LENGUA, IDIOMA, DIALECTO

(Recop.) Justo Fernández López

 

Lengua, idioma, dialecto:     

Debemos entender por lengua el sistema lingüístico organizado en estructura comunicativa y peculiar y empleado por una comunidad sociolingüística.

Precisando el concepto, conviene observar que puede no darse coincidencia entre comunidad lingüística y comunidad político-social, es decir que el dominio geográfico de una lengua no coincida con la extensión territorial independiente de un poder político o Estado. De hecho, esa falta de acomodación es lo más frecuente. Por ello, de las necesidades político-administrativas brota el concepto de idioma o lengua oficial de una nación o país. Así, por ejemplo, en Bélgica hay tres idiomas: el francés valón, el flamenco y el alemán; en Suiza cuatro: el francés, el alemán, el italiano y el romanche o retorrománico. En España la lengua española es el idioma oficial del Estado pero las demás lenguas peninsulares, como el catalán, el euskera, el gallego, son también idiomas oficiales en sus respectivas comunidades autónomas.

Si el concepto de idioma o lengua oficial proviene de causas culturales, políticas e históricas, el concepto de dialecto presenta consideraciones únicamente lingüísticas y culturales. Porque debe entenderse como dialecto cada una de las variedades regionales de una lengua.

En consecuencia, todos los dialectos de una lengua ofrecerán en sincronía un único sistema lingüístico en su estructura pero manifestarán específicas preferencias en el funcionamiento de ese sistema común. Estas preferencias se situarán en los distintos niveles, léxico, morfosintáctico y fonológico, o únicamente en alguno de ellos.

El problema de cuándo un dialecto, en razón de la evolución diacrónica, deja de serlo y pasa a ser otra lengua diferenciada, momento difícil de precisar lingüísticamente, queda quizá resuelto con los criterios, que apunta M. Alvar, de igualación, uniformación o nivelación en unos precisos límites geográficos y en la conciencia lingüístico-social de todos los hablantes de la respectiva comunidad lingüística.“  

[Lamiquiz, Vidal: Lengua española. Método y estructuras lingüísticas. Barcelona: Ariel Lingüística, ²1989, p. 75]

«Lenguaje

Lenguaje es la facultad humana que permite al hombre la expresión de sus pensamientos.

No sería, pues, correcto hablar de lenguaje español, lenguaje francés, etc.

La facultad humana de comunicarse es independiente de una lengua u otra.

Todas las razas humanas hablan, excepto los 40.000 indios querunguas del este de Bolivia, que nacen mudos y no llegan a hablar.

Lengua

Esa facultad humana de comunicarse, presenta manifestaciones diversas según los distintos grupos humanos que existen. Cada una de las manifestaciones es una lengua.

La lengua es el código que sirve para comunicarse dentro de cada comunidad humana. El código es un conjunto sistematizado de signos y las reglas para su empleo. El código es lo que permite al emisor elaborar un mensaje y al receptor, interpretarlo. No hay comunicación si el receptor no conoce el código que usa el emisor.

En la actualidad hay más de 3.000 lenguas en el mundo. Las lenguas más habladas son el chino, el inglés, el ruso y el español.

En España existen cuatro lenguas: castellano (lengua oficial y nacional), catalán, gallego y vasco

Habla

El habla es la utilización que cada uno de los hablantes hace de su lengua. Se trata, por tanto, de un acto concreto e individual.

Las lenguas, por el contrario (y los dialectos), son fenómenos sociales y generales, colectivos, propios de los grupos que los utilizan.

Cuando hay ciertas características comunes en un lugar concreto (pueblo, valle...), sin llegar a la categoría de dialecto, se las considera hablas locales.

En el habla de cada uno influyen, como es lógico, factores sociales, culturales, geográficos, etc., lo que da lugar a los diversos niveles y registros de hablas.

Ciertos “tonillos” especiales, ciertas muletillas, algunas palabras

Dialecto

Los dialectos son las variantes o modalidades regionales de una lengua. Tales variantes no afectan a la unidad del sistema.

El andaluz o el canario son dialectos del castellano.

El mismo castellano, catalán, francés, italiano, gallego, portugués, etc., son, a su vez, dialectos del latín.

