SATZADVERB

Adverbio oracional o proposicional

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Adyacentes oracionales / Modificadores oracionales / Modalwort / Modaladverb / Adverb / Existimatorische Angaben / Satzadverbial / Modifikator

 

«Satzadverb

ist ein Adverb, das sich auf den ganzen Satz bezieht /Leider kommt er nicht/<> / Das Wetter verändert sich schnell.»

[Heupel, Carl: Taschenbuch der Linguistik. München: List, 1973, S. 205]

«Satzadverb (auch: Modalwort). Semantisch-syntaktisch definierte Subklasse der Adjektive und Adverbien, die die subjektive Einschätzung eines Sachverhalts durch den Sprecher ausdrücken. Diese Stellungnahme bezieht sich entweder auf modale Aspekte, die den Realitätsgrad der Aussage betreffen (z. B. vermutlich, hoffentlich, möglicherweise) oder auf emotionale Aspekte (vgl. glücklicherweise, gottlob, leider). Zur syntaktischen Funktion der Satzadverbien vgl. Satzadverbial.»

[Bußmann, Hadumod: Lexikon der Sprachwissenschaft. 2. völlig neu bearbeitete Auflage, Stuttgart: Kröner, ²1990, S. 659-660]

«Satzadverb

Ein Satzadverb drückt die Beurteilung eines Sachverhaltes durch den Sprecher aus; dieser Sachverhalt steht in demselben Satz wie das Satzadverb. Das Satzadverb entspricht einem parenthetischen, beurteilenden Satz: hoffentlich haben sie gewonnen; sie haben doch gewonnen –hoffe ich.»

[Verzeichnis der grammatikalischen Fachbegriffe. Ein Glossar zu Grammatik, Stilistik und Linguistik. In:

http://www.menge.net/glossar.html#alphe]

«Modaladverb - Satzadverb

Adverbien, die eine Handlung nach deren «Art und Weise» näher bestimmen; je nach ihrer Beziehung zu anderen Wortarten (Ableitung) lassen sich unterscheiden: Adjektivadverbien wie höflich, schnell, Adjektivableitungen wie möglicherweise, verständlicherweise und reine Modaladverbien wie dermaßen, gerne, so. Nach einer weiteren Terminologie gehören hierzu noch Satzadverbien wie glücklicherweise, dankenswerteweise sowie Modalpartikel.

Als Modaladverb wird eine Klasse unveränderlicher sprachlicher Einheiten verstanden, die nicht den Inhalt des Verbums, sondern die Auffassung des Satzes modifizieren; man könnte auch von «Satzadverb» sprechen. Diese Wortklasse ist dem Satzwert, nicht dem Inhaltswert des Verbums zugeordnet.

Zum Inhaltswert des Verbums gehört ein Adverb, wenn es als Attribut zu einem dem Verbum entsprechenden Vorgangssubstantiv gefasst werden kann (dabei ist es stärker betont): Er ist sicher angekommen > seine sichere, d.h. ungefährdete Ankunft. Zum Satzwert des Verbums gehört das Adverb, wenn es sich als Stellungnahme zum Inhalt des Satzes fassen läßt (dabei ist es schwächer betont): Er ist sicher angekommen ð es ist sicher, dass er angekommen ist. (Brinkmann 1971: 460)

[Abraham, Werner: Terminologie zur neueren Linguistik. 2 Bde., Tübingen: Niemeyer, 21988, S. 488]

«Podemos decir que en el caso del adverbio se trata de una categoría heterogénea, que habría que redistribuir, al menos, en tres grupos, puesto que se dan las siguientes diferencias:

a) Adverbios como sí, no, quizás, se refieren a toda la cláusula, son indicadores de modalidad de la

     misma, expresan si es afirmativa, negativa, dubitativa o, incluso, enfática. Son adverbios oracionales o proposicionales.[1]

b) Adverbios como aquí, hoy, caracterizados por su significación ocasional, emparentados por ello con los pronombres, con quienes también lo están históricamente. Alarcos Llorach los llama situacionales, los llamaremos pronominales.

c)  Adverbios como bien, totalmente, caracterizados por su significación plena, y morfológicamente diferenciados por admitir el morfema de grado plenamente (comparativo y superlativo, sintético y analítico). Desde el punto de vista léxico hay que admitir que pueden tener un sufijo característico, -mente, unido a una forma femenina del adjetivo: nueva-mente. Alarcos los llama nocionales y cree que, por ser los únicos a los que conviene la función de aditamento, a ellos está restringida la condición de adverbios.»

