepara la guerra; si quieres la paz, prepárate para la guerra

La frase proviene de un texto romano del filósofo Flavio Vegecio (Instit. rei milit., III, Pról.) a finales del siglo IV de nuestra era: Qui desíderat pacem, praepáret bellum. De ahí viene el nombre que se le da a la Munición 9mm: Parabellum.

sic

así

sic ítur ad astra

así se llega a los astros

sic tránsit gloria mundi 

así pasa la gloria de este mundo

Palabras sacadas de la Imitación de Cristo (I, 3, 6) de Tomás de Kempis, dirigidas al Soberano Pontífice, en el momento de su elevación, par recordarle la fragilidad de todo el podería humano.

sicut tábula rasa

ver: tánquam tábula rasa

sicut vita, finis ita

como fue la vida, así será la muerte: „quien mal anda, mal acaba“

similia simílibus curántur 

para enfermedades similares, remedios similares

Ver: contraria contrariis curántur

simpósium

simposio. Voz tomada del griego sympósion (‘banquete’), que se emplea con el sentido de ‘conferencia o reunión de especialistas para tratar un determinado tema’: «El simposio reunió a especialistas de la India y México» (Bonfil Simbiosis [Méx. 1993]). Su plural es simposios. Se aconseja evitar el latinismo *simpósium, que no es de uso tradicional en español y se debe al influjo del inglés symposium. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 606]

sine anno

sin año, sin fecha

sine causa

sin causa alguna

sine diábolo nullus dóminus

sin diablo no hay señor

sine díe

sin día; sin fecha fija; sin fecha determinada; sin fijar plazo; sin fijar el día; pospuesto indefinidamente

Loc. lat. que significa literalmente ‘sin día’. Se emplea con el sentido de ‘sin fijar una fecha o plazo’: «El juicio puede demorarse sine díe» (Salarrullana Sectas [Esp. 1990]); «Tal vez desee pedir un aplazamiento sine díe» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 606]

Se emplea en lenguaje parlamentario o diplomático: Aplazar la discusión sine die.

sine ira et studio 

sin enojo ni pasión: con perfecta acuanimidad

sine loco et anno

sin lugar ni fecha

sine qua non

condición sin la cual no; condición indispensable

Loc. lat. (pron. [sine-kuá-non] o [sine-kua-nón]) que significa literalmente ‘sin la cual no’. Se emplea con el sentido de ‘[condición] que resulta indispensable para algo’: «La democracia es una condición sine qua non para pertenecer al Mercosur» (DAméricas [EE. UU.] 4.3.97). Aunque el pronombre latino qua es femenino singular (pues en latín esta locución se aplicaba solo al sustantivo condicio ‘condición’), en español esta expresión se ha lexicalizado y no solo se usa referida a condición, sino también a sustantivos similares de uno u otro género, como característica, requisito, etc., y tanto en singular como en plural: «Esta evacuación es una de las condiciones sine qua non presentadas por Yasser Arafat para reanudar las negociaciones» (Vanguardia [Esp.] 22.3.94); «La coordinación deviene un requisito sine qua non del trabajo en las regiones de refugio» (Aguirre Antropología [Méx. 1986]). En estos casos es preferible usar los adjetivos españoles indispensable o inexcusable. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 606-607]

sine témpore / s.t.

Ver: cum témpore / c.t.

sint ut sunt, aut non sint

sean como son, o que no sean

Empléase para dar a entender que se trata de un cambio sustancial, que no se puede aceptar a ningún precio.

sit tibi terra levis

¡que la tierra te sea leve!

Inscripción tumularia frecuentemente empleada.

sit transit gloria mundi

así pasan las cosas de este mundo

sit venia verbo        

permítaseme la frase; permítaseme la expresión; con permiso sea dicho; [en conferencia] si me permiten la expresión

sol lúcet ómnibus    

el sol brilla para todos

Todos tenemos derecho a disfrutar de ciertas ventajas naturales.

solárium 

solario. ‘Terraza o lugar reservado para tomar el sol’: «El solario, con una capacidad para 200 personas, está dotado de varias duchas» (País [Esp.] 1.8.86). Su plural es solarios. Debe preferirse esta forma hispanizada a la variante etimológica latina solárium. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 611]

spíritus promptus es, caro autem infirma

el espíritu está pronto, pero la carne es débil

sponte sua

por propio impulso; espontáneamente

Obrar sponte sua.

stádium

estadio

1. ‘Recinto en que se celebran competencias o competiciones deportivas’: «El estadio está a reventar» (Morena Silencios [Esp. 1995]). El uso del latinismo stádium es innecesario, y se debe más al influjo inglés que a razones cultistas: «Salimos para el stádium El Campín, a ver el segundo juego entre el Millonarios y el Real Madrid» (Che/Granado Viaje [Arg. 1992]). Es inadmisible la forma *estádium, que no es ni latina ni española.