El astur-leonés y el navarro-aragonés son también dialectos del latín, aunque de características especiales.

Podemos, pues, decir, en síntesis, lo siguiente:

§         Lengua: modalidades nacionales

§         Dialecto: modalidades regionales

§         Habla: modalidades individuales

Desde otro punto de vista, lo podemos expresar así:

 

Término

Definición

Extensión

lenguaje

Facultad humana para comunicarse

Todos los hombres

lengua

(dialecto)

Sistema determinado de signos (código)

Comunitaria: nación-pueblo

habla

Empleo concreto de una lengua

Individual

 

[Alonso Marcos, A.: Glosario de la terminología gramatical. Unificada por el Ministerio de Educación y Ciencia. Madrid: Magisterio Español, 1986, p. 26-27]

«Lenguaje: debemos entender con esta palabra, entre otras acepciones: “la facultad del hombre para comunicarse mediante sonidos orales articulados o escritos“; no debe usarse por lengua (sistema de signos orales o escritos y reglas de combinación y oposición entre ellos). Así, podremos hablar de “la lengua de un país“ y no “del lenguaje de un país“; o bien de “las lenguas que se hablan en España“. Así pues, lenguaje es una facultad; lengua, un sistema.»

[Gómez Torrego, Leonardo: El léxico en el español actual: Uso y norma. Madrid: Arco/Libros, 1995, p. 111]

Terminología lingüística

 

 

Francés

Español

Alemán

Hablar (uso de la lengua)

parole

el habla

Sprachgebrauch

Funcionalidad de la lengua

langue

la lengua

Sprachsystem

Facultad de hablar

langage

el lenguaje

Sprachvermögen

 

lenguaje

Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (García Lorca)

«Lenguaje: 1. Facultad de expresarse mediante la articulación de sonidos, propia del hombre: El lenguaje humano. 2. Forma de expresión de algunos animales: El lenguaje de las abejas. 3. Cada una de las variedades o modalidades que puede presentar una lengua, particularmente por relación a la cultura de los hablantes, a la situación que se emplea, etc.: El lenguaje culto. El lenguaje coloquial. 4. Manera particular de expresarse: El lenguaje de las manos

[Aquilino Sánchez (dir.): Diccionario de uso. Gran diccionario de la lengua española. Madrid: SGEL, 1985]

lenguaje (Del prov. lenguatge)

1. m. Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente.

2. m. lengua (sistema de comunicación verbal).

3. m. Manera de expresarse. Lenguaje culto, grosero, sencillo, técnico, forense, vulgar.

4. m. Estilo y modo de hablar y escribir de cada persona en particular.

5. m. Uso del habla o facultad de hablar.

6. m. Conjunto de señales que dan a entender algo. El lenguaje de los ojos, el de las flores.

7. m. Inform. Conjunto de signos y reglas que permite la comunicación con un ordenador. [DRAE]

lengua

el latín es una lengua muerta

«Lengua: Para aludir a la capacidad de hablar del hombre en general se emplea el vocablo lenguaje. Para las modalidades particulares que puede adoptar una lengua, especialmente las estilísticas o técnicas, se emplea también lenguaje (lenguaje científico/periodístico, etc.), aunque también se usa la voz lengua. Idioma alterna con lengua cuando se alude a las lenguas nacionales modernas.»

[Aquilino Sánchez (dir.): Diccionario de uso. Gran diccionario de la lengua española. Madrid: SGEL, 1985]

lengua (Del lat. lingua)

1. f. Órgano muscular situado en la cavidad de la boca de los vertebrados y que sirve para gustación, para deglutir y para modular los sonidos que les son propios.

2. f. Sistema de comunicación verbal y casi siempre escrito, propio de una comunidad humana.

3. f. Sistema lingüístico cuyos hablantes reconocen modelos de buena expresión. La lengua de Cervantes es oficial en 21 naciones.

4. f. Sistema lingüístico considerado en su estructura.

