Cantos nacionales del franquismo

Justo Fernández López


 

Himno nacional

¡Viva España!

Alzad los brazos, hijos del pueblo español

que vuelve a resurgir.

¡Gloria a la Patria

que supo seguir

sobre el azul del mar

el caminar del sol!

 

Triunfa España

los yunques y las ruedas cantan al compás

nuevos himnos de fe.

Juntos con ellos cantemos de pie

la vida nueva y fuerte

de trabajo y paz.


Himno de la legión

Soy valiente y leal legionario,

soy soldado de brava legión.

Pesa en mi alma doliente calvario

que en el fuego busca redención.

Mi divisa no conoce el miedo,

mi destino tan sólo es sufrir,

mi bandera es luchar con denuedo,

hasta conseguir vencer o morir.

Legionario, legionario,

que te entregas a luchar

y al azar dejas tu suerte,

pues tu vida es un azar.

Legionario, legionario

de bravura sin igual,

si en la guerra hallas la muerte,

tendrás siempre por sudario,

legionario, la bandara nacional.

Somos héroes incógnitos todos,

nadie aspire a saber quién soy yo.

¡Mil tragedias, de diversos modos,

el correr de la vida formó!

Cada uno será lo que quiera,

nada importa mi vida anterior;

pero juntos formamos bandera

que da a la Legión el más alto honor.

Legionario, legionario ...


Himno de la Falange

Cara al sol con la camisa nueva

que tú bordaste en rojo ayer,

me hallará la muerte si me lleva

y no te vuelvo a ver.

Formaré junto a mis compañeros,

que hacen guardia sobre los luceros,

impasible el ademán

y están

presentes en nuestro afán.

Si te dicen que caí,

me fui

al puesto que tengo allí.

Volverán banderas victoriosas

al paso alegre de la paz

y traerán prendidas cinco rosas

las flechas de mi haz.

Volverá a reír la primavera

que por cielo, tierra y mar se espera.

Arriba, escuadras, a vencer,

que en España empieza a amanecer.


Himno tradicionalista

Por Dios y la España inmortal

pelearon nuestros padres.

Por Dios y la España inmortal

requetés, a luchar y a triunfar.

Todos juntos en campaña

lucharemos en unión,

defen diendo la bandera

de la Santa Tradición.

Por Dios, por la Patria y el Rey

pelearon nuestros padres.

Por Dios, por la Patria y el Rey

lucharemos nosotros también.

Los cruzados en campaña

lucharemos en unión

defendiendo la bandera

de la Santa Tradición.

Que vivan los soldados,

prez de la nación,

y viva la bandera

de la tradición.


Canción del Frente de Juventudes: Prietas las filas

Prietas las filas,

recias, marciales,

nuestras escuadras van,

cara al mañana,

que nos promete

Patria, Justicia y Pan.

Mis camaradas

fueron a luchar,

el gesto alegre

y firme el ademán.

La vida a España

dieron al morir;

hoy grande y libre

nace por mí.

Lánzate al cielo,

Flecha de España,

que un blanco

has de encontrar;

busca el imperio,

que ha de llegarte

por cielo, tierra y mar.

Ya las banderas

cantan victoria

al paso de la paz,

y han florecido

rojas y frescas

las rosas de mi haz.


Romance de Castilla en armas

Por la parda geografía

de la tierra castellana

iban los mozos cantando

canciones, de madrugada.

Allá en la iglesia del pueblo,

bajo la iglesia dorada,

las mozas están llorando ...

¡Madre, los mozos se marchan!

El traje de los domingos,

el trillo, el heno y la hazada,

los caballos de la feria

y la novia que bordaba.

¡Todo ha quedado en la aldea

bajo la iglesia dorada!

-¿Por qué te vas a la guerra?

-¡Madre, la Patria me llama!

Ávila ya en silencio

en su muralla apretada;

Segovia en recogimiento

dormida bajo su Alcázar.

En Toledo se apagaron

los idilios de la Cava.

Burgos y Valladolid

marcharon a la Cruzada,

y quedó muda de amores

la plaza de Salamanca.

El Cid – lucero de hierro –

por el cielo cabalgaba,

con una espada de fuego

en fraguas del Sol forjada.

En el Cerro de los Ángeles,

que los ángeles guardaban,

han fusilado a Jesús,

¡y las piedras se desgranan!

Pero no te asustes, madre,

¡toda Castilla está en armas!

Madrid se ve ya muy cerca.

¿No oyes?: ¡Franco! ¡Arriba España!

La hidra roja se muere

de bayonetas cercada.

Tiene las carnes abiertas

y las fauces desgarradas.

Y el Cid – lucero de hierro –

por el cielo azul cabalga...

Allá lejos, en el pueblo,

bajo la iglesia dorada,

junto al fuego campesino,

miles de madres rezaban

por los hijos que se fueron

vestida de azul el alma.

¡No lleores, madre, no llores,

que la guerra está ganada!

Y antes que crezcan los trigos

volveré por la cañada,

y habrá fiestas en el pueblo,

y voltearán las campanas,

y habrá alegría en las mozas,

y alegría en las guitarras,

y desfiles por las calles,

y tambores y dulzainas,

y banderas de Falange

sobre la iglesia dorada.

¡Madrid se ve ya muy cerca!,

toda Castilal está en armas.

Por la parda geografía

de la tierra castellana,

clavadas en los fusiles

las bayonetas brillaban.

El Cid, con camisa azul,

por el cielo cabalgaba ...          

[Federico Urrutia]