2. También significa ‘etapa o fase de un proceso’: «Su efecto letárgico y apaciguador iba cediendo paso a una fase de euforia activa, cuyo estadio siguiente era la sed» (Aguilar Golfo [Méx. 1986]). Es errónea la acentuación *estadío, a pesar de ser frecuente en textos médicos. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 274]

statu quo

en el estado actual; en el mismo estado

Loc. lat. (pron. [estátu-kuó], no *[estátu-kúo]) que significa literalmente ‘en el estado en que’. Se emplea como locución nominal masculina con el sentido de ‘estado de un asunto o cuestión en un momento determinado’: «¿Cómo es posible que usted haya osado romper el statu quo tan difícilmente establecido entre las comunidades y los propietarios?» (Scorza Tumba [Perú 1988]). Es invariable en plural: los statu quo. No es correcta la forma *status quo. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 615]

statu quo ante

en el estado anterior

stella maris

estrella del mar; [referido a María]

stricto sensu

en sentido estricto

Loc. lat. que significa ‘en sentido estricto’: «El patrimonio de la comunidad (stricto sensu) es un patrimonio en conservación» (Maldonado/Negrón Derecho [P. Rico 1997]). Son erróneas las formas *strictu sensu y *stricto senso. Se opone a lato sensu. También puede decirse sensu stricto: «Intentar predecir el futuro es tarea demasiado arriesgada como para planteársela sensu stricto» (SchzRon Ciencia [Esp. 1995]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 616]

stultorum infinitus est númerus  

el número de los tontos es infinito

Palabras del Eclesiastés para ponderar el gran número de necios que existen en todos los tiempos.

suaviter in modo, fortiter in re

suave en las formas, duro en el fondo

sub conditione

bajo condición

sub iúdice / sub júdice

literalmente: bajo el juez

pendiente de resolución judicial; la instrucción de un sumario judicial aún no se ha hecho público; la sentencia está aún sujeta a la instrucción o decisión final de un juez

sub iúdice. Loc. lat. (pron. corriente [sub-yúdise, sub-yúdize]; pron. latinizante [sub-yúdike]) que significa literalmente ‘bajo el juez’. Se usa con el sentido de ‘pendiente de resolución judicial’: «El tema se encuentra sub iúdice» (País [Esp.] 1.12.88). También puede escribirse con la grafía sub júdice: «Un Consejo de Ministros en el que tiene asiento un funcionario sub júdice» (Tiempo [Col.] 31.10.96). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 617]

sub lege libertas

bajo la ley, le libertad

sub omni canone

por debajo de toda norma

"canon" significa aquí 'escala de calificaciones' destinada a calificar el rendimiento de los estudiantes

En esta expresión latina se basa la alemana unter aller Kanone sein, que significa 'ser pésimo', 'no poder ser peor', y se suele emplear para enjuiciar la calidad intelectual de algún trabajo.

sub voce

Loc. lat. (pron. corriente [sub-bóse, sub-bóze]) que significa literalmente ‘bajo la voz, bajo la palabra’. Se utiliza antepuesta a la palabra que aparece como lema o entrada de un diccionario o enciclopedia y bajo la cual se encuentra determinada información. Normalmente se emplea en su forma abreviada s. v. o s/v: «El objeto sacro se aclara a la luz del Diccionario de autoridades, [...] s. v. hyssopo» (Asensio Itinerario [Esp. 1965-71]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 617]

sublata causa, tóllitur effectus 

suprimida la causa, desaparece el efecto

Consecuencia evidente del principio filosófico: No hay efecto sin causa.

súfficit

basta

sui géneris    

a su manera; (algo) muy especial; muy suyo; peculiar; original

Loc. lat. que significa literalmente ‘de su género o especie’. Se emplea con el sentido de ‘singular o peculiar’: «Tenía un humor muy sui géneris» (Arrabal Torre [Esp. 1982]). La pronunciación corriente en español es [sui-jéneris]. Debe evitarse la pronunciación *[sui-yéneris]. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 619]

summa cum laude  

con el más alto elogio

summa summárum

en resumidas cuentas

súmmum      

lo sumo; el colmo; el grado más alto de algo

Voz tomada del latín summum (‘lo sumo’), que se usa siempre precedida de artículo con el significado de ‘el colmo o el grado más alto de algo’: «Se supone que los tribunales de justicia son el súmmum de la virtud y de la sabiduría» (Tiempos [Bol.] 13.12.96). Se usa solo en singular. Esta es la grafía hoy mayoritaria, aunque si se desea adaptar completamente este latinismo al español es preferible la forma sumun, sin tilde por ser llana acabada en -n, a súmum, con una -m final que no es normal en palabras españolas. La grafía adaptada ya se documenta en el uso: «Apuesta por las camisas claras, aunque a veces se atreve con las negras, el sumun de la nueva progresía» (VGalicia [Esp.] 22.10.04). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 619]

súmmum ius, summa iniuria        

exceso de justicia, exceso de injusticia

Adagio latino de Derecho, citado por Cicerón (De officiis, I, 10, 36). Significa que suelen comerterse iniquidades aplicando la ley de modo demasiado riguroso.

