KONNEKTOR

Conector

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Nexus / Konjunktion / Satzarten / Conectores de texto / Operadores / Diskursmarker

 

Konnektor / Konnektiv  ·  Conector / enlace / elemento conectivo

Semantisch: Sammelbegriff für koordinierende und subordinierende Konjunktionen sowie Konjunktionaladverbien; logisch: logische Partikel („logisches und, oder“, logische Implikation).“

[Abraham, Werner: Terminologie zur neueren Linguistik. Tübingen: Niemeyer, 1988, Bd. 1, S. 388]

Konnektiv: Sprachlicher Ausdruck mit satzverknüpfender Funktion. Zur Klasse der K. gehören u.a.: Konjunktionen und Konjunktionaladverbien. Sie verknüpfen entweder Propositionen bzw. Sachverhalte („semantische K.“) oder Illokutionen („pragmatische K.); vgl. Er freut sich, weil es regnet (Sachverhaltsverknüpfung) vs. Er freut sich, denn es regnet (Begründung einer Feststellung).“ [Bußmann, H., S. 409]

Konnektor: Element, das den Zusammenhang des Textes sichert.“

[Engel, U.: Deutsche Grammatik, S. 873]

Konnektor, der (engl. to connect) = verbinden; von lat. connexus = Verbindung): sprachliches Element, das Sätze miteinander verknüpft, Beziehungen zwischen ihnen herstellt, sie zum Text macht.

a) morphologischer K., z. B.: Es wurde dunkel. Deshalb schaltete er das Licht an.

b) semantischer K., z. B.: Es wurde dunkel. Er schaltete das Licht an.“ [Ulrich, W.: Ling. Grundbegriffe, S. 62]

„Außer durch Isotopieketten wird semantische Kohärenz auch durch semantische Beziehungen zwischen Nachbarsätzen im Text - ähnlich denen zwischen in Satzverbindungen kombinierten Sätzen - gesichert, die mit spezifischen sprachlichen Mitteln (Konjunktionen, Pronominaladverbien, Präpositionalgruppen - hier als Konnektoren zusammengefasst) sprachlich signalisiert sein können, aber auch ohne ausdrückliche sprachliche Kennzeichnung bestehen können. [...]

Die umfassende Systematisierung der Typen semantischer Beziehungen und der Konnektoren steht zur Zeit noch aus. Das ist auch dadurch bedingt, dass sie eine sehr allgemeine Semantik haben und durch den Kontext spezifiziert werden. Man kann die Konnektoren als Anweisungen an den Rezipienten bestimmen, beim Inbeziehungsetzen der in den Sätzen enthaltenen Sachverhaltsaussagen entsprechende gedankliche Operationen auszuführen.“

[Sommerfeld/Starke: Einführung in die Grammatik der deutschen Gegenwartssprache, S. 303-304]

Conectivo (fr. connectif, ingl. connective): Término usado con varias acepciones: para indicar una relación de pertinencia, un nexo entre varias fases, un elemento textual o pragmático que conecta partes de un texto (dado que, pero, porque), y el texto con el contexto situacional y del mundo.“

[Cardona, G. R.: Diccionario de lingüística, p. 58]

Conector: Para Jakobson, diverso del designador.“ 

[Cardona, G. R.: Diccionario de lingüística, p. 58]

Conectivos: Término genérico con que se designan todos los elementos lingüísticos que funcionan como nexos (conjunciones, preposiciones, pronombres relativos, verbos atributivos, etc.).“

[Lázaro Carreter, F.: Diccionario de términos filológicos, p. 106]

Nexo: Cualquier elemento lingüístico que sirve para unir a otros dos, sobre todo en el plano sintagmático. Son nexos importantes las cópulas, las preposiciones, los tonemas de anticadencia y semianticadencia.“

[Lázaro Carreter, F.: Diccionario de términos filológicos, p. 293]

„Con el término conjunciones se reúnen en una misma categoría las unidades lingüísticas que permiten incluir oraciones dentro de un mismo enunciado. Se distinguen las de coordinación y las de subordinación. Las primeras son conectores que funden en un solo enunciado dos o más oraciones que de suyo podrían manifestarse aisladas como enunciados. Las conjunciones de subordinación, en cambio, degradan la oración en que se insertan y la transponen funcionalmente a una unidad de rango inferior que cumple alguna de las funciones propias del sustantivo, del adjetivo o del adverbio. Se trata, pues, de transpositores, o elementos que habilitan a determinada unidad para funciones distintas de las propias de su categoría. En este sentido se asemejan a las preposiciones, por cuento estas señalan también la función del segmento que encabezan.“ 

[Alarcos Llorach, E.: Gramática de la lengua española, Madrid: Espasa Calpe, 1994, p. 227-228]

