TONEM

Tonema

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Suprasegmentale Phoneme

 

„Funktionell relevante Töne nennt man Toneme.“ [Heupel, C., S. 246]

Tonem: Kleinste (abstrakte) funktionelle Tondifferenzen einer Silbe mit bedeutungsunterscheidender Funktion. In sog. Tonsprachen haben solche fest mit einer Silbe verbundenen Tonabstufungen gleiche Funktionen wie Vokal- oder Konsonantenphoneme, vgl. vietnamesisch, wo  ma je nach unterschiedlicher Tonhöhe entweder ‘Teufel’, ‘aber’, ‘Wange’, ‘Pferd’ oder ‘junge Reispflanze’ bedeuten kann.“ [Bußmann, H., S. 793]

„Tonema: Unidad distintiva de entonación en las lenguas tonales.“ [Cardona, G. R., p. 276]

„La inflexión final de la curva melódica puede ser, atendiendo a su dirección y a su amplitud, ascendente o descendente y más o menos amplia. La amplitud del contraste en el nivel de los tonos sucesivos depende de la importancia de la pausa siguiente. Estas inflexiones se suelen llamar tonemas. En español se distinguen cinco tipos: cadencia y semicadencia (que son inflexiones descendentes e indican, por lo común, una, la aserción y la conclusión de la secuencia; la otra, el final de un segmento unitario dentro de ella); anticadencia y semianticadencia (que son inflexiones ascendentes y señalan, una, la no conclusión de la secuencia y la interrogación; la otra, el final de un segmento unitario en la secuencia que ha de proseguirse), y suspensión (que es la simple interrupción del tono, hacia la línea media, cuando se inserta un inciso o un segmento accesorio dentro de la secuencia). Es cierto que la suspensión puede alternar indiferentemente con la semicadencia o la semianticadencia, y que, por tanto, nunca es distintiva. Lo verdaderamente distintivo es, pues, la oposición entre descenso y ascenso del tono al final del contorno de entonación. La pertinencia de la suspensión se combina con la existencia de la pausa.“

[Alarcos Llorach, E.: Gramática de la lengua española, p. 51-52]

Tonema:

1.  Inflexión que recibe la entonación en la frase, a partir de la última sílaba de una frase enunciativa. Esta acepción ha sido propuesta por Navarro Tomás, que describe en español cinco tipos de tonemas:

a) Tonema de cadencia: Terminación grave, con descenso de la línea de entonación por debajo de la   que se ha seguido en el cuerpo de la frase. Se da en la terminación de una frase enunciativa   independiente: el libro es malo.

b) Tonema de anticadencia: Inverso al anterior. Corresponde al final de la rama tensiva.

c)  Tonema de semicadencia: Terminación descendiente, pero no tanto como en la cadencia. „Expresa el concepto o proposición o serie semántica, la aseveración insegura, la idea insuficientemente definida“: el libro no es malo.

d) Tonema de suspensión: La línea de entonación continúa hasta el final, sin sufrir elevación ni descenso. Es propio de las frases interrumpidas o pendientes de continuación.

e) Tonema de semianticadencia:         Terminación menos alta que la de anticadencia. „Corresponde a unidades interiores de sentido continuativo y señala oposiciones y contrastes de carácter secundario“.

2.  Acento musical o de intensidad susceptible de diferenciar dos formas: canto - cantó.

3.  Término propuesto por D. Jones (1950) para designar una familia de tonos, en una lengua tonodistintiva, cuyas diferencias se deben al contexto fonético o tonal, y que cuentan, a efectos lingüísticos, como si fueran un mismo tono.“   

[Lázaro Carreter, F.: Diccionario de términos filológicos, p. 393]