5. f. Vocabulario y gramática propios y característicos de una época, de un escritor o de un grupo social. La lengua de Góngora. La lengua gauchesca. [DRAE]

idioma

hablar varios idiomas

Academia de idiomas

«Idioma: Lengua empleada en una comunidad, particularmente cuando constituye un estado o nación: Habla cuatro idiomas

[Aquilino Sánchez (dir.): Diccionario de uso. Gran diccionario de la lengua española. Madrid: SGEL, 1985]

idioma (Del lat. idiōma, y este del gr. δίωμα, propiedad privada)

1. m. Lengua de un pueblo o nación, o común a varios.

2. m. Modo particular de hablar de algunos o en algunas ocasiones. En idioma de la corte. En idioma de palacio.

V. laboratorio de idiomas [DRAE]

habla

el habla de Madrid

«Habla: 1. Facultad de hablar: Adquirir, perder, recobrar el habla. 2. Manera de hablar, peculiar de un individuo, región o grupo social: Habla muy bien el español, pero no entiende bien el habla de algunos pueblos de esta zona

[Aquilino Sánchez (dir.): Diccionario de uso. Gran diccionario de la lengua española. Madrid: SGEL, 1985]

habla (Del lat. fabŭla)

1. f. Facultad de hablar. Perder el habla.

2. f. Acción de hablar.

3. f. Manera especial de hablar. El habla de un niño.

4. f. Ling. Realización lingüística, por oposición a la lengua como sistema.

5. f. Ling. Acto individual del ejercicio del lenguaje, producido al elegir determinados signos, entre los que ofrece la lengua, mediante su realización oral o escrita.

6. f. Ling. Sistema lingüístico de una comarca, localidad o colectividad, con rasgos propios dentro de otro sistema más extenso. [DRAE]

«lengua | idioma | lenguaje | dialecto | habla

La lengua o lenguaje es el sistema lingüístico de una comunidad, formado por sonidos articulados; el habla es la facultad de articular palabras, también esta acepción la adopta el término lengua; el idioma es la lengua, perfectamente desarrollada, de un país o comunidad; el dialecto es la forma particular en que una lengua es hablada en un determinado lugar o medio social.»

[Albaigès, Josep M.: Diccionario de palabras afines – con explicación de su significado preciso. Madrid: Espasa-Calpe, 2001, p. 464]

Idioma

«Idioma, 1605. Tomado del latín tardío idioma, y éste del griego idioma ‘carácter propio de alguien’, ‘particularidad de estilo’, derivado de idios ‘propio’, ‘peculiar’; de ‘locución de sentido peculiar’ se pasó a ‘lenguaje propio de una nación’, sentido que ya tiene en el Quijote.

Derivados:

Idiomatismo. Idiota, 1220-50, tomado del griego idiotez ‘hombre privado o particular’, ‘profano, que no es técnico en una profesión’, ‘ignorante’, acepción ésta que se conserva todavía en el Siglo de Oro; la moderna, 1869. Idiotismo, 1580, lat. idiotismus ‘locución propia de una lengua’, del griego idiotismos ‘habla del vulgo’.»

[Corominas, Joan: Breve diccionario etimológico de la lengua española. Madrid: Gredos, 31987, p. 330]

Idiota

Del latín idiota, idiotes y éste del griego idiotes ‘persona privada’, ‘persona sencilla, vulgar, corriente’, ‘profano’, ‘que no es técnico en una profesión’, ‘ignorante’, ‘chapucero’, ‘inculto’, ‘iletrado’. La palabra griega es un derivado del adjetivo griego ídios ‘propio’, ‘peculiar’, ‘típico de’, ‘específico’, ‘privado’, del que se deriva también idioma ‘forma característica y peculiar de hablar de una comunidad o de un grupo’.

«Lengua, dialecto, habla se refieren todos a realidades que sirven para la comunicación y, en su uso corriente, estas denominaciones recogen las actitudes de los hablantes hacia ellas.

El DRAE define lengua como

Sistema de comunicación y expresión verbal propio de un pueblo o nación, o común a varios.

y añade otra definición más concreta:

Sistema lingüístico que se caracteriza por estar plenamente definido, por poseer un alto grado de nivelación, por ser vehículo de una cultura diferenciada y, en ocasiones, por haberse impuesto a otros sistemas lingüísticos.

Efectivamente, una lengua tiene unas normas establecidas (ortografía, gramática ...) que rigen su uso entre las personas cultas y que se difunden a través de la enseñanza, de los medios de comunicación y de todas las manifestaciones de la sociedad que la usa. [...]