[Marcos Marín, F.: Curso de gramática española, p. 312-313]

_______________________________

 1  En termonología de Alarcos Llorach, Emilio = adyacentes oracionales / modificadores oracionales.

     Según Hernández Alonso, César: Gramática funcional del español. Madrid, Gredos, ²1986,  S. 487 = configuradores de oraciones: „pro-oracionales“: „Son adverbios que en un contexto dado aparecen con valor equivalente a una oración. Son más frecuentes en el coloquio y especialmente en la réplica o contestación de un diálogo. Adverbios como sí, no, ciertamente, casi ... configuran oraciones sin necesidad de ningún otro elemento. Algunos de estos adverbios oracionales ocupan el puesto de una oración interrogativa o exclamativa“.

«Modificador

Véase Adyacente, Complemento.

Modificador oracional o incidental. Palabra o expresión que modifica a la oración en su conjunto. Los modificadores oracionales están separados de la oración por pausas y se caracterizan por su libertad de colocación:

Probablemente, el Madrid ganará la liga.

El Madrid, probablemente, ganará la liga.

El Madrid ganará la liga, probablemente.

Entre los modificadores oracionales se encuentran los adverbios y los sintagmas preposicionales que expresan una valoración del hablante sobre el contenido de la oración (en mi opinión, sinceramente...), los marcadores del discurso (sin embargo, además...) y las construcciones absolutas. (Véase inciso.)»

[Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 80]

«Adverbio de modalidad

1. En un sentido amplio del término (Fuentes Rodríguez, 1991) se denominan ‘adverbios de modalidad’ los adverbios oracionales (esto es, incidentes en toda la oración y no sólo en uno de sus componentes) que manifiestan la actitud del hablante con respecto a lo que se expresa en el enunciado: si, por ejemplo, lo considera cierto o sólo probable, o cuál es su valoración subjetiva, esto es, su reacción emotiva sobre el hecho que se enuncia. Son ‘adverbios de modalidad’, en este sentido, todos los destacados en cursiva en los siguientes enunciados:

Posiblemente ahora nos dejará en paz.

Quizá se olvide de nosotros.

Lamentablemente, dejó pasar su oportunidad.

Afortunadamente, lleva unos días sin venir por aquí.

Obviamente, este señor se ha equivocado.

Sorprendentemente, ha sido reelegido para el cargo.

2. En una acepción más restrictiva se denominan ‘adverbios de modalidad’ sólo los adverbios oracionales que manifiestan el grado de probabilidad o certeza que confiere el hablante a lo que se expresa en el enunciado oracional. Se consideran, pues, ‘adverbios de modalidad’, en este sentido del término, tanto los que constituyen un refuerzo de la aserción contenido en el enunciado,

Obviamente, este señor se ha equivocado,

como los que dejan en suspenso su valor de verdad:

Posiblemente ahora nos dejará en paz,

Quizá se olvide de nosotros.

Se excluyen, sin embargo, los adverbios que aluden a una evaluación subjetiva sobre el hecho expresado en el enunciado:

Lamentablemente, dejó pasar su oportunidad,

Afortunadamente, lleva unos días sin venir por aquí,

Sorprendentemente, ha sido reelegido para el cargo.»

[Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 29-30]

«Adverbio modal

Se clasifican como modales o de modo los adverbios que, desde un punto de vista semántico, se caracterizan por expresar el modo o manera en que se realiza la acción o el proceso aludido por el verbo o el sintagma verbal:

Estrechó su mano cordialmente,

Revisó cuidadosamente sus notas,

Acarició suavemente su carita sonrosada.

Desde un punto de vista sintáctico, son típicamente modificadores del verbo o del sintagma verbal.»

[Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 30]