sunt lácrimae rérum          

son lágrimas de las cosas

suo témpore

a su tiempo: las cosas deben hacerse con oportunidad

Debe hacerse cada cosa suo témpore.

superávit      

literalmente: sobró

exceso; hay más ingresos económicos que gastos; los ingresos son más que los gastos

Latinismo procedente de la forma verbal latina superavit (‘excedió, sobró’), que comenzó a usarse en el lenguaje económico del siglo xviii, como sustantivo masculino, con el sentido de ‘cantidad en que los ingresos exceden a los gastos’. Debe escribirse con tilde por ser palabra llana acabada en -t. Fuera de este ámbito, significa ‘exceso o abundancia’. Su plural es superávits: «En la primera mitad de la década del ochenta se obtuvieron superávits» (Fairlie Relaciones [Perú 1997]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 619]

suprémum vale          

adiós para siempre, adiós supremo

Palabras que pone Ovidio en boca de Orfeo, cuando pierde por segunda vez a Eurídice (Metam., X, 62). 

súrsum corda

arriba los corazones: manifestación de alegría [no hay que confundirla con la palabra castellana derivada de ella, 'el sursuncorda' (supuesto personaje anónimo de mucha importancia), que se escribe en redonda]

Palabras que pronuncia el sacerdote en la misa, al comienzo del prefacio en la misa. Cítanse estas palabras para significar que uno hace llamada a los sentimientos elevados o que debemos elevar nuestro pensamiento.

"El estimulante sursum corda ('arriba los corazones'), palabras de la misa al comienzo del prefacio, se transformó en ese extraño personaje llamado surcuncorda, en quien se delega lo que uno no quiere hacer (¡Que lo haga el surcuncorda!), o a quien se está dispuesto a no obedecer, por mucha que sea su autoridad (¡No voy allí aunque lo mande el sursuncorda!)." [Lázaro Carreter, Fernando: El dardo en la palabra. Barcelona: Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, 2001, p. 367]

sústine et ábstine    

soporta y abstente

Máxima de los filósofos estoicos (en griego: Aneku kai apekhu). Soporta todos los males sin que se turbe tu alma; absténte de los placeres que pujedan perjudicar tu libertad moral.

súum cuique

a cada cual, lo suyo; a cada uno lo suyo; a cada cual lo que le pertenece

La expresión está sacada de una cita de Marcus Porcius Cato Censorius, Catón el Viejo (234-149 d.C.): “Suum cuique per me uti atque frui licet.” (Por lo que a mí toca, que cada uno haga uso y disfrute de lo que le pertenece). La idea ya se encuentra en la Politeia de Platón (427-347 a.C.) y fue adoptada como regla jurídica por el jurista romano Domitius Ulpianus (170-223 d.C.): “Suum cuique tribuere” (Asignar a cada uno lo que le pertenece). Es la definición clásica de justicia.

tábula rasa

tablilla rasa; con la mente en blanco; con la mente vacía; sin conocimientos; hacer tábula rasa de algo = prescindir de algo importante como si no existiera

ver: tánquam tábula rasa

taédium vitae

aburrimiento de la vida

El taédium vitae suele ser consecuencia de una vida inactiva y sin objeto.

tánquam tábula rasa

está como una tabla lisa; no tiene ni idea

Una persona que tiene una falta total de conocimientos suele ser comparada a una tabla rasa en la que no hay nada escrito, según la expresión latina  támquam tábula rasa, in qua nihil est scríptum. La tábula rasa hace referencia a la tabla cubierta de una capa de cera que usaban los romanos para escribir y que se podía borrar raspando la superficie de cera para volver a escribir de nuevo sobre ella, igual que en una pizarra.

Hacer tábula rasa de algo significa borrar lo escrito, deshacer lo hecho y volver a empezar.

Según Aristóteles (384-322 a.C.), el entendimiento humano no dispone de ideas innatas como quería Platón. Cada individuo nace con la mente vacía, sin cualidades innatas, de modo que todos sus conocimientos y habilidades son exclusivamente fruto del aprendizaje a través de sus experiencias y sus percepciones sensoriales. Todos sus conocimientos le vienen al entendimiento de los sentidos: nihil est in intellectu quod prius non fuerit in sensu (nada hay en el entendimiento que antes no haya estado en los sentidos). El entendimiento es pasivo. El filósofo y teólogo medieval Santo Tomás de Aquino (1225-1274) toma la teoría de Aristóteles y dice que el entendimiento es tánquam tábula rasa, in qua nihil scriptum est.

