SINN und BEDEUTUNG bei Edmund Husserl

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Bedeutung und Sinn / Sinn vs. Bedeutung / Sinn und Bedeutung bei Gottlob Frege / Sinn und Bedeutung bei Ludwig Wittgenstein / Referenz / Bedeutung / Begriff / Idee / Mathematik / Logik / Frege / Logizismus / Semantik/ Satz von der Identität

 

„Die entscheidende Tat auf logischem Gebiete in den letzten beiden Jahrzehnten war doch die, dass es Husserl gelang, in seinen «Logischen Untersuchungen» die Unabhängigkeit des gesamten Bedeutungsgebietes von allem Psychischen nachzuweisen. Damit ist auch für die Sprachwissenschaft eine vollkommen neue Lage gegeben. Bisher ist meines Wissens noch nirgends der Versuch gemacht worden, Husserls Anregungen für die Syntax fruchtbar zu machen ... [...]

Nicht der äußere Ausdruck oder die Kundgabe psychischen Geschehens ist es, die uns normalerwese an einem Ausspruch zuerst interessieren, sondern seine Beziehung auf die Wirklichkeit, das, was der Ausspruch meint. Diese Fähigkeit eines Ausspruchs, ein Stück Wirklichkeit zu meinen, heißt Bedeutung. Wir haben also an einem Ausspruch zu unterscheiden:

  1. Seinen äußeren Ausdruck durch Laute.

  2. Die psychischen Geschehnisse, die er kundgibt.

  3. Seine Bedeutung.

Dementsprechend teilt sich die Sprachwissenschaft in 3 Disziplinen:

  1. Die Grammatik, wozu aber neben der äußeren Beschreibung auch die – teilweise psychologische Erklärung gehört.

  2. die Sprachpsychologie,  

  3. die Bedeutungslehre.

... [Die Bedeutungslehre] hat also diejenigen Seiten des Ausspruchs zu erforschen, vermittelst derer er sich auf ein Stück der Wirklichkeit bezieht ...

Wenn man von Bedeutung spricht, pflegt man vielfach nur den Bedeutungsinhalt im Auge zu haben. Doch ist für die Sprachwissenschaft mindestens ebenso wichtig die Form der Bedeutung, die Art und Weise, wie ein Ausspruch einen Sachverhalt meint ...

Der Unterscheidung von Bedeutungsinhalten und Bedeutungsweisen entspricht natürlich auch eine Gliederung der Bedeutungslehre in zwei Disziplinen: erstens eine Lehre von den Bedeutungsinhelten, das ist die Semasiologie oder Semantik, und zweitens eine Lehre von den Bedeutungsweisen, d.h. also von Subjekt und Prädikat, von Akkusativ und Dativ, von Aktiv und Passiv. Die lehre von diesen Dingen aber heißt schon seit dem Altertum Syntax ...”

[Arens, Hans: Sprachwissenschaft. Der Gang ihrer Entwicklung von der Antike bis zur Gegenwart.Freiburg/München: Athenäum Fischer Taschenbuch Verlag, 1969, Bd. 2,  S. 512-513]

Sinn / Bedeutung

Ind er Sinntheorie Freges wird zwischen dem Sinn eines Ausdrucks und seiner Bedeutung, d.h. seiner Referenz, unterschieden. Die Bedeutung des Zeichens ist der bezeichnete Gegenstand, während der Sinn des Zeichens die Art des Gegebenseins betrifft. So haben z. B. Morgenstern und Abendstern dieselbe Bedeutung, nicht aber denselben Sinn. Es ist nicht allein der Sinn bestimmend für einen Satz, sondern auch die Bedeutung, als dessen Wahrheitswert sie gilt. Bei Husserl werden die Termini Sinn und Bedeutung synonym verwendet; der Gegensatz zu ihnen bildet der Begriff des »Gegenstands«.“

[Hügli, A. / Lübcke, P. (Hg.): Philosophielexikon. Personen und Begriffe der abendländischen Philosophie von der Antike bis zur Gegenwart. Reinbek: Rowohlt, 1991, S. 530]

Noesis / noema [griech., das Denken, Erkenntnis- oder Denkakt / das Gedachte, Denkinhalt].

