ADYACENTES ATRIBUTIVOS DEL OBJETO  

(Recop.) Justo Fernández López

 

= Objektprädikativ

 

„Otro adyacente de rasgos atributivos es el que se encuentra en oraciones como las siguientes:

 

 

Dejaron perplejo al director.

Llevaba manchada la chaqueta.

 

Comprarán baratos los muebles.

Tenía las orejas peludas.

 

Han nombrado alcalde a mi amigo.

Eligieron reina a su hija.

 

La diferencia respecto a los adyacentes atributivos del sujeto consiste en que ahora los presuntos atributos no se refieren al sujeto léxico ni concuerdan con él, sino con el objeto directo. Son, pues, atributos del objeto. Varían en número y género conforme los que ostente el objeto directo.

Mientras el atributo propio, cuando se elude, deja incrementado el verbo con el referente invariable lo, estos atributos de objeto no pueden ser representados por esa unidad átona, sino por unidades adverbiales o, si el atributo es sustantivo y no adjetivo, por el demostrativo neutro eso:

 

 

Dejaron perplejo a la director.

>

Dejaron así al director.

 

Llevaba manchada la chaqueta.

>

Llevaba así la chaqueta.

 

Comprarán baratos los muebles.

>

Comprarán así los muebles.

 

Tenía las orejas peludas.

>

Tenía así las orejas.

 

Han nombrado alcalde a mi amigo.

>

Han nombrado eso a mi amigo.

 

Eligieron reina a su hija.

>

Eligieron eso a su hija.

 

En conclusión, si solo hay un sustantivo en este tipo de oraciones, funciona como objeto directo; si hay dos, el que está actualizado o identificado (con artículo u otros equivalentes) cumplirá el papel de objeto y el otro el oficio de atributo. Se comprueba en los casos de elisión de ambos adyacentes, pues sus referentes son distintos: incrementos átonos lo del objeto directo, y unidades tónicas las del atributo:

 

 

Eligieron reina a su hija.

>

Eligieron eso a su hija.

 

¿Han nombrado alcalde a mi amigo?

>

Lo han nombrado eso.

 

¿Han nombrado alcaldes a mis amigos?

>

Los han nombrado eso.

 

¿Eligieron reina a su hija?

>

La eligieron eso.

 

También difieren los sustitutos interrogativos de los adyacentes adjetivos y sustantivos de estas construcciones. Se utiliza cómo para preguntar por el adjetivo, y qué para el caso del sustantivo:

 

 

¿Cómo dejaron al director?

(perplejo)

¿A quién dejaron perplejo?

 

¿Cómo lleva la chaqueta?

(manchada)

¿Qué lleva manchada?

 

¿Qué han nombrado a mi amigo?

(alcalde)

¿A quién han nombrado eso?

 

¿Qué eligieron a su hija?

(reina)

 

 

No confundir estas oraciones con otras que también ostentan dos sustantivos adyacentes al núcleo, uno en función de objeto directo y otro inmovilizado en sus posibilidades de variación morfemática.

 

 

Hizo pedazos las cartas.

>

(= Las hizo pedazos)

 

Has hecho añicos el sillón

>

(= Lo has hecho añicos)

 

Esa noticia nos hace cisco.

 

 

 

Los sustantivos pedazos, añicos y cisco no pueden varias sus rasgos morfemáticos ni admitir artículo: *Hizo pedazo la carta, *Has hecho añico el sillón, *Esa noticia nos hace ciscos. Además, si se eliminase el objeto directo, el resto no tendría sentido como oración: *Hizo pedazos, *Has hecho añicos, *Hace cisco.

Se trata de locuciones verbales cuyo significado se corresponde en algún caso con verbos en que quedan unificados los sentidos de ‘hacer’ y del sustantivo inmovilizado: hizo pedazos = despedazó, hace polvo = pulveriza. 

[Alarcos Llorach, Emilio: Gramática de la lengua española. Madrid, 1994, pp. 306-308]