«Otros ingenios suben un grado más porque son blandos y fáciles de imprimir en ellos todas las reglas y consideraciones del arte, claras, oscuras, fáciles y dificultosas; pero la doctrina, el argumento, la respuesta, la duda y distinción, todo se lo han de dar hecho y levantado. Estos han menester oír la ciencia de buenos maestros que sepan mucho, y tener copia de libros, y estudiar en ellos sin parar; porque tanto sabrán menos, cuanto dejaren de leer y trabajar. De éstos se pude verificar aquella sentencia de Aristóteles tan celebrada: intellectus noster est tamquam tabula rasa in qua nihil est depictum, porque todo cuanto han de saber y aprender lo han de oír a otro primero, y sobre ello no tienen ninguna invención.» [Juan Huarte de San Juan: Examen de ingenios para las ciencias.]

Esta idea de entendimiento como tábula rasa, la popularizó más tarde en la filosofía moderna el filósofo inglés John Locke (1632-1704), y enlaza con el debate intelectual del mito del buen salvaje o el de el fantasma en la máquina.

tarde veniéntibus, ossa

para los que llegan tarde, lo huesos; el que llega tarde ni oye misa ni come carne; para el último no hay cuchara; los huesos para los ausentes

Te Deum

tedeum. ‘Cántico religioso de acción de gracias que comienza con las palabras latinas Te Deum’ y ‘ceremonia o liturgia de acción de gracias’: «Entonó con fuerte voz un tedeum» (Fisas Historias [Esp. 1983]). Debe escribirse sin tilde, pues la combinación -eu- se considera diptongo a efectos de acentuació. Su plural es tedeums: «La imagen se expuso en altar público y se le celebraron tedeums y novenarios» (González Dios [Méx. 1999]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 629]

témpora mutántur / témpora mutántur, nos et mutámur in illis

los tiempos cambian; los tiempos están cambiando y nosotros con ellos

Al emperador Lotario I  (795-855) se debe la variante omnia mutántur, nos et mutámut in illis.

tempus fúgit

el tiempo pasa

términus a quo        

límite desde el cual; límite a partir del cual: fecha en que comienza un plazo

términus ad quem  

límite hasta el cual: fecha en que termina el plazo

En el intervalo comprendido entre el términus a quo y el términus ad quem, se encuentra la fecha aproximada de un hecho cuya fecha cierta se ignora.

tértium non dátur   

queda excluido un tercero: no hay más alternativa

testis unus, testis nullus    

testigo solo, testigo nulo

Adagio de jurisprudencia que se emplea para dar a entender que el testimonio de uno solo no basta para establecer en justicia la verdad de un hecho.

tímeo Danaos et dona ferentes     

temo a los griegos y a los dones que ofrecen; desconfío de los griegos cuando hacen ofrendas o presentes

Palabras de Virgilio (Eneida, II, 49) puestas en boca del sumo sacerdote Laocoonte para disuadir a los troyanos de meter en la ciudad el famoso caballo de madera que los griegos había abandonado en la playa. Expresa que debemos desconfiar de un enemigo por generoso que nos parezca.

tímeo hóminem unius libri

es temible el hombre que sólo conoce un libro; temo al hombre de un solo libro

Pensamiento de Santo Tomás de Aquino: El hombre que sólo conoce un solo libro, pero lo conoce bien, es un adversario temible. Dase a veces otro sentido a esta frase: Temo al hombre que sólo conoce un libro y por él juzga de todo lo habido y por haber.

tolle, lege      

toma, lee

totídem verbis         

en toda la extensión de la palabra

toties quoties           

en cuantas ocasiones se presentan

toto caelo differre

ser algo totalmente distinto / ser algo completamente distinto / diferir totalmente

El idealismo del Quijote difiere toto caelo del idealismo germánico.

Lo que esta inteligencia hace no es conceptos sino la aprehensión de lo sentido como real. No es, pues, un intelectualismo. Es algo toto caelo distinto: es lo que yo llamaría un inteleccionismo.

totum pro parte [sinécdoque]

el todo por la parte

La expresión designa una clase de sinécdoque, figura retórica perteneciente al grupo de los tropos. La expresión antónima: pars pro toto ‘la parte por el todo’.

Ejemplos: China gana la medalla de oro [‘los atletas chinos’]; Alemania gana la final de la Copa de la Europa [‘el equipo alemán’]; América [‘Los Estados Unidos de América’]; España lamenta la muerte de tres soldados en Afganistán; Toda la ciudad se lanzó a la calle en señal de protesta por el atentado terrorista.

