NOMEN

Nombre

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Substantivierung / Nominalphrase

 

«Bloß die Namen sind real. Die anderen Wörter sind es nicht.»

[Max Bense: Monolog der Terry Jo im Mercey Hospital (1963)]

«Nomen

Das Nomen ist eine der drei wichtigsten Wortarten des Deutschen. Für diese Wortart gibt es verschiedene Bezeichnungen, die verschiedene Bedeutungsleistungen hervorheben:

- Nomen, deutsch Namenswort oder auch Nennwort, besagt, dass Wörter dieser Wortart Lebewesen und Dinge in der Welt einen Namen geben. Sie benennen aber auch abstrakte Begriffe, Ideen, Gefühle usw.: Apfel, Christentum, Fenster, Freiheit, Güte, Krokodil, Schiedsrichter, Tinte, Verhängnis, Zusammenhang.

- Der Name Dingwort drückt aus, dass diese Wörter Dingen in der Welt einen Namen geben; er ist insofern ungenau, als eben auch Lebewesen und Abstraktes durch Nomen benannt werden.

- Der Name Substantiv heißt soviel wie selbständiges, für sich stehendes Wort und zeigt, dass diese Wörter in Sätzen besonders wichtig sind. Das drückt auch die deutsche Bezeichnung Hauptwort aus.

In Grammatiken und Schulbüchern werden verschiedene Bezeichnungen gebraucht, heute zumeist Nomen oder Substantiv und die deutsche Entsprechungen Namenswort oder Hauptwort.

Dass das Nomen eine der drei wichtigsten Wortarten des Deutschen ist, sieht man auch an folgendem:

- Es gibt sehr viele Nomen, und es werden immer neue gebildet; z.B. Flugzeug umd die Jahrhundertwende, Jets für die modernen Düsenflugzeuge, Hubschrauber, seit es die Fluggeräte gibt.

- Nomen nehmen mehrere wichtige Rollen im Satz ein (vgl. Funktion).

- Die Rollen werden durch die Beugung (Deklination) angezeigt, so dass es viele Formen von Nomen gibt: Die Windböen brachten die Boote zum Kentern.»

[Bünting, K.-D. / Eichler, W.: Grammatik-Lexikon. Frankfurt a.M.: scriptor, 1989, S. 107-108 ]

«Nomen

Das Nomen (lat. nomen = Name):

1. Im engeren Sinne = Substantiv: Wortart mit Kasusmorphemen (sowie Genus- und Numerusmorphemen) mit Artikel (als “Begleiter”) kombinierbar; zur Benennung von stofflich (Wesen oder Ding) und gedanklich Seienden verwendet:

- Konkretum: Nomen mit gegenständlich-stofflichem Denotat; z.B.: Stein, Tisch, Mensch, Nebel;

- Abstraktum: Nomen mit ungegenständlichem, begrifflichem Denotat; dient zur Bezeichnung von Eigenschaften, Zuständen, Vorgängen, Verhältnissen, Beziehungen, Vorstellungen; z.B.: Schönheit, Glück, Sprung, Friede, Verwandtschaft, Geist.

Durch Derivation (Ableitung) entstandene N. nach inhaltlichen Gesichtspunkten klassifiziert:

a) Nomen actionis: Bez. für Vorgänge, Geschehnisse; z.B.: Teilung, Drängelei.

b) Nomen acti: Folge, Ergebnis eines Geschehens; z.B.: Stimmung, Zuneigung.

c) Nomen instrumenti: Mittel einer Tätigkeit; z.B.: Bohrer, Kleidung.

d) Nomen agentis: Handelnder, Täter; z.B.: Schlachter, Künstler.

e) Nomen qualitatis: Eigenschaft; z.B.: Größe, Klugheit.

f)    Kollektivum: Sammelbezeichnung; z.B.: Gebirge.

g) Diminutivum: Verkleinerungsbezeichnung; z.B.: Häschen.

2. Im weitern Sinne: Bezeichnung für die Glieder aller kasusbestimmten Wortarten außer dem Pronomen, also auch für Adjektiv, im Unterschied zum tempusbestimmten Verbum und unflektierbaren Wörtern.

