WIRKLICHKEIT

Realidad

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Sprache und Realität / Relativitätshypothese / Roman / Literatur / Phantasie / Fiktion / Phantasma / Poesie / Einbildungskraft / Bild / Idee / Mimesis

 

Wirklichkeit

Dichterische Wirklichkeit im Gegensatz zur außerdichterischen ist diejenige Wirklichkeit, die erst durch die Sprache der Dichtung beschworen, geschaffen wird und Gestalt gewinnt. Sie braucht nicht mit der äußeren Wirklichkeit in Natur und Geschichte übereinzustimmen, nicht einmal auf sie verweisen, sie darf nicht an der Realität gemessen werden, sondern muss nur in sich stimmig sein. Die Dichtung schafft ihre eigene Wirklichkeit und deren eigene Gesetze. Da jedoch zumindest die pragmatischen Gattungen ihre Stoffe und ihr Anschauungsmaterial im wesentlichen aus der Erfahrungswelt und damit der außerdichterischen Wirklichkeit beziehen, ist das Verhältnis zu dieser bestimmend für viele Stilepochen: Abklatsch der Wirklichkeit (Naturalismus), freie Wiedergabe der Wirklichkeit (Realismus), Idealisierung der Wirklichkeit (Idealismus), Poetisierung der Wirklichkeit (Romantik), freies Schalten mit Elementen der Wirklichkeit (Surrealismus).”

[Wilpert, Gero von: Sachwörterbuch der Literatur. Stuttgart: Alfred Körner, 51969, S. 851]

“La realidad no es sinónimo de existencia. Existencia y notas pertenecen tan sólo al contenido de lo real; en cambio la formalidad de realidad consiste en que ese contenido existencial y de notas lo sea «de suyo». Una existencia que no concerniera «de suyo» a lo existente no haría de él algo real sino espectral. Existencia y notas, repito, pertenecen solamente al contenido de lo real.”

[Zubiri, Xavier: Inteligencia y logos. Madrid: Alianza Editorial, 1982, p. 135]

Realidad en ficción

„La ficción es irreal. Sí, pero ¿qué se entiende por irreal? Irreal es siempre y sólo lo que se ha irrealizado. Y ¿qué es lo que se ha irrealizado? Se ve inmediatamente lo que puede ocurrir: creer que se ha irrealizado el momento de realidad. No es exacto. No se ha irrealizado el momento de realidad; éste es inadmisible, a mi modo de ver. Lo que se irrealiza es el contenido real, las notas, que tienen algunas cosas reales. Al estar situada en el ámbito de realidad, la inteligencia cobra esa suprema y necesaria libertad suya de moverse en ese ámbito por encima de lo que son las cosas reales, de transcender en la realidad de aquello que en cada caso es su contenido, y darles un contenido nuevo. Toda transcendencia es no transcendencia de la realidad sino en la realidad, esto es, conservación del momento físico de realidad con irrealización de su contenido. Hay muchas maneras de llevar a cabo esta transcendencia en la realidad. Una de ellas es la ficción. Pero entonces una cosa es clara: que lo que se finge no es la realidad sino al revés: lo que se finge es algo que es real. Es decir, no se trata de ficción de realidad sino de realidad en ficción, de realidad en ese momento especial que es la ficción. Ficción es un modo de realización de la realidad misma. Esto es lo esencial de toda ficción. El momento de realidad de la ficción más fingida del Mundo, es el mismo momento de realidad de este Universo físico que tengo ante mí y ante mis sentidos. Lo que sucede es que tomo ese momento de realidad no como propiedad de esta cosa real determinada sino como ámbito, y me muevo dentro de él mediante un acto que es justamente fingir aquello que es real. Pero el momento de realidad está allí.

A su modo, pues, toda ficción tiene en cierta manera y en alguna medida una orla, un ámbito de realidad. Y es lo que da a la ficción toda su gravedad. La gravedad de las ficciones no viene de que sean interesantes, de que susciten determinados sentimientos o enseñen ciertas lecciones, etc., sino de que se inscriben precisamente dentro de la realidad y constituyen el modo ficticio de la realidad misma, de esa realidad que me está físicamente dada como ámbito. Repito, no ficción de realidad sino realidad en ficción.

Como decía, hay muchos modos de irrealización, puesto que hay muchos modos de moverse dentro del ámbito de la realidad. La ficción es uno de ellos. Pero sólo uno. Otro es, por ejemplo, la conceptualización.“

[Zubiri, Xavier: Espacio. Tiempo. Materia. Madrid: Alianza Editorial, 1996, p. 68-69]