Ver: pars pro toto

tótum revolútum    

todo revuelto; cosa revuelta; revoltijo; cajón de sastre

Loc. lat. que significa literalmente ‘todo revuelto’. Se emplea como locución nominal masculina con el sentido de ‘revoltijo’: «Antes, el Conservatorio era un “tótum revolútum” que juntaba a niños de primero de solfeo con profesionales» (Abc [Esp.] 24.5.96). No es correcta la forma *tótum revoluto. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 646]

totus tuus     

todo tuyo

tráhit sua quemque voluptas       

cada cual tiene una afición que le arrastra

Máxima de Virgilio (Églogas, II, 65) que significa que cada cual tiene sus inclinaciones particulares.

tránseat        

pase; [para consentir una afirmación que no importa conceder o negar]

tres faciunt collegium

tres ya forman colegio; tres ya forman corporación

El emperador Justiniano mandó hacer una compilación de las normas jurídicas (Corpus Juris Civilis). En el segundo tomo dice: Neratius Priscus tres faciunt existimat collegium (como sostiene Neratius Piscus, tres hacen colegio). Con ello se indica que para formar una sociedad, colegio o corporación, se necesita la presencia de por lo menos tres personas. Desde la Edad Media, para que un profesor o docente pudiera dar una clase en la universidad tenía que tener por lo menos dos oyentes, de modo que el docente + dos estudiantes formaban un colegio de tres.

tu, áutem      

pero tú: persona, cosa precisa

tu felix austria nube

Ver: bella gerant alii, tu felix austria nube

tu, Marcellus eris    

promesa que no ha de cumplirse

tu quoque, fili mi!    

¿tú también me traicionas?; de tí no esperaba esto

Se emplea como queja por la ingratitud que alguien muestra ante los beneficios recibidos.

¡Tú también, hijo mío!, dijo Gaius Iulius Caesar, 100-44 a.C.), Julio César, al descubrir que entre los conspiradores estaba también Bruto empuñando el puñal para asesinarlo (15 de marzo del 44 a.C.). Bruto era su protegido, según otros era su hijo adoptivo o incluso podía ser su hijo ilegítimo.

Pero César no pronunció estas palabras en latín, sino en griego, que era entonces la lengua que usaba la clase alta en la conversación. Nos lo refiere Suetonio:

"De esa manera fue herido con 23 puñaladas y sólo dio un gemido al primer golpe, pero sin decir una sola palabra. Aunque fueron muchos los que le traicionaron, se dirigió a Bruto que venía hacia él con estas palabras griegas: καὶ σὺ τέκνον [kai su téknon], que quiere decir: “¿Tú también, hijo mío?" (Vida de César, 82, 3).

tua res ágitur           

se trata de tu interés; en tu propio interés; se trata de un asunto que te afecta

ubi bene, ibi patria

donde uno se encuentra bien, allí está la patria; donde se está bien, allí está la patria

Recuerda el verso de Pacuvio, citado por Cicerón (Tusculanas, V, 37): Patria est ubinque es bene.

ubi sunt / ubi sunt qui ante nos in mundo fuere?

¿dónde están?; ¿dónde han quedado?; ¿dónde están todos aquellos que nos han precedido?

[ (de los sermones de la Edad Media): ¿dónde han quedado todos aquellos que nos han precedido en este mundo?]

Ubi sunt? es un tópico literario utilizado en la literatura romana y transmitido tanto a la literatura occidental y significa literalmente ¿dónde están?; ¿dónde han quedado? Hace referencia a lo fugaz y contingente de las glorias de este mundo. Se usa para preguntar por personalidades desaparecidas y para recordar que la muerte nos iguala a todos. Un ejemplo lo encontramos en la obra de Jorge Manrique (1440-1479) Coplas a la muerte de su padre:

¿Qué se hizo el Rey Don Juan?

Los Infantes de Aragón

¿qué se hicieron?

¿Qué fue de tanto galán,

qué de tanta invención

que trajeron?

¿Qué se hicieron las damas,

sus tocados y vestidos,

sus olores?

¿Qué se hicieron las llamas

de los fuegos encendidos

de amadores?

¿Qué se hizo aquel trovar,

las músicas acordadas

que tañían?

¿Qué se hizo aquel danzar,

aquellas ropas chapadas

que traían?

ubique diabolus

el demonio está en todas partes

última ratio  

como razón última; como último argumento

última ratio régum 

último argumento de los reyes

Divisa que hizo grabar Luis XIV de Francia en sus cañones.

ultimátum    

último plazo; último aviso; resolución definitiva

‘Condiciones últimas que se imponen de modo terminante y definitivo’. Su plural es ultimátums: «Cuba tiene especial alergia a los plazos y a los ultimátums» (Granma [Cuba] 5.96). La adaptación ultimato (pl. ultimatos), a diferencia de las formas hispanizadas de otros latinismos, no ha triunfado en el uso. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 656]

Con un ultimátum se especifica un tiempo límite para el cumplimiento de una exigencia e implica una amenaza en caso de que la exigencia no se satisfaga. Normalmente un ultimátum se lanza tras una serie de peticiones o de negociaciones y con él se sobreentiende que no habrá ninguna negociación posterior.

