EL PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO

de indicativo

Das spanische Perfekt Indikativ

© Justo Fernández López


 

 Die Formen

 

Präsens von haber + Partizip
(in Verbindung mit haber bleibt das Partizip immer unveränderlich)

 

yo

él, ella. usted
nosotros
vosotros
ellos, ellas, ustedes

he
has
ha
hemos
habéis
han

contado
comido
vivido
hablado
corrido
venido

 

Regelmäßige Partizipformen

-ar
-er
-ir

ado > cantar = cantado
ido  > beber  = bebido
ido  > dormir = dormido

 

Unregelmäßige Partizipformen

abrir

poner

decir

escribir

hacer

volver

ir

morir

romper

ver

abierto
 puesto
 dicho
 escrito
 hecho
 vuelto
 ido
 muerto
 roto

visto

geöffnet

gesetzt / gestellt

gesagt

geschrieben

gemacht / getan

zurückgekehrt

(weg)gegangen

gestorben / tot

kaputt (gemacht)

gesehen

 

 Verwendung des pretérito perfecto compuesto

 

«El significado fundamental de esta forma es indicar que una acción se realiza antes del punto cero que nos sirve de referencia para medir el tiempo, pero dentro del ámbito que tiene como centro la coexistencia o simultaneidad de dicho punto con el momento del habla. Dicho de otro modo, he hecho no significa acción simplemente ocurrida fuera del ámbito de nuestro presente, sino en relación directa con este. El tipo de relación que tenga el proceso indicado por el pretérito perfecto con el ámbito de simultaneidad o del presente puede darse de variados modos, lo que determina los significados contextuales en que se manifiesta el valor básico de este tiempo. [...]

Independientemente de la distancia objetiva entre la realización del proceso referido y el momento del habla, ambos se pueden integrar mediante determinaciones contextuales en un ámbito temporal común que los contiene:

Hemos emitido el primer capítulo ya en esta semana.

Hasta ahora el coche no me ha dado problemas.

Durante el siglo actual Hispanoamérica ha producido extraordinarios novelistas.

La referida integración del estado de cosas acabado antes del momento del presente, pero todavía existente en el momento del habla e incluso después de este, se obtiene de modo óptimo con verbos permanentes más una determinación adverbial del tipo de siempre, toda la vida.

Siembre ha sido una chica muy guapa.

[Lo es todavía y probablemente seguirá siéndolo]

Toda la vida he oído las mismas críticas.

[Ahora también las oigo y probablemente las seguiré oyendo]

Si la duración en el tiempo de la acción perfecta no se quiere hacer llegar hasta el momento del habla, se puede limitar con cualquier tipo de verbos mediante el contexto:

Hasta hace poco ha sido una chica muy guapa.

[Ahora ya no lo es]

Aun cuando no se indique expresamente que el proceso referido y el momento del habla pertenecen al mismo ámbito temporal, la forma de ante-presente se utiliza cuando el proceso designado por ella, independientemente de su distancia objetiva de la actualidad, opera sobre ella por la importancia que se le asigna, ya sea en sentido positivo o negativo:

[Dijo el ministro en medio de la espectación general:] De nuevo nos encontramos aquí después de una pausa de tres semanas, en las cuales han ocurrido acontecimientos ciertamente muy importantