CONECTORES DE TEXTO

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Konnektoren / Nexus / Operadores / Texto

 

„Desde el punto de vista de la estructura sintáctica son  conectores de texto los elementos  que establecen relaciones entre oraciones componentes de la unidad sintáctica llamada texto. Son ejemplos de conector textual las unidades ‘y’, ‘porque’, ‘es decir’ del texto siguiente:

(1) ¿Tito es el enterrador de la idea yugoslava?

(2) Sin duda alguna.

(3) Su conservadurismo prácticamente marginalizó a Yugoslavia con respecto a las corrientes europeas.

(4) Bloqueó el desarrollo de una identidad europea, es decir, democrática y moderna.

(5) Y estimuló las percepciones tradicionales de los intereses nacionales.

(6) Nos hizo perder veinte años, quizá incluso setenta.

(7) Porque esta idea yugoeslava, utópica en su comienzo, había nacido entre los liberales croatas y serbios.

(8) Es decir, en medios restringidos.

(9) Cuando se tiene en cuenta esta base histórica minoritaria, se comprende en qué medida su utilización por los comunistas provocó el desastre. [„El crimen de Tito“, traducido del francés, „L’Express“ 3.7.1992: 36-7, entrevista a Drago Roksandic de Jean-Marc Gonin.]

En este texto, tres conectores, ‘y’, ‘porque’, ‘es decir’, relacionan la oración que encabezan con la que les precede (oraciones 5, 7, 8); los tres podrían aparecer dentro de una sola oración (de hecho ‘es decir’ también figura en el interior de la oración número 4). Sin embargo, se emplean como conectores textuales, en el sentido de que enlazan oraciones diferentes que forman un texto. Naturalmente, hay otras muchas conexiones que entretejen las oraciones del texto.

El texto, es, pues, una secuencia de una o más oraciones que se caracteriza sintácticamente, en el caso de la existencia de más de una oración, por marcas de cohesión. Entre las marcas figuran como especialmente explícitos los conectores textuales. Como en el caso de la cláusula, que puede carecer de sintagmas nominales relacionados con el núcleo verbal (‘Está lloviendo’), hay ejemplos de texto constituidos por una sola oración, como en ‘Prohibido fumar’. Se entiende aquí por oración la unidad sintáctica provista de modalidad, es decir, con cierta marca entonativa y eventualmente otras marcas que permiten determinar el tipo, declarativo, interrogativo, imperativo, etc. de la expresión cmo un todo. La oración puede tener estructura de cláusula (o de varias cláusulas interrelacionadas), pero no necesariamente. Consideraré la modalidad declarativa como la no marcada, aunque desde el punto de vista verbal sea el imperativo el modo no marcado, y, como marca de modalidad, haga pensar en que sea la modalidad imperativa la no marcada.

El modo más general de ver estas unidades consiste en concebir la lengua como un conjunto de procedimientos disponibles que permiten, por una parte, estructurar semánticamente unidades de información de naturaleza cognoscitiva, y, por otra, procedimientos que permiten estructurar sintácticamente el conjunto de marcas que representan dicha información. La unidad básica desde el punto de vista comunicativo es el texto; desde el punto de vista cognoscitivo sobresale la unidad léxica como tablero de conexión entre pensamiento y lengua.

Hay ciertos operadores que, desde el punto de vista sintáctico, no parecen tener la función de conectores textuales. Sin embargo, ponen en uso información del contexto que permite conectar entre sí las oraciones en que aparecen. Veamos un ejemplo:

Todavía no existe ninguna imputación contra Ruiz, aunque es el principal sujeto de la investigación. El juzgado trabaja ya sobre los diversos informes, [...] que el pasado jueves entregó [la policía ...] al fiscal jefe. [‘El País’ martes 18.8.1992: 15]

La interpretación de cada oración se integra en un modelo cognoscitivo del texto, construido a partir de un esquema de conocimiento acerca de cómo tiene lugar un procedimiento judicial.“

[Garrido, Joaquín:  „Operadores epistémicos y conectores contextuales“. In: Haverkate, Henk (ed.); Hengeveld, Kees (ed.); Mulder, Gijs (ed.); Berniell, Silvia (ed.). Aproximaciones pragmalingüísticas al español. Amsterdam: Rodopi, 1993. pp. 5-7]