ADYACENTES ORACIONALES

(Recop.) Justo Fernández López  

 

Vgl.:

Adyacentes circunstanciales

 

= Modificadores oracionales. 

 

Circunstanciales y modificadores oracionales [Satzadverbien]:

„Los circunstanciales internos, que por lo común denotan el modo que en la realidad adopta la noción léxica del verbo, aparecen a veces como modificadores del contenido global de la oración. En oraciones como las dos siguientes:

Los chicos han terminado felizmente sus exámenes.

Los chicos han terminado sus exámenes felizmente,

el adyacente circunstancial felizmente afecta directamente al núcleo verbal y podría sustituirse por otros con contenido semejante (Han terminado con éxito). En cambio, en estos otros ejemplos:

Felizmente, los chicos han terminado sus exámenes.

Los chicos, felizmente, han terminado sus exámenes.

Los chicos han terminado, felizmente, sus exámenes.

Los chicos han terminado sus exámenes, felizmente.

aunque ofrecen el mismo adverbio felizmente, se encuentra otra estructura. Ese adverbio, situado variablemente en la secuencia, no incide sobre el núcleo verbal, sino que afecta a todo el conjunto de la oración. Estos circunstanciales funcional a la manera de los atributos, y podrían llamarse adyacentes o modificadores oracionales.

[Alarcos Llorach, Emilio: Gramática de la lengua española. Madrid, 1994, pp. 295, 298-299]