KOMPREHENSION vs. EXTENSION

Comprensión vs. Extensión

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Intension / Extension / Intensional vs. Extensional / Denotation / Konnotation / Definition

 

„Definition heißt Eingrenzung oder Abgrenzung der Bedeutung, genauer des Umfangs einer Bedeutung, und zwar in der Regel durch Bestimmung ihres Inhalts. Unter ‘Umfang, auch ‘Extension eines Begriffes versteht man seinen Anwendungsbereich; der Umfang des Begriffes ‘Mensch’ ist demnach die Menge der Menschen. ‘Inhalt, auch ‘Komprehension oder ‘Intension eines Begriffes meint seinen Bedeutungsgehalt. Ihr Verhältnis bestimmt die Regel: „Je reicher der Inhalt, um so enger der Umfang und umgekehrt“. Der Begriff ‘Junggeselle’ etwa besagt inhaltlich mehr (‘unverheiratet’) als ‘Mann’, entsprechend enger ist sein Anwendungsbereich. Allerdings gibt es dafür Ausnahmen. Falls auf einer Insel nur Ziegen leben, ist der Ausdruck ‘die Ziegen dieser Insel’ zwar inhaltsreicher als der ‘die Lebewesen dieser Insel’, dennoch ist in diesem Fall der Umfang beider Ausdrücke gleich.“  

[Keller, Albert: Sprachphilosophie. Freiburg / München: Verlag Karl Alber, 1979,  S. 114]

Comprensión de un concepto se llama a su contenido, por el cual debe entenderse „el hecho de que un concepto determinado se refiera justamente a este objeto determinado“ (Pfänder), „el hecho de que el concepto se refiera a un objeto y lo compongan las referencias mediante las cuales el concepto expone su objeto, las constancias mentales que en el concepto responden a las notas constitutivas del objeto“ (Romero). Comprensión y contenido difieren, pues, de la mera suma de las notas del objeto y, desde luego, del objeto propio en cuanto término de referencia de dichas notas. Este nuevo sentido de la comprensión o contenido, que ha puesto en circulación la lógica fenomenológica, está destinado a evitar las confusiones de ciertas lógicas entre el concepto y el objeto formal; de este modo se llega a una distinción rigurosa entre contenido del concepto, objeto formal y objeto material, cuya correlación no equivale forzosamente a una identificación. Un erfuerzo parejo es realizado por algunas otras direcciones lógicas; así, por J. S. Mill en su definición de ‘connotación’ (véase).“

[Ferrater Mora, J.: Diccionario de filosofía. Buenos Aires: Ed. Sudamericana, 51969, Vol. 1, p. 313]

Comprensión y extensión

Los conceptos de comprensión y extensión son muy antiguos: en la Isagogé de Porfirio, p. e., se presuponen ya; la Escolástica posee en su teoría de la suposición simple y personal una réplica de lo mismo con una terminología plenamente elaborada. Por las expresiones «comprensión» (compréhension) y «extensión» (étendue) se encuentran por primera vez en la Logique du Port Royal. Los conceptos mismos aparecen en Leibniz muy claros, pero sin una terminología definida.

Vamos a citar en primer lugar un extracto de la disertación de Leibniz De formae logicae comprobatione per linearum ductus:

36.09 Hasta ahora hemos valorado la cantidad de los términos por los individuos. Y si se decía «Todo hombre es animal» se entendía que todos los individuos humanos eran parte de los individuos comprendidos bajo «animal». Pero respecto de (secundum) las ideas el proceso de valoración es justamente al contrario, pues, mientras los hombres son una parte de los animales, la noción de animal es, por el contrario, una parte del concepto que conviene a hombre, ya que el hombre es un animal racional.

Leibniz, por tanto, tenía no sólo un concepto bastante afinado de comprensión y extensión, sino también de sus relaciones mutuas. Pasemos ahora a la Logique du Port Royal:

36.10 Pues bien, en estas ideas universales hay dos cosas cuya distinción es muy importante: la comprensión y la extensión.

Llamo comprensión de un concepto a los atributos que en sí incluye y de los que no se le puede privar sin aniquilarlo; así, la comprensión del concepto de triángulo incluye extensión, figura, tres líneas, tres ángulos, la igualdad de estos tres ángulos con dos rectos, etc.

Llamo extensión de un concepto a los sujetos a los que conviene este concepto, que se denominan también subordinados (inférieurs) de un término universal, denominado superior (supérieur) a ellos; así, el concepto de triángulo se extiende, en general, a todas las distintas especies de triángulo.”

[Bochenski, I. M.: Historia de la Lógica formal. Madrid: Gredos, 1976, p. 272]