FLAMENCO GESANG  

Cante flamenco

(Recop.) Justo Fernández López

 

Siehe hier in der HISPANOTECA:

Flamenco - Ein Überblick

El cante flamenco

Formas del flamenco - Cuadro sinóptico

El cante flamenco

«Esto que luego fueron llamados por flamenco y que en su origen no eran más que gritos de dolor, aullidos de rabia, lamentos desolados para romper silencios horribles en calabozos y conducciones, campos hostiles y ciudades prohibidas, aquellas ciudades prohibidas en las que ghettos como el de Triana propiciaron el alumbramiento del flamenco» (Ortiz Nuevo 1985, 18). El cante flamenco es, por su origen y por su historia, andaluz, y es español «por haber desbordado su estimación los límites de Andalucía, por haber conquistado a su causa centros peninsulares extraandaluces y por haberse convertido con el tiempo en plenipotenciario sin par de la canción española en el mundo» (Molina 1969, 11). El cante flamenco expresa problemas del hombre, sus sentimientos y preocupaciones. El elemento primordial del cante es su lirismo. Otra característica es su índole dramática y su música, que es un «lenguaje que se ajusta, tal la piel al cuerpo, al argumento sentimental de la copla» (15). El lenguaje del cante es el de todos los días.

La copla flamenca no se atiene nunca rigurosamente a una forma métrica «aunque se ajuste libremente a unas cuantas formas estróficas, trísticos, cuartetos romanceados, endechas, siguiriyas, romances y romancillos» (16). Cabe recordar que en íntima relación con el cante flamenco está el baile flamenco.

La historia del cante flamenco empieza al final del siglo XVIII. No está claro ni cuándo ni cómo se formó el cante. Lo único que se puede tener por cierto es que nació en las provincias de Sevilla y Cádiz (cf. 18). «Con la de ‘cante flamenco’ se simultanean otras denominaciones, como cante grande, cante chico, cante jondo, pero ninguna hizo la fortuna de aquélla ni es aplicable a la totalidad de las especies flamencas» (12). «Su historia conocida se inicia en Triana, donde ya por el 1840 hubo una pléyade de maestros decisivos, gitanos en la mayoría» (18). En 1870 se ofreció como espectáculo público en los «Cafés de Cante» donde se mantiene hasta el año 1920.

El creador del género flamenco es Silverio Franconetti. En la primera mitad del siglo XIX se estimaba poco el arte flamenco. Su salvación y difusión se deben a Antonio Mairena. En la actualidad se celebran concursos nacionales e internacionales de cante. En Jerez se creó una cátedra de «flamencología». «Persisten en nuestros días especies flamencas muy antiguas (cañas, cabales, corridas) y desaparecieron otras relativamente modernas (milongas, guajiras, vidalas, marianas».”

[Hesse, Christiane: “Spanisch: Textsorten”. In: Holtus, Gunter (ed.); Metzeltin, Michael (ed.); Schmitt, Christian (ed.). Lexikon der Romanistischen Linguistik (LRL), VI, 1, Tübingen : Niemeyer, 1992, p. 220-221]