únguibus et rostro

con los dientes y las uñas; con las uñas y el pico; con toda la fuerza; con todo esfuerzo; denodadamente

unísono         

en el mismo tono; al mismo tiempo

únum et ídem    

una misma cosa

urbi et orbi

a los cuatro vientos; a la ciudad de Roma y al mundo entero; a todas partes

Loc. lat. que significa literalmente ‘a la ciudad [de Roma] y al mundo’. Se emplea en referencia a la bendición papal que se extiende a todo el mundo: «El Papa impartió la bendición urbi et orbi» (Vanguardia [Esp.] 17.4.95). También se usa con el sentido de ‘a los cuatro vientos, a todas partes’: «Para distinguir en ese instante al chamaquillo [...] gritando urbi et orbi: acérquense, diversión gratis» (Fuentes Cristóbal [Méx. 1987]); «La extensión urbi et orbi de las aspiraciones democráticas» (País [Esp.] 2.6.84). No es correcto usar *orbe en lugar de orbi. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 658]

usus tyrannus

nos tiraniza la costumbre; nos tiraniza la inercia de la costumbre

el uso es el que impone las reglas al lenguaje

La frase original es de Quinto Horacio Flaco (65 a.C.–8 d.C.) en Sátiras, 2, 71 y 72: usus quem penes arbitrium est et ius et norma loquendi (la lengua está sometida al uso; él es el que dicta las normas y establece lo que es correcto). Como dijo Lutero: Die natürliche Spräche ist Frau Kaiserin (la lengua natural es la señora emperatriz).

ut ántea

como antes

ut infra

como abajo

ut retro = ut infra 

como detrás

ut supra

como más arriba

Fórmula que se emplea con frecuencia en los documentos para remitir a lo que antecede. También se dice Vide supra (véase más arriba).

Las locuciones ut retro y ut infra tienen análogo empleo.

uti, non abuti           

usar, pero no abusar

Acioma de moderación que se aplica a cualquier orden de ideas.

uti possidetis           

como poseéis

Fórmula diplomática empleada a propósito de convenios fundados en las posesiones territoriales actuales de los beligerantes.

Un tratado basado en el uti possidetis. 

vade in pace 

vete en paz; ve en paz

Palabras del confesor al despedir al penitente después de haberle dado la absolución.

vade retro / vade retro, Sátanas 

apártate de mí; apártate de mí, Satanás; retírate, Satanás

Loc. lat. que significa literalmente ‘ve atrás, retrocede’. Se usa como expresión interjectiva para instar a alguien a alejarse o para manifestar rechazo: «Levantándose de la silla y fingiendo un enojo implacable, agregó: ¡Vade retro!, ¡vade retro!, señor hipócrita» (Larreta Gloria [Arg. 1908]); «¿Comunistas a mí? ¡Vade retro!» (Mojarro Yo [Méx. 1985]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 661]

Mateo 4, 10: «Entonces Jesús le dice: Vete, Satanás, que escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él solo servirás.»

vademécum

literalmente: ven conmigo; acompáñame

libro o manual que puede uno llevar consigo

‘Libro de poco volumen y fácil manejo, que contiene las nociones y datos básicos de una disciplina’. Su plural es vademécums: «Los retratistas de galería, los que engrosaban los vademécums y los anuarios industriales, eran simples ganapanes» (LpzMondéjar Fotografía [Esp. 1997]). Procede de la frase latina vade mecum (‘ve conmigo’). También existe, aunque es muy raro su empleo, la variante venimécum (pl. venimécums), del latín veni mecum (‘ven conmigo’). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 661]

Se llama así a un manual o libro de importancia básica, pero abreviado, de modo que lo puede llevar uno consigo para consultarlo en cada momento. Los médicos llevan uno con todos los prospectos de los medicamentos que hay en el mercado.

vae soli!

¡ay del hombre solo!

Palabras del Eclesiastés (IV, 10) que señalan la posición desgraciada del hombre aislado, abandonado a sí mismo. El texto completo es: Más valen dos que uno solo, porque logran mejor fruto de su trabajo. Si uno cae, el otro le levanta; peo ¡ay del solo que si cae no tiene quien le levante!

vae victis!

¡ay de los vencidos!

La frase se usa hoy para hacer notar la impotencia del vencido ante el vencedor.

