EINSCHUB

Inciso

 

Vgl.:

Apposition / Modifikator / Parenthese - Paréntesis

 

«Inciso

1.     Predicado adjetival o nominal, separado mediante pausas, que añade algún tipo de contenido circunstancial, v.g. María, preocupada por lo que había oído, no podía dormir; La futura reina, mujer de su tiempo, había estudiado periodismo. No deben confundirse los incisos con las aposiciones explicativas. Los incisos no solo se predican del sintagma nominal con el que están vinculados, sino que expresan además una circunstancia (causa, modo, fin, etc.) que se añade a lo denotado por el verbo y, por lo tanto, como el resto de los circunstancias, pueden aparecer en distintas posiciones dentro de la oración: Preocupada por lo que había oído, María no podía dormir, María no podía dormir, preocupada por lo que había oído. (Cf. Construcción absoluta, Adjetivo accidental, Aposición.)

2.     Reciben a veces también el nombre de incisos o modificadores incidentales los modificadores oracionales. (Cf. Modificador oracional.)»

[Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, 75]

«Adjetivo incidental

Adjetivo separado del sustantivo por una pausa, v.g., la mujer, inquieta,...» [Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 49]

«Oración incidental

A.: Schaltsatz; I. Parenthetical clause; F. Proposition incidente.

Oración que ejerce el oficio de un paréntesis. Se llama también inciso. Muy frecuentemente se aplica el término a las oraciones de relativo explicativas.»

[Lázaro Carreter, F.: Diccionario de términos filológicos. Madrid: Gredos, 1968, p. 233]

 

«Los llamados gerundios externos o periféricos (también absolutos, temáticos o de tópico) forman construcciones externas a la oración, de la que aparecen separados por una pausa: Encaramándose sobre la silla, había conseguido alcanzar la mermelada; El Ministerio, viendo el número de casos irregulares, anuló las pruebas. En posición intermedia, como en el último ejemplo, dan lugar a una variedad de las llamadas construcciones parentéticas, incidentales o simplemente incisos. En todos estos contextos, la oración de gerundio introduce alguna aclaración, con matices semánticos diversos.

Se suele reconocer el carácter oracional de construcciones absolutas como Terminada la guerra fría, el mundo esperaba una era de paz y prosperidad , puesto que constan de un atributo (el participio terminada) y de un sujeto de predicación (la guerra fría), que aparece pospuesto. Más polémica es la estructura bimembre en otros casos. Así, unos autores suponen un sujeto tácito del participio publicado en Una vez publicado, el libro nos pareció mucho más breve. Según esto, Ø en Una vez publicado Ø, el libro... sería un elemento nulo de naturaleza pronominal cuyo referente (el libro) se obtendría del discurso inmediatamente posterior. Otros autores entienden que este elemento tácito es innecesario, ya que las oraciones absolutas constituirían un caso particular entre las llamadas construcciones parentéticas, incidentales o de inciso predicativo, sean iniciales, finales o mediales, como en Los macarrones, bien lavados, se ponen a escurrir; Colgaron la ropa, ya seca, en el armario, o en De pronto, alarmada, se levantó y corrió al cajón de la cómoda (Borges, Aleph). Así pues, si se evita el análisis bimembre de alarmada en el texto de Borges, este participio adjetival se asimilará a un complemento predicativo del sujeto situado en una construcción incidental inicial que se interpreta como tópico oracional.

Las subordinadas de relativo admiten dos variantes que dependen de la forma en que la oración ejerce su función modificadora. Así, en Los documentos que se salvaron del incendio serán fundamentales en el juicio aparece una relativa especificativa o restrictiva, mientras que la subrayada en Los documentos, que se salvaron del incendio, serán fundamentales en el juicio es una relativa explicativa, también llamada apositiva o incidental. La diferencia esencial entre ambas radica en que las primeras precisan la denotación del grupo nominal del que forman parte, de modo que en el ejemplo propuesto con oración especificativa se expresa que no todos los documentos serán fundamentales, sino solo los que se salvaron del incendio. Las explicativas agregan, en cambio, cierta información, pero no restringen la denotación del grupo nominal.

Las relativas explicativas forman una unidad informativa independiente de naturaleza parentética o incidental, de manera que la información que introducen se puede interpretar como un acto verbal (§ 42.1) diferente del que introduce la oración principal. Así, la oración Haydn, que nació en 1732, ha sido el más prolífico compositor de sinfonías del que se tiene noticia contiene dos aserciones independientes, hasta el punto de que la relativa puede ser falsa (por ejemplo, si se cambia 1732 por 1745) sin que lo sea la oración principal. Por el contrario, si el mismo cambio se produjera en una especificativa, como El compositor que nació en 1732 ha sido el más prolífico…, alteraría el valor de verdad de toda la oración, que corresponde a un único acto verbal.»

[RAE: Nueva gramática de la lengua española. Manual. Madrid: Espasa Libros, 2010, § 27.1.2d; 38.6.1a; 44.1.4b; 44.3.3c]