Una misma lengua puede pertenecer a varios países, como ocurre con el francés, el español o el inglés, mientras que otra lengua, como el catalán, puede hablarse en tres países y tener distinto estatus en cada uno de ellos: oficial en Andorra, cooficial en Cataluña, y sin reconocimiento expreso en Francia.

Dialecto es término discutido por su ambigüedad. Normalmente se usa como sinónimo de ‘variante’ o ‘variedad’ lingüística, pero, si recurrimos de nuevo al DRAE, encontramos dos definiciones, tomadas, como en el caso anterior, de trabajos de Manuel Alvar:

Sistema lingüístico derivado de otro; normalmente con una concreta limitación geográfica, pero sin diferenciación suficiente frente a otros de origen común.

Estructura lingüística, simultánea a otra, que no alcanza la categoría de lengua.

Como en el caso de lengua, se habla de “sistema lingüístico”, pero aquí se insiste, por un lado, en que éste no es autónomo, sino derivado y dependiente, y, por otro, en que suele tener una extensión bastante limitada y parecerse a otros de la misma familia. Toda la primera parte del proceso, la que supone la derivación a partir de una lengua o de una variedad anterior, es igual a lo que se ha visto para el concepto de lengua. Pero, a partir de ahí, el dialecto se detiene: no alcanza una difusión culta, se limita a una zona concreta que no suele rebasar y no se diferencia demasiado de las otras variedades que proceden de la misma lengua.

La segunda definición señala la convivencia habitual del dialecto con otro sistema, que sí ha alcanzado el nivel de lengua y sobre el que recae la comunicación más compleja. Quiere esto decir que las lenguas conviven con los dialectos y se reparten con ellos los diferentes niveles de comunicación. Se puede utilizar el dialecto en ciertos ámbitos y para hablar de ciertos temas, pero habrá que recurir al empleo de la lengua para estudios avanzados o para la creación literaria más elaborada. Así se consigue el equilibrio lingüístico en las zonas dialectales. [...]

Aunque dialecto en el sentido en el que se acostumbra a utilizar se refiera a variedades en el espacio – que se llaman diatópicas o geográficas (leonés, aragonés, etc.) –, también son dialectos otro tipo de variedades entre distintos niveles de un mismo sistema – éstas reciben el nombre de diastráticas (nivel popular, culto, etc.) –, o entre distintos estilos de comunicación – diafásicas (estilo coloquial, formal, cuidado).

Quizá haya que insistir en que toda lengua ha sido antes dialecto y en que han sido las circunstancias externas las que la han llevado a ese estatus de lengua. [...]

Finalmente, habla se utiliza para designar variedades restringidas que pueden venir de un dialecto fragmentado o que nunca pasaron de ser locales, sin llegar a la relativa unidad del dialecto. Ahora bien, no siempre es fácil distinguir entre habla y dialecto: el habla – lo que los franceses llaman patois – suele tener menos cohesión que el dialecto, variar de pueblo a pueblo, etc. Sin embargo, resulta difícil establecer límites entre ambos conceptos, porque se interponen factores extralingüísticos y la propia actitud de los hablantes ante su variedad. [...]

Desde un punto de vista científico, todos estos conceptos son equiparables, pertenecen al mundo de las ideas, de las abstracciones, pero la aplicación real de los términos, la que de ellos hacen los hablantes, establece jerarquías. Así, se suele valorar más una lengua que un dialecto y éste, a su vez, más que un habla, porque desde el punto de vista del hablante, dialecto es un término cargado de connotaciones peyorativas: implica sumisión, rusticalidad y se relaciona con la marginación y el atraso. Por eso hay que dejar claro que, dependiendo del enfoque, un mismo sistema puede ser lengua, y al tiempo puede ser dialecto, sin que eso rebaje su categoría. Por ejemplo, el catalán es una lengua, porque tiene una personalidad propia, está nivelado, es vehículo de una cultura, pero, desde un punto de vista histórico, es un dialecto del latín, lo mismo que el francés o el español. Todo esto no impide que, a su vez, puedan distinguirse varios dialectos catalanes e, incluso, pueda hablarse de habla de Alguer dentro del catalán. Vemos pues que, históricamente, el catalán es dialecto, pero que hoy es también una lengua con sus propias variedades. [...]