Palabras dirigidas por Breno a los romanos en el momento en que arrojaba su espada en la balanza en que se pesaba el oro destinado a comprar la salida de los galos de la ciudad de Roma, que habían conquistado y saqueado (Tito Livio, V, 48). Suelen recordarse para dar a entender que el vencido está a merced del vencedor.

vale!

¡adiós! ¡pásalo bien! ¡que te vaya bien!

vánitas vanitátum, et omnia vánitas    

vanidad de vanidades, y todo vanidad

Las apariencias tienen siempre un carácter engañoso que exige el rechazo o renuncia de toda ambición humana, por considerarla vana.

Palabras con que el Eclesiastés (I, 2) deplora el vacío y la nada de las cosas de esta vida. Es la traducción de las palabras griegas: Mataiotes mataioteton, kai ta panta mataiotes.

várium et mutábili  

cosa variable y cambiante

Palabras de Virgilio (Eneida, IV, 569), aplicadas por Mercurio a la mujer, para decidir a Eneas a salir de Cartago, donde le retenía el amor de Dido. 

velis nolis      

de grado o por fuerza; quieras o no quieras

Loc. lat. que significa literalmente ‘quieras o no quieras’. Se emplea con el sentido de ‘por las buenas o por las malas’: «No tenía necesidad de pordiosear salud a costa de incomodidades y gastos, como ocurre al presente, al estar sometido velis nolis a la medicina oficial» (Lira Medicina [Perú 1985]). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 664]

veni, vidi, vici

llegué, vi, vencí

Parece que la frase no fue pronunciada por Julio César (100-44 a.C.), sino que César la escribió en una carta a su amigo Amintus para contarle su reciente victoria sobre Farnaces II del Ponto en la batalla de Zela. Con este lacónico comentario hacía César gala de su destreza y pericia militar cuando todavía se encontraba envuelto en la guerra civil.

Las formas verbales veni, vidi y vici pertenecen a la primera persona del singular del pretérito perfecto simple de los verbos latinos venire, videre y vincere.

Se suele emplear esta expresión cuando se quiere decir lo fácil de hacer que ha resultado algo y lo rápido que se ha podido terminar.

venimécum

ver: vademécum

verba dicendi 

verbos de decir, de lengua

verba vólant, scripta mánent

las palabras vuelan, pero los escritos permanecen; las palabras vuelan, lo escrito queda; peligro de escribir sin reflexionar; peligro de escribir con imprudencia; lo que se escribe, queda escrito para siempre

Consejo que se da, cuando se llega a algún acuerdo, para que se deje testimonio y constancia por escrito, de modo que nadie pueda más tarde echarse atrás o interpretar falsamente las condiciones del acuerdo.

verbi gratia / verbigratia / v. gr.

por ejemplo

Ver: exempli gratia

véritas ódium párit

la verdad engendra el odio; con las verdades se pierden las amistades

Frase de Terencio (190-159 a.C.) que denota que el decir verdad suele acarrear enemistad. En el mismo sentido se lee en La Celestina (Acto II): Mal me quieren mis comadres porque digo las verdades.

"La más extravagante deformación popular de un culto texto latino la presenta un refrán registrado por Gonzalo Correas, que dice: «Hocico dambico, varitas os dio padre». En su segunda mitad, retuerce increíblemente una sentencia de Terencio, que dice: Veritas odium parit ('la verdad engendra odio'). Lo curioso es que, al filo de 1600, todo el mundo interpretaba lo de las varitas en su correcto sentido terenciano: que cantar las verdades al prójimo, lo irrita." [Lázaro Carreter, Fernando: El dardo en la palabra. Barcelona: Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, 2001, p. 367]

versus / vs.

hacia; en dirección a

Esta preposición, que en latín significaba ‘hacia’, adquirió en el lenguaje jurídico inglés, ya en el siglo xv, el valor de ‘contra’, y con este sentido se usa frecuentemente en el español de hoy: «Kaspárov ‘versus’ Deep Blue: ¿quién ganará la partida?» (País [Esp.] 21.5.97); «Odiosas dicotomías: habla popular versus lengua de cultura, lenguas primitivas versus lenguas avanzadas» (Ninyoles Idiomas [Esp. 1977]). Aparece a menudo en la forma abreviada vs.: «Para hoy se prevé igualmente la confirmación de los escenarios de los partidos Colegiales vs. Olimpia y San Lorenzo vs. Guaraní» (Abc [Par.] 7.11.00). Aunque no es censurable su empleo —pues palabras españolas como adversario, procedentes en latín de la misma raíz que versus, presentan el rasgo semántico de confrontación—, se recomienda sustituir este latinismo anglicado por la preposición española contra o por la locución preposicional frente a. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 666]