Husserl sieht das Merkmal der menschlichen Erlebnisse oder Bewusstseinsakte darin, dass sie auf Gegenstände «gerichtet» sind (diese intendieren) und disen Sinn geben. Einen solchen «sinnbildenden» Bewußtseinsakt bezeichnet er als noesis, während der Sinngehalt des Gegenstands noema heißt. Eine noesis ist reeller (nicht. realer) Bestandteil des Bewußtseinsstroms, ein noema dagegen etwas Ideelles und daher von dem (möglicherweise) real existierenden Gegenstand verschieden. (Vgl. Intentionalität).”

[Hügli, A. / Lübcke, P. (Hg.): Philosophielexikon. Personen und Begriffe der abendländischen Philosophie von der Antike bis zur Gegenwart. Reinbek: Rowohl, 1991, S. 419]

·

„Las teorías de Husserl expuestas en las Investigaciones lógicas (1900), ocho años más tarde de la publicación del artículo de Frete «Sobre el sentido y la referencia», ofrecen cierta similitud con las de éste. Agudizan cuanto había de positivo y negativo en la interpretación freguiana. Si, por una parte, Husserl dio un énfasis a lo objetivo, que superó ampliamente la postura iniciada por Frege, por otra agudizó la distinción entre el objeto y la significación, incurriendo en un nuevo idealismo semántico similar al de su precursor que, en definitiva, introduciría serias perturbaciones en el conjunto de su doctrina. Lo que ahora consideremos concierno sólo a la etapa marcada por las Investigaciones lógicas, por ser la obra que Husserl consagró al estudio del lenguaje; en las obras posteriores, a partir de las Ideas para una fenomenología pura, la teoría husserliana sufrió importantes modificaciones, que corrigieron lo que ahora se va a considerar. [...]

Ante todo interesa precisar la terminología de Husserl, especialmente relacionándola con la de Frege. En efecto, en el § 15 de la primera Investigación lógica, Husserl sorprende con la advertencia de que es peligroso diferenciar los términos Sinn (sentido) y Bedeutung (referencia) como lo hiciera Frege. Ello parece sugerir que, para Husserl, todo sentido es ipso facto referencia a un objeto. Por consiguiente, de un lado quedará el sentido (que es también referencia a ...) y, del otro, el objeto referido; asunto aparte será que ese objeto exista o no, sea real, ficticio o ideal, esté claramente determinado o sea ambiguo, se exhiba empíricamente o sea sólo mencionado.

Hay que tener en cuenta que en las Investigaciones lógicas Husserl empleó preferentemente el término Bedeutung; en cambio, en las Ideas prevaleció el término Sinn. Pues bien, los traductores de Husserl en castellano han acostumbrado traducir Bedeutung por «significación», reservando para Sinn el término «sentido»m que ya valió en el caso de Frege. Por nuestra parte vamos a mantener esas traducciones considerando que, si bien el término Bedeutung aparece en ambos autores, las diferencias que registra el uso que le dan uno y otro justifica que en el caso de Frege se le traduzca por «referencia» y en el de Husserl por «significación» (sin olvidar que mantiene cierta correspondencia con el término «sentido» que, sin llegar a ser una plena sinonimia, los hace equivalentes o afines). En cuanto a Sinn mantendremos la traducción de «sentido» cuando lo use cualquiera de ellos, estimando que hay bastante de común entre el Sinn de Frege y el de Husserl  (lo cual anticipa la sugerencia de que también son afines el «Sinn-sentido» de Frege y la «Bedeutung-significación» de Husserl).