3. Name; sprachliche Benennung einer Erscheinung der außersprachlichen Wirklichkeit;

a) N. appellativum (siehe Appelativum): Gattungsname mit best. Bedeutung, mit best. Platz im semantischen System der Langue; z.B.: Baum.

b) N. propium (siehe Eigenname): Benennung einer Einzelerscheinung (best. Mensch, geographischer Bereich), die mit ihrem N. unmittelbar und vollständig zu identifizieren (primäre Funktion) ist; z.B.: Konrad Adenauer, Schwarzwald.» [Ulrich, Winfried, S. 79-80]

«Nomen

H. Glinz empfiehlt, den Terminus Nomen dem Terminus Substantiv vorzuziehen, weil er zum Pronomen passe und den Anklang an Subjekt vermeide. In der lateinischen Grammatik umfasst das Nomen auch das Adjektiv. Der Terminus Substantiv ist mir der philosophischen Kategorie Substanz in Verbindung zu bringen. Seine Funktion ist 1) Identifizierung, 2) Beschreibung eines Gegenstandes, den es benennt. Tiefenstrukturell liegt ihm oft ein ganzer Satz (Relativsatz) zugrunde. Wie Verben sind auch Nomina in atomare Prädikate dekomponierbar. Sie bestehen aus einer Variablen + einem Prädikat, das die Variable beschreibt.

Nach J. Erben ist es eine Größe, die als mitwirkender Handlungsfaktor des Verbalprozesses angesehen werden kann. Als Wortart des Benennens genießt es eine relativ große Selbständigkeit. Seiner Form nach hypostasiert es Vertreter mehrerer Kategorien zu Substanzen (daher auch Dingwort, was in der Schulterminologie immer noch besser als Hauptwort ist, da diese Bezeichnung nur dem Verb zukommt).

Distributionell sind Substantive Wörter, die als unmittelbare Konstituenten von NP in der Umgebung /Artikel + Substantiv/ stehen, wobei der Artikel auch fehlen und zwischen den Artikel + das Substantiv ein Adjektiv treten kann. Morphologisch haften dem deutschen Substantiv die Kategorien des Numerus, Kasus + Genus an, die durch Morpheme (Artikel + Flexion) die Nominalphrase konstituieren. Brückenformen zum Verb bilden der Infinitiv, deklinierbar als Gerundium, zum Adjektiv die Partizipien. Seiner logischen Funktion nach gliedert das Nomen die Signifikate in Klassen- und Individualbezeichnungen.» [Heupel, Carl, p. 154-155]

«Substantiv

Substantiv: andere Bezeichnung für Nomen (Namen-, Nennwort); deutsch Hauptwort oder Dingwort; die Bezeichnung Substantiv drückt aus, dass Substantielles benannt ist: Mensch, Tier, Pflanze, Ofen, ...

Zu allen Einzelheiten siehe Nomen.»

[Bünting, K.-D. / Eichler, W.: Grammatik-Lexikon. Frankfurt a.M.: scriptor, 1989, S. 169]

«Nombre. A. Nomen; I. Noun; F. Nom.

1.- Término con el que se designa, a la vez, el adjetivo y el sustantivo. (Vid. Epitetólogo). Así se unió en la Antigüedad con una designación común (ὄνομα, nomen) a ambas partes del discurso. la separación de abas categorías data de la E. Media.

2.- El término nombre alude, por antonomasia, al nombre sustantivo y alterna, en el uso corriente, como sinónimo de sustantivo. Las definiciones de esta parte del discurso son muy variadas. Se reconocen en ellas dos categorías: el nomen apellativum (nombre apelativo o común) [A. Gattungsname] y el nomen proprium [A. Eigenname]. Para una distinción entre ellos, vid. Connotativo. Se han dado innumerables definiciones del nombre sustantivo. Desde el punto de vista lógico, se definió como la palabra que expresa una sustancia (de ahí que se le llame sustantivo) frente al adjetivo que expresa cualidad. Esta definición fue modificada para dar cabida a los nombres abstractos <res corporalis vel incorporalis>. Prisciano dio una plausible definición al hacer notar que el nombr expresaba substantia cum qualitate; pero esta definición, válida para el nombre común, no lo es para el nombre propio. Desde el punto de vista funcional, se define el nombre que funciona de manera ordinaria como el sujeto de la oración. Pero también el infinitivo, el pronombre y aun el adjetivo y el adverbio pueden funcionar como sujetos. Jespersen define el nombre como un semantema que de ordinario funciona como término de rango primario; esta definición no excluye ni al adjetivo ni al infinitivo. Hjemslev lo define como <un semantema susceptible de morfema de caso>; no excluye por tanto al adjetivo. Quizá fuera más exacto definir el nombre como <un semantema susceptible de funcionar como término de rango primario sin transpositor, y de recibir morfemas de caso en las lenguas que poseen flexión casual>. Todas estas definiciones son aproximadas. Algunos lingüistas se inclinan hoy por la definición de Prisciano, que tiene el inconveniente de no apoyarse en nociones gramaticales, sino lógicas.»