Se usa en lenguaje forense con el valor de 'frente a' y actualmente va extendiéndose su empleo con el valor de 'contra', sobre todo referido a competiciones deportivas entre dos equipos o personas. 

vía crucis

camino de la cruz

viacrucis. ‘Camino dividido en catorce paradas o estaciones, en cada una de las cuales se conmemora un episodio de la pasión de Cristo’ y, en sentido figurado, ‘situación de sufrimiento intenso y prolongado’: «Lo llamaban con frecuencia para que [...] repicara la campanilla en los viacrucis de Semana Santa» (VLlosa Tía [Perú 1977]); «Todos los días se somete al ciudadano a un viacrucis» (Nacional [Ven.] 12.12.96). Puede escribirse también vía crucis (en dos palabras y con tilde en la primera), aunque se recomienda la grafía simple viacrucis, que se escribe sin tilde por ser voz llana acabada en -s. Aunque la palabra vía es femenina, viacrucis (o vía crucis) es masculino en la lengua culta general, por lo que debe evitarse su uso en femenino: *una viacrucis, *la vía crucis. [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 667]

vice versa

viciversa; al revés; al contrario

victis honos / victis hónor

honor a los vencidos

El enemigo, aunque vencido, tiene derecho a ser respetado por los vencedores.

Ver: gloria victis

vide / vid.

mira

Imperativo del verbo videre. Suele utilizarse en los escritos, cuando se recomienda leer otra nota en otra página u otro libro relacionado con el mismo tema que se está tratando. 

vide supra

véase arriba

vídeo meliora provoque, deteriora séquor         

veo lo mejor y lo apruebo, pero sigo lo peor; veo el bien y lo apruebo, pero hago el mal

Palabras puestas por el poeta latino Ovidio en boca de Medea (Metamorfosis, VII, 20) y que caracterizan al hombre a quien su inteligencia recta muestra el camino del deber y de la verdad, pero que su debilidad le arrastra, sin embargo, a hacer el mal.

vínum bónum laetíficat cor hóminis

el buen vino alegra el corazón del hombre: el buen vino levanta el espíritu

vir bonus, dicendi peritus  

hombre honrado y hábil en el decir; un hombre de bien que sabe hablar

Definición del orador que proponía Catón el Censor dando a entender que el orador necesita la doble autoridad de la virtud y del talento.

víribus unitis

con las fuerzas unidas: todos a una

vis cómica

fuerza, vigor cómico; sal cómica; tener chispa cómica

vítam impéndere vero       

consagrar su vida a la verdad

Palabras de Juvenal (Sátiras, IV, 91).

vívere parvo

vivir con poco

En esto consiste la felicidad, en el vívere parvo.

vívit sub péctore vulnus

la herida vive bajo el pecho

voláverunt

palabra del registro familiar para indicar que ha desaparecido algo

volens, nolens 

se quiera o no se quiera

vomitórium

puerta; entrada; salida; acceso; [en los grandes recintos como estadios, plazas de toros = vomitorio]

vox clamantis in deserto

voz del que clama en el desierto

Palabras de San Juan Bautista a los que le preguntaban si era el Cristo, Elías o un profeta: Soy, respondió, la voz del que clama en el desierto: Enderezad las sendas del Señor (San Mateo, III, 3). Aludía a sus predicaciones ante la multitud en el desierto. Por extensión se dice del que habla sin ser escuchado, del que predica en el desierto.

vox pópuli 

del dominio público; voz del pueblo; opinión popular

Adagio según el cual se establece la verdad de un hecho o la justicia de una cosa sobre el acuerdo unánime de las opiniones del vulgo.

Loc. lat. (pron. [bóks-pópuli]) que significa literalmente ‘voz del pueblo’. Se emplea como locución nominal femenina con el sentido de ‘rumor popular que corre en boca de todos’: «Dio por buena la vox pópuli que situaba obligatoriamente en octubre la celebración de las elecciones autonómicas» (País [Esp.] 2.2.85). Normalmente se usa como atributo del verbo ser: «Era vox pópuli que los votos apristas iban a favorecerlo» (Caretas [Perú] 28.9.95). [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 677]

vox pópuli, vox Dei

la voz del pueblo, voz de Dios; voz del pueblo, voz del cielo; conocido por todos

Esta sentencia está sacada de una carta (Epistulae 15) del teólogo francés Petrus von Blois (1135-1204) que recuerda a los clérigos lo importante que es escuchar lo que piensan los feligreses de ellos: Scriptum est: quia vox populi, vox die (está escrito que la voz del pueblo es la voz de Dios).

Su inminente nombramiento es vox pópuli.

vulnérant omnes, última nécat

todas hieren, la última mata; de las horas que van pasando la última es la mortal

Antigua inscripción latina que se lee en algunos relojes de las iglesias o monumentos públicos.