SATZGLIEDANORDNUNG

Elementos oracionales

(Recop.) Justo Fernández López

§          

Siehe / Ver:

SATZBAU

SATZGLIEDSTELLUNG

WORTARTEN

WORTSTELLUNG

Orden de palabras

„Trata del mismo García de Diego: «El orden –dice– en cualquier lengua ha sido un recurso aclarativo de la función gramatical de las palabras. En español, por tener varios medios aclarativos, son raros los casos en que sea preciso recurrir al orden para determinar la función: las manzanas pudrieron las peras. Pero en muchas lenguas es el orden el que indica el valor gramatical de la palabra [...] La colocación del adjetivo y del sustantivo responde a la doble consideración intelectual y estimativa. Por esta razón ha prevalecido generalmente la anteposición de bueno y malo, por indicar un sentimiento ponderativo: el bueno vino, el mal carácter».

Y Gili Gaya escribe: «La anteposición de un elemento cualquiera supone siempre una condensación en él del interés del que habla [...] En un orden lineal perfecto, el sujeto iría seguido del verbo, y a éste seguirían el complemento directo, indirecto y circunstanciales; cada uno de estos elementos sintácticos llevaría inmediatamente detrás sus determinantes propios [...] En oraciones unitarias de tres o más elementos sintácticos es poco usual que el verbo vaya detrás del principal acento de intensidad del grupo. La importancia del verbo para establecer la trabazón sintáctica explica que esta se debilite, y los componentes de la oración tiendan a disgregarse, cuando el verbo va detrás del verbo intensivo principal. Dicho en otros términos: el verbo se sitúa ordinariamente en la parte tensiva del grupo fónico».

Lapesa se refiere a la oposición entre la acción personal y el acaecimiento y advierte cómo «su manifestación exterior consiste en la colocación respectiva del sujeto y el verbo. Harri Meier, analizando con agudeza la Gitanilla cervantina, señaló que cuando Cervantes presenta los hechos como resultado de una decisión voluntaria antepone el sujeto al verbo, mientras que representados como sucesión de acaecimientos llevan el verbo en primer lugar».”

[Abad, Francisco: Diccionario de lingüística de la escuela española. Madrid: Gredos, 1986, p. 185-186]