LINGUISTIK

Lingüística

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Zeichen (Beitrag von Lamiquiz, Vidal) / Grammatik / Philologie

 

Linguistik

Philologie

 

Sprachwissenschaft

 

Linguistik [Auch: Sprachwissenschaft].

Seit dem 19. Jh. besonders seit Ferdinand de Saussure übliche Bezeichnung für »Sprachwissenschaft«, insb. für die moderne (systembezogene, strukturalistische) Sprachbetrachtung. Heute werden die beiden Bezeichnungen L. und Sprachwissenschaft in unterschiedlicher Weise verwendet.

(1)  In Anlehnung an den engl./frz. Sprachgebrauch, wo linguistics / la linguistique den Gesamtbereich der Sprachwissenschaft bezeichnet, wird L. als Synonym für Sprachwissenschaft verwendet.

(2)  Im Anschluss an die Auffassung strukturalistischer Sprachbetrachtung, die zwischen einer »inneren« (systembezogenen) und »äußeren« Sprachwissenschaft unterscheidet, wird Linguistik als Teildisziplin einer allgemeinen und umfassenden Sprachwissenschaft verstanden. In diesem engeren Verständnis gilt L. zunächst seit den 50er Jahren als Bezeichnung für »moderne«, synchron orientierte, auf die interne Struktur der Sprache bezogene Wissenschaft, die sprachliche Regularitäten auf allen Beschreibungsebenen untersucht und ihre Ergebnisse in expliziter (formalisierter) Beschreibungssprache und in integrierten Modellen niederlegt.“ [Bußmann, H., S. 458-459]

Lingüística aplicada:

Rama que utiliza el estudio científico de la lengua con fines educativos, prácticos o clínicos.

Lingüística areal:

El estudio de una lengua individual pero perteneciente a un área lingüística.

Lingüística comparativa (alem. vergleichende Sprachwissenschaft). Un método lingüístico basado en el presupuesto de una diversificación constante y regular entre las lenguas de una misma familia. La l. c. estudia las relaciones y las equivalencias entre las formas de estas lenguas que son afines en cuanto al significado y pueden ser remitidas a significados comunes.

Lingüística computacional: Un método de análisis que estudia, cada vez más a menudo a la ayuda de tecnologías sofisticadas, los conjuntos de datos lingüísticos según sus propiedades estadísticas; la l. c. presenta numerosas implicaciones prácticas y aplicativas, desde la preparación de diccionarios al reconocimiento automático de formas escritas y habladas.

Lingüística contrastiva: Análisis de dos o más lenguas en términos de semejanzas y diferencias, con una finalidad especialmente didáctica. El término contrastive linguistics ha sido introducido por G. L. Tanger en 1949 y se ha mantenido a pesar de los significados diversos de contrast; Weinrich, promotor también de este tipo de análisis, hablaba de differential description mientras que Haugen proponía bilingual description o dialinguistics, pero ninguno de estos términos ha sido introducido en el uso.

Lingüística de texto o textual (alem. Textlinguistik, introducido por H. Weinrich). Especialización lingüística que estudia la organización de las unidades lingüísticas en un nivel superior al de la frase, y, por lo tanto, las condiciones y las reglas para la construcción y la estructuración interna de un texto lingüístico, sus funciones y sus condiciones de inteligibilidad.

Lingüística espacial: Corriente promovida por Bertoni y Bartoli, que da cuenta de la distribución areal de las diferentes lenguas; el principal interés de este tipo de investigación es la conservación o no conservación de un determinado fenómeno de la lengua común de origen y, en este sentido, coincide sólo nominalmente con la lingüística areal americana, mucho más rica en lo que respecta a los intereses tipológicos y sociolingüísticos.

Lingüística estructural: Método, orientación de análisis lingüístico basado en la determinación del carácter estructural de la lengua, „por l. e. se entiende un conjunto de investigaciones basadas en una hipótesis según la cual es científicamente legítimo describir el lenguaje esencialmente, como una entidad autónoma de dependencias internas o, en una palabra, una estructura ... El análisis de esta entidad permite separar constantemente una serie de partes que se condicionan recíprocamente, cada una de las cuales depende de otras y no sería concebible ni definible sin éstas. [La hipótesis] reduce su objeto a una serie de dependencias, y ve los actos lingüísticos uno en razón del otro“ (Hjelmslev 1971: 29, 31).

Lingüística general: En la lingüística este siglo ha empezado a ser utilizado el término de gramática general; pero linguistique générale es un término usado corrientemente en A. Meillet que titula así una conferencia inaugural en 1906; el Curso de l. g. de Saussure se publica en 1916 con las mismas finalidades: „el lenguaje es una institución dotada de una autonomía propia; es necesario determinar las condiciones generales de desarrollo desde un punto de vista estrechamente lingüístico, y éste es el objeto de la lingüística“.

Lingüística histórica: Un método que tiene como objeto de estudio la transformación, la modificación en el tiempo de un sistema lingüístico.

Lingüística matemática: Denominación que comprende la lingüística cuantitativa (lexicoestadística) o estadística lingüística y lingüística algebraica. En el primer caso los métodos estadísticos y cuantitativos se encuentran al servicio de investigaciones de tipo tradicional (lexicológicas, fonológicas, etc.), en el segundo, los datos lingüísticos son formalizados y se convierten en elementos de operaciones logicomatemáticas.

Lingüística pragmatica o pragmalingüística: Orientación reciente (cuyos máximos teóricos han sido los alemanes D. Wunderlich y U. Maas en los años setenta) que se concentra en el habla como acción y estudia (sirviéndose de conceptos de la teoría de los actos lingüísticos, de las estrategias discursivas, de las finalidades y de la lingüística cognoscitiva) cómo se establece, se mantiene y se modifica la relación entre interlocutores, y cómo se puede influir sobre los otros a través del lenguaje y cuáles son las condiciones para la consecución del acto lingüístico.

Lingüística tipológica: Se atribuye a Friedrich Schlegen el primer intento de subdividir las lenguas del mundo según la tipología. Su clasificación, que distinguía entre lenguas sin estructura gramatical, lenguas con afijos y lenguas con flexión, fue perfeccionada por August Wilhelm Schlegel, que subdivide las lenguas con flexión en analíticas y sintéticas. Esta distribución es aceptada, con mínimos retoques, en todas las clasificaciones del siglo XIX y, sobre todo, en la de A. F. Pott (1802-87) que, en 1849, basándose en algunos conceptos de W. von Humboldt, propuso una disposición de las lenguas según cuatro tipos posibles: aislantes, como el chino, aglutinantes, como el turco, flexivas, como las lenguas indoeuropeas e incorporantes, como las lenguas americanas. El desarrollo de la lingüística histórica, concentrada sobre las grandes familias de lenguas (la indoeuropea, sobre todo, pero también la semítica y la bantú), conducía necesariamente a la reducción del interés por la lingüística tipológica que debe ampliar su examen a muchas, si no a todas las familias lingüísticas del mundo. El interés renace sobre todo con los lingüistas americanos, Boas, Sapir y, después, Greenberg; una fuerte atención en sentido universalista es la de Jakobson, en el ámbito de una teoría general del lenguaje.“ [Cardona, G. R., pp. 172-175]