Conectores son elementos de enlace en la relación de la coordinación. Pertenecen a la categoría o clase de palabras de las conjunciones y enlazan siempre términos equifuncionales y del mismo nivel. En realidad no tienen significado propio, pero refuerzan la relación semántica entre los miembros conectados. Unos apoyan preferentemente las coordinación aditiva (y, e, ni, que). Otros enlazan disyuntivamente (o, u). Un tercer grupo es el de conectores de carácter adversativo (mas, pero, sino, empero).“

[Hernández Alonso, C.: Nueva sintaxis de la lengua española. Salamanca, 1995, p. 125]

„Los elementos gramaticales que sirven para insertar un miembro subordinado en una función de una estructura superior, pueden ser de dos tipos: transpositores y relatores. Los transpositores sirven para incrustar una cláusula-nexus [Nebensatz] en cualquier hueco funcional de otra cláusula o de una oración. Llamamos relatores a aquellas palabras que, además de insertar un nexus en un sintagma, expresan una referencia deíctica a algún otro elemento, que suele estar explícito en el contexto, o sea, que son anafóricos. Pero no sólo los relativos son los únicos relatores, sino que donde, cuando, como pueden introducir un nexus en función adyacente de un sintagma nominal.“

[Hernández Alonso, C.: Nueva sintaxis de la lengua española. Salamanca, 1995, pp. 112-116]

„Con relativa frecuencia aparecen en la lengua nexus, oraciones y aun sintagmas encadenados a los precedentes por medio de signos no conectores por naturaleza, pero que aportan una relación parecida a la de dichas palabras de enlace. [...] Son formas como también, además, igualmente, por su parte, a su vez, de ahí que, por el contrario, así, entonces, pues, pues bien, en cambio, luego, salvo, menos. De estos elementos unos aportan un valor aditivo, otros adversativo o alternativo ... En todo caso son unidades léxicas que no pueden interpretarse como conectores coordinantes, sino como encadenantes léxicos, con valor ilativo, adversativo, etc. En otras ocasiones, elementos como pues bien, es decir, o sea, encabezan una oración, un nexus y aun un sintagma, a los que introducen, añadiéndoles un contenido continuativo, de causa, de consecuencia ..., prespecto a lo precedente. Destaca entre ellos pues inicial de cualquier mensaje, muy frecuentemente espletivo o enfático.

Por fin, algunos de estos elementos aparecen para cerrar una serie con un último elemento de la misma, aportado por un matiz de conclusión, consecuencia o de epifonema. Los más frecuentes son pues bien, en suma, en conclusión, en efecto, desde luego, en fin. Pese a su valor léxico de enlace, introducción o cierre, no son auténticos conectores ni coordinan propiamente unidades que relacionan; pero su aportación está muy próxima a la de las conjunciones.“

[Hernández Alonso, César: Gramática funcional del español. Madrid: Gredos, ²1986, S. 231-233]

Conector

1.      Se ha dado el nombre de ‘conectores’ a una serie de unidades, clasificadas a veces como adverbios, a veces como conjunciones, cuya función consiste en enlazar enunciados que se siguen en el discurso, haciendo explícita la relación semántica que se establece entre ellos: adición, equivalencia, contraste, causa-consecuencia, etc. Por su papel de enlace, se les ha asimilado en ocasiones a las conjunciones. Pero a pesar de las semejanzas semánticas que puedan aproximarles a ellas, el comportamiento sintáctico de los conectores es diferente del de las conjunciones típicas. Por ejemplo, aunque pero (conjunción) y sin embargo (conector) coincidan en establecer un contraste entre los elementos que unen, no funcionan de la misma manera. Pero, como conjunción, no puede combinarse con otras conjunciones («*Es feo y pero lo quiero»), ni tiene movilidad posicional, ya que ha de preceder siempre al segundo de los miembros enlazados («*Es feo lo quiero pero»). Sin embargo, por el contrario, puede combinarse con conjunciones («Es feo y sin embargo lo quiero») y tiene movilidad posicional («Es feo y lo quiero, sin embargo»). Precisamente por sus diferencias sintácticas con las conjunciones se les ha incluido también entre los adverbios, la clase considerada, generalmente, como el «cajón de sastre» de la gramática. Cf enlace extraoracional.

2.      También se utiliza ‘conector’ con un sentido equivalente a conjunción coordinante (o, simplemente, conjunción). Son, pues, consideradas ‘conertores’, en esta acepción del término, unidades como y, o, pero, que «enlazan siempre elementos equifuncionales» (Hernández Alonso, 1984: 227), y hacen explícita la relación que se establece entre los miembros de una estructura coordinada.”

[Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 77-78]