Pues bien, ante todo hay que subrayar el hecho de que toda la teoría de la significación de Husserl está montada sobre el estudio de lo que es el objeto hablado. Es algo que se podía prever teniendo en cuenta que la exploración de la conciencia o de cualquier actividad que ésta realice está basada en su índole intencional. Es decir, se trata de funciones esencialmente proyectadas sobre campos objeticos, de manera que el objeto es «el hilo conductor» (Leitfaden) que permite decir algo de las mismas. [...] Cuando Husserl se plantea cuál es la «esencia intencional» del acto expresivo, señala en ella dos momentos, cualidad y materia, de los cuales el segundo concierne al objeto mentado. [...] Vale la pena advertir que esta identificación entre la materia y el sentido anticipa el uso de este término en las Ideas. En esta obra es caracterizado como «núcleo noemático», es decir, lo que hay de inteligible en el objeto. [...] Para Husserl lo esencial de una significación radica, por una parte, en la determinación del objeto de que se habla. No se trata de señalar confusamente a ese objeto: para la significación de la expresión es fundamental cómo aparece ese objeto, qué notas pone de relieve en él, qué relaciones pone de manifiesto con otros objetos, qué estructuras categoriales hace presentes. [...] En el caso de Husserl no se repite el abandono de lo objetivo que se pudo reprochar a Frege. Es decir, toda la amplia teoría de la significación que llena las Investigaciones lógicas gira en torno a la presencia del objeto expresado. [...]

Hay que dejar constancia ante todo que Husserl proclamó de modo terminante la distinción entre la significación y el objeto referido por medio de ella. Lo planteó en numerosas ocasiones a partir del § 12 de la primera investigación lógica. Dice allí, reproduciendo a su manera el argumento freguiano de «el lucero de la mañana» y «el lucero de la tarde», que la significación y el objeto deben ser distintos desde el momento en que diversas significaciones pueden hacer referencia «al mismo objeto» (derselbe Gegenstand). La significación tiene que ver con lo que la expresión dice o comunica, mientras que el objeto es aquello acerca de lo cual la expresión se usa. En el caso de las proposiciones ese objeto es un estado de cosas (Sachverhalt), en lugar de aquel etéreo valor de verdad propuesto por Frege. Si no se aceptara esa distinción, dice en el § 15, carecerían de significación las expresiones cuyo objeto no existe, tal como «montaña áurea». [...]

«Mi acto de juzgar es una vivencia efímera, que nace y muere. No lo es, empero, lo que dice el enunciado; no lo es este contenido: las tras alturas de un triángulo se cortan en un punto». Todo esto evoca fácilmente la tesis de Frege de que el sentido constituye un tesoro de pensamientos que la humanidad transmite de unas generaciones a otras.

Esta idealización de la significación como contenido conceptual tenía que verse comprometida en los casos en que lo significado es algo vacilante y ocasional, tales como «te deso felicidad», cuando hacen referencia a algo pasajero o vinculado directamente con la situación de un cierto sujeto. Pero Husserl no se arredra ante esta dificultad: carga la vacilación sobre el acto expresivo, sobre la vivencia que realiza la actividad significativa. En cambio, lo significativo, lo que se comunica, es siempre algo «idealmente unitario». [...] Después de todo esto ya no puede extrañar que Husserl enfatice su teoría apelando a la universalidad e identidad de las significaciones. Es una universalidad que consiste en la identidad de lo que se dice, sean las que se quiera las circunstancias de la emisión y la personalidad del sujeto que habla. [...] «Las significaciones constituyen una clase de conceptos en el sentido de objetos universales». [...]

Recuérdese que Frege aludió al sentido como «el modo de darse de lo designado». En cuanto a Husserl ya hemos mencionado que concibió la significación como aquello por medio de lo cual la expresión designa un objeto. Y que su esencia radica en el núcleo inteligible de las notas que determinan el objeto en el cómo concreto de su presencia. [...]

Ahora bien, por de pronto esto no deja de ofrecer cierta dificultad: ¿hasta qué punto se compagina la función referencial de la significción, su índole de medio que da paso intencionalmente al objeto referido, con ese contenido conceptual que posee una alarmante consistencia? ¿No cabe temer que esa consistencia impida la referencia objetiva? Si la significación o el sentido poseen ese contenido cuya consistencia es distinta de lo que sea el objeto referido, ¿no habrá que pensar que son algo así como una lente cuyos dibujos impidan ver objetos a su través?”

[Montero, Fernando: Objetos y palabras. Valencia: Fernando Torres, 1976, pp. 51-62]