Toda lengua ha llegado a serlo a través de un proceso histórico y, a lo largo de ese tiempo, se la ha identificado con una o con varias comunidades, y esa identificación determina, por parte de sus hablantes y de los hablantes de otras comunidades, ciertas actitudes que atañen, entre otras cosas, a algo tan fundamental como su prestigio.»

[García Mouton, Pilar: Lenguas y dialectos de España. Madrid: Arco/Libros, 1994, pp. 7-11]

«Lengua

1. Manifestación de la facultad humana del lenguaje en una comunidad de hablantes determinada (Cf. Lenguaje).

2. En comparación con los dialectos, las lenguas son sistemas lingüísticos normalizados y socialmente prestigiosos. (Véase Idioma. Cf. Dialecto, Norma).

3. Como parte de la dicotomía lengua-habla propuesta por el lingüista Ferdinand de Saussure, una lengua es el código lingüístico de naturaleza social que los hablantes de una comunidad comparte. (Véase Código lingüístico, Sistema lingüístico. Cf. Competencia, Hablal.)

Lengua aglutinante

Tipo de lengua en el que las relaciones gramaticales se suelen expresar por medio de mecanismos morfológicos y existe, por lo general, una correspondencia biunívoca entre morfemas (unidades significativas) y morfos (realizaciones fonéticas). Son lenguas aglutinantes, por ejemplo, el turco y el vasco. (Cf. Lengua aislante, Lengua flexiva, Lengua polisintética.)

Lengua aislante

Tipo de lengua en el que predominan las palabras invariables y las relaciones sintácticas se suelen marcar por medio del orden de palabras o de unidades léxicas independientes, v.g., el chino o el vietnamita. (Cf. Lengua aglutinante, Lengua flexiva, Lengua polisintética.)

Lengua común o estándar

Variedad de lengua que se ajusta a la norma.

Lengua criolla

Véase Criollo.

Lengua de sustrato

Cf. Sustrato.

Lengua escrita

Modalidad de comunicación que hace uso de la escritura. (Cf. Lengua hablada u oral, Modalidad escrita.)

Lengua especializada o sectorial

Véase Argot, Jerga.

Lengua flexiva

Tipo de lengua en el que con frecuencia no existe una correspondencia biunívoca entre los morfemas y la secuencia lineal de los morfos. En las lenguas de este tipo, como el latín o el español, es habitual que un solo morfo exprese varios significados gramaticales distintos. (Cf. Lengua aglutinante, Lengua aislante, Lengua polisintética, Sincretismo.)

Lengua hablada u oral

Modalidad de comunicación que hace uso de señales lingüísticas acústicas. (Cf. Lengua escrita, Modalidad oral.)

Lengua madre

Antecesor común de una familia de lenguas. El latín, por ejemplo, es la lengua madre de las lenguas románicas.

Lengua materna

Primera lengua que aprende un individuo.

Lengua polisintética

Tipo de lengua en la que se suelen expresar por medio de palabras largas y complejas los contenidos léxicos de sintagmas u oraciones. Son lenguas polisintéticas el nahua y el mohaqués. (Cf. Lengua aglutinante, Lengua aislante, Lengua flexiva.)»

[Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 77-78]

 

 

 

 

 

 

 

 

lengua

acusativa

Sistema de signos orales que utiliza una comunidad para expresarse.

«Debemos entender por lengua el sistema lingüístico organizado en estructura funcional propia y peculiar, sistema que sirve de instrumento de expresión y de comunicación directa entre los individuos de una comunidad lingüística.

Precisando el concepto, conviene observar que puede no darse exacta coincidencia entre comunidad lingüística y comunidad político-social y que el dominio geográfico de una lengua no coincida con la extensión territorial dominada por un poder político o nación. De hecho, esa falta de acomodación es lo más común. Por ello, de las necesidades político-administrativas brota el concepto de idioma o lengua oficial de una nación o país. En España tenemos un idioma, la lengua española, en realidad lengua castellana, que, por razones históricas, políticas y culturales, pasó a ser lengua oficial del país. Pero en Bélgica, por ejemplo, tienen dos: el francés valón y el flamenco; y en Suiza, cuatro: el francés, el alemán, el italiano y el romance o retorromano.» (Lamiquiz,  1975, p. 433-434)

Lengua, según Saussure, es el conjunto de signos a disposición de la colectividad.

