ASTERISK oder STERNZEICHEN  

Asterisco

(Recop.) Justo Fernández López

 

Asterisk [griech. asterískos ‘kleiner Stern’]

Typographisches Symbol, das in der Sprachwissenschaft zweifach verwendet wird:

1.      Kennzeichnung einer nicht belegten, sondern auf Grund von Sprachvergleich rekonstruirten sprachlichen Form, wie z.B. die gemeingerm. angesetzte Form *leuba ‘lieb’;

2.      Seit der Mitte des 18. Jh. zur Charakterisierung von ungrammatischen Ausdrücken wie *Philip springte hoch.” [Bußmann, H., S. 106]

Asterisco

1.      En el análisis gramatical sincrónico el ‘asterisco’ [*] es el signo que se utiliza para indicar que la construcción o la estructura a la que precede es, por alguna razón, agramatical. Así, en el «*El punto de María de vista» el ‘asterisco’ señala que el sintagma es agramatical. Igualmente en «*Juan quiere María volver con él» indica que la oración, por incluir un sujeto explícito (María) en una construcción de infinitivo (volver con él) no está formada de acuerdo con las reglas de la gramática. Si la construcción no se considera claramente gramatical, pero sí, al menos, dudosa, no se señala con un ‘asterisco’ sino con signos de interrogación [?] [??]: «?? Su marido y el frío la obligaron a volverse a casa».

2.      En lingüística histórica se utiliza para hacer constar que la forma que se presenta con el ‘asterisco’ es una forma reconstruida, que pudo haber existido aunque nunca se pudiera comprobar su existencia.”

[Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 76]

«Asterisco.

Signo ortográfico auxiliar en forma de estrella (*), que se coloca en la parte superior del renglón. Se emplea en los casos siguientes:

a) Como signo de llamada para notas al margen o a pie de página (los asteriscos de llamada pueden escribirse también encerrados entre paréntesis, aunque hoy es raro):

Beethoven* compuso una única ópera, titulada Fidelio**.

_______________

* Bonn, 1770-Viena, 1827.

** Estrenada en Viena en 1805, durante la ocupación francesa de la ciudad.

Dado el efecto antiestético que puede producir la acumulación de asteriscos en una misma página, cuando haya necesidad de hacer varias llamadas, lo más recomendable es utilizar números arábigos.

b) En obras de gramática, se utiliza para indicar que una determinada construcción es «agramatical», es decir, imposible, por incumplir alguna de las reglas del sistema de la lengua: *Sus estos ojos; *Quiero que yo vaya a París.

c) En informaciones o comentarios etimológicos, sirve para indicar, antepuesto a una voz, que se trata de un vocablo hipotético, fruto de una reconstrucción, cuya existencia se supone aunque no se haya documentado por escrito: *bava, *appariculare

[RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 69]