ARCHIPHONEM

Archifonema

(Recop.) Justo Fernández López

 

Vgl.:

Archilexem / Archimorphem / Neutralisation

 

«Archiphonem

Das Archiphonem (gr. arche = Oberbefehl; phonema = Laut).

Bei Trubetzkoy: Phonem, das nach Neutralisation, nach Aufhebung der Opposition zweier Phoneme deren (vorher distinktive) Merkmale in sich vereint; z.B.: Rad [ra:t] – Rat [ra:t]: im Auslaut ist die Opposition stimmhaft [d] – stimmlos [t] beseitigt, das dentale Archiphonem /d-t/ besitzt beide Merkmale.»

[Ulrich, Winfried: Linguistische Grundbegriffe. Kiel: F. Hirt, 1972, S. 15]

«Archiphonem

Ist nach A. Martinet die Menge der relevanten Eigenschaften, die mehr als einen Phonem gemeinsam sind. Wo das Archiphonem realisiert wird, spricht man von Neutralisation. Beachte die deutsche und russische Auslautverhärtung /das Grab – des Grabes/ -p/b-.»

[Heupel, Carl: Taschenbuch der Linguistik. München: List, 1973, S. 27]

«Archifonema o arquifonema

Nombre usado por los fonólogos para designar el conjunto de los rasgos distintivos que son comunes a los miembros de una oposición neutralizada. (Vid. Neutralización

[Lázaro Carreter, F.: Diccionario de términos filológicos. Madrid: Gredos, 1981, p. 56]

«Archifonema

Conjunto de los rasgos distintivos que son comunes a los dos miembros de una oposición fonológica neutralizable. Por ejemplo, la oposición formada por los fonemas vibrantes simple y múltiple del español distingue palabras en posición intervocálica (/káro/-/kárro/), pero se ‘neutraliza’ (no tiene función distintiva) en posición inicial de palabra, ya que en nuestra lengua no hay palabras que empiecen por el fonema vibrante simple /r/. Existiría, por tanto, un archifonema de los dos fonemas vibrantes en posición inicial de palabra, representado con una r mayúscula (/Rámo/, /Róto/), cuyos rasgos son los rasgos que los dos fonemas comparten (vibrante, alveolar, sonoro). Nótese, sin embargo, que no basta con que una oposición sea neutralizable para que exista una archifonema. Además, el conjunto de propiedades que los dos miembros de la oposición neutralizable poseen en común debe ser propio exclusivamente de estos fonemas: solo así se asegura que el archifonema en cuestión pueda oponerse a otros fonemas de la lengua y tenga, por tanto, valor distintivo. La oposición /s/-/p/, por ejemplo, se neutraliza en posición final de palabra (no hay palabras en español que acaben con el fonema /p/). No existe, sin embargo, un archifonema de estos dos fonemas en dicha posición, ya que muchas otras consonantes del español tienen el único rasgo ([+sordo]) que estos dos fonemas comparten. (Cf. Fonema, Oposición fonológica.)»

[Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 53]