La lengua es una estructura o sistema.

El individuo elige en la lengua los medios de expresión que necesita para comunicarse, les confiere naturaleza material, produciéndose así el habla.

ergativa

aglutinante

analítica

coloquial

común

estándar

de partida

fuente

de llegada

flexiva

fonológica

madre / materna

objeto

segunda

viva

muerta

 

 

lenguaje

 

natural

Lenguaje es la facultad que el hombre posee de poder comunicar sus pensamientos.

Cualquier sistema de signos que sirve al hombre para el ejercicio de dicha facultad o para la comunicación en general: el lenguaje de las abejas, el lenguaje corporal, el lenguaje de las flores (ver obra de García Lorca: Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores). No sería, pues, correcto hablar de lenguaje español, lenguaje francés, etc. La facultad humana de comunicarse es independiente de una lengua u otra.

artificial

figurado

formal

corporal

no verbal

 

metalenguaje

El término metalenguaje sería un lenguaje de servicio, usado para hablar del lenguaje. Si se quiere aplicar la misma distinción que existe entre lenguaje y lengua, se puede diferenciar el metalenguaje de la metalengua, pero, de hecho, los dos términos acaban por ser usados indistintamente.

 

 

 

 idioma

Lenguaje propio de un grupo humano. Suele aplicarse esta denominación a los hablados por una nación, especialmente a los modernos, o al esperanto o cualquier otro pretendido «idioma universal».

El término idioma alterna con el de lengua, referido a las lenguas vivas, es decir, a las lenguas nacionales modernas.

«El término ‘idioma’ equivale a lengua y, en ocasiones, a lenguaje. Se emplea con mayor frecuencia al hablar de las lenguas extranjeras, como en el enunciado “Saber idiomas es muy importante”.» (Alcaraz Varó / Martínez Linares, 1997:293)

Hay que observar que un idioma es siempre una lengua, pero una lengua no siempre es un idioma. Por ejemplo: la lengua latina es una lengua muerta que no se habla por ninguna comunidad nacional, por lo que no es un idioma.

 

 

 

habla

Se opone, según Saussure, a lengua como sistema de signos. El individuo elige en la lengua los medios de expresión que necesita para comunicarse, les confiere naturaleza material, produciéndose así el habla.

El habla es la utilización que cada uno de los hablantes hace de su lengua. Se trata, por tanto, de un acto concreto e individual. Las lenguas, por el contrario (y los dialectos), son fenómenos sociales y generales, colectivos, propios de los grupos que los utilizan.

Cuando hay ciertas características comunes en un lugar concreto (pueblo, valle...), sin llegar a la categoría de dialecto, se las considera hablas locales.

 

dialecto

Los dialectos son las variantes o modalidades regionales de una lengua. Tales variantes no afectan a la unidad del sistema. El andaluz o el canario son dialectos del castellano. El mismo castellano, catalán, francés, italiano, gallego, portugués, etc., son, a su vez, dialectos del latín.

sociolecto

El concepto de dialecto se diferencia del de sociolecto en que el sociolecto es una variante de la lengua hablada por un determinado estrato social. Se distingue del concepto de lengua estándar, jerga y argot. El sociolecto es la lengua empleada entre las personas que comparten una misma profesión, que confiere al hablante el estatus de pertenencia al grupo.

 

jerga / argot

«Conviene entender por “jerga” “cualquier variedad de lengua propia de una profesión, oficio o deporte”. Y debe usarse argot para aquella variedad de lengua cuyos usuarios intentan que los de fuera de su grupo no les entiendan. V. gr.: el lenguaje de germanía o de la droga. El diccionario académico, sin embargo, o hace esta distinción.» (Gómez Torrego, 1995: 109)

 

idiolecto

Conjunto de hábitos lingüísticos de una persona con relación a la lengua estándar, es decir, el habla o forma característica de hablar de un individuo. Entre los rasgos fonológicos destacan los que constituyen la dinámica de la voz.

[Justo Fernández López]