3.- Nombre abstracto y concreto. Vid. Abstracto.

4.- Nombres verbales. Se da este nombre alguna vez a las formas que constituyen el verbum infinitivum.

[Lázaro Carreter, Fernando: Dicc. de térm. filológ., p. 293-294]

«Nominal.

1.- Referente al nombre.

2.- Formas nominales del verbo. Son aquellas que en cierto modo participan de la naturaleza del nombre. Vid. Verbum infinitum.

3.- Frase nominal. [A. Nominalsatz]. frase que no tiene verbo ni cópula: omnia praeclara, rara; perro ladrador, poco mordedor. La naturaleza de la frase nominal está sometida a discusión. Hjemslev (1948) sostiene que hay en ella tres elementos verbales implícitos: aspecto infectum, tiempo presente y modo indicativo. Benveniste (1950), por el contrario, plausiblemente que la frase nominal es, por naturaleza, no temporal, no modal y no aspectual. Separa (como Hjemslev) la frase nominal de la oración atributiva y escribe: «Desde el punto de vista indoeuropeo, la segunda no es una variante más clara o más completa de la primera, ni la primera una forma deficiente de la segunda. Una y otra son posibles, pero no para la misma expresión. Una aserción nominal completa en sí coloca el enunciado fuera de toda localización temporal o modal y fuera de la subjetividad del hablante... Tiene valor de argumento, de prueba, de referencia. Se la introduce en el discurso para mover y convencer, no para informar. Es, fuera del tiempo, de la persona y de la circunstancia, una verdad proferida como tal». Por ello se utiliza preferentemente en frases sentenciosas y proverbios, si bien en indoeuropeo, en griego y aun en latín, tenía una vitalidad que excedía en mucho a los estrechos marcos modernos de su empleo.»

[Lázaro Carreter, Fernando: Dicc. de térm. filológ., p. 294-295]

Nombre

Palabra que designa cualquier realidad, concreta o abstracta, y que sirve para referirse a ella, reconocerla y distinguirla de otra.

nombre abstracto

El que designa una cualidad: "estupidez" y "optimismo" son nombres abstractos.

nombre animado

El que se otorga a seres considerados con vida: "delfín" es un nombre animado.

nombre colectivo

El que expresa en singular una pluralidad o colectividad: "grupo" es un nombre colectivo.

nombre comercial

Denominación distintiva de un establecimiento, producto, o servicio.

nombre común

El que se aplica a todos los seres animados o inanimados de una misma especie: "piedra" es un nombre común.

nombre contable

El que designa realidades que se pueden contar: "moneda" es un nombre contable.

nombre de guerra

El que identifica a alguien en el ámbito de una actividad: cuando actúa en el cabaret, su nombre de guerra es "Tulipán Negro".

nombre de pila

El que se otorga a alguien en el bautizo: su nombre de pila es Ignacio. P. ext., el que se inscribe en el registro civil y precede a los apellidos.

nombre de religión

El que adopta una persona al ingresar en una orden religiosa: Juana Inés de la Cruz era el nombre de religión de una escritora mexicana.

nombre incontable

El que designa realidades que no se pueden contar: "dinero" es un nombre incontable.

nombre propio

El que se aplica a seres animados o inanimados para designarlos y diferenciarlos de otros de su misma especie: "Paloma" y "Tegucigalpa" son nombres propios.

«Nombre

Categoría gramatical variable que denota entidades (Juan) o clases de entidades (hombre). Morfológicamente, el nombre está en español intrínsecamente marcado para el género y puede recibir marcas de número. Es el elemento que determina la concordancia con el núcleo del predicado (en la oración) y con el determinante y el adjetivo (en el interior del sintagma nominal).

Algunos gramáticos tradicionales emplean este término para designar tanto al sustantivo ('nombre sustantivo') como al adjetivo ('nombre adjetivo').

Nombre abstracto

Nombre que denota cualidades o ideas inmateriales, v.g., bondad, arrogancia, ronquera... La distinción entre nombres abstractos y nombres concretos no siempre es fácil de establecer y, al contrario que otras distinciones entre clases de nombres, no tiene reflejo gramatical. Muchos gramáticos piensan, por ello, que esta distinción no es lingüística. (Cf. Nombre concreto.)

Nombre ambiguo (en cuanto al género)

Nombre que admite variación de género, sin cambio de significado denotativo, v.g., el/la mar, el/la calor. (Cf. Nombre común en cuanto al género, Nombre epiceno).

Nombre animado

Nombre que canónicamente designa seres dotados de voluntad y control sobre sus acciones, esto es, personas o animales superiores. La distinción entre nombres animados e inanimados es uno de los factores que condiciona la presencia de la preposición a de objeto directo en español: He lavado al {niño/perro}, He lavado la {langosta/falda}. (Cf. Nombre inanimado.)

Nombre colectivo

Nombre que designa en singular un conjunto de entidades, v.g., profesorado, rebaño, bibliografía... Los nombres colectivos se combinan con la preposición entre (entre el profesorado) y con el adjetivo numeroso en singular (la numerosa bibliografía). (Cf. Nombre individual.)

Nombre común

Nombre que denota una clase de entidades, v.g., hombre, ciudad... Los nombres comunes funcionan en español como predicados, v.g., Juan es médico. (Cf. Nombre propio, Predicado nominal.)

Nombre común en cuanto al género

Nombre que tiene la misma forma para ambos géneros, v.g. el/la testigo, el/la estudiante. (Cf. Nombre ambiguo en cuanto al género, Nombre epiceno.)

Nombre concreto

Nombre que designa seres u objetos que se pueden percibir por los sentidos o seres imaginarios que se tratan como si fuesen reales, v.g., silla, caballo, hada... (Cf. Nombre abstracto.)

Nombre contable o discontinuo

Nombre que designa entidades discretas o aislables que no se pueden dividir sin dejar de ser lo que son, v.g., niño, mes, pez... Los nombres discontinuos se pueden contar y se combinan, por tanto, con los numerales cardinales: tres peces. (Cf. Nombre no contable o continuo.)

Nombre epiceno

Nombre sin variación de género que designa una entidad sexuada, v.g., la pantera, el leopardo, la persona, la criatura... (Cf. Nombre ambiguo en cuanto al género, Nombre común en cuanto al género.)

Nombre inanimado

Nombre que, canónicamente, designa objetos o serres (animales inferiores y vegetales) que carecen de voluntad y control sobre sus actos. (Cf. Nombre animado.)

Nombre individual

Nombre que designa en singular a un solo individuo de una clase, v.g., profesor, oveja, libro... Los nombres individuales no se combinan ni con la preposición entre (*entre el profesor) ni con el adjetivo numeroso (*el numeroso libro). (Cf. Nombre colectivo.)

Nombre no contable o continuo

Nombre que designa sustancias o cualidades ni discretas que se pueden dividir conservando su naturaleza, v.g., oro, pescado, esperanza... Los nombres continuos se pueden cuantificar (mucho oro), no no contar (*tres oros). (Cf. Nombre contable o no continuo.)

Nombre propio

Nombre que identifica una entidad, v.g., Juan, Madrid... Los nombres propios funcionan como argumentos de un predicado: Juan recibió el premio. (Cf. Argumento, Nombre común.)»

[Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 82-84]

nombre de pila

Tauf-, Vorname

nombre colectivo

Kollektivbezeichnung, Sammelbegriff

nombre común (propio)

Gattungs-(Eigen-)name

nombre sustantivo/adjetivo

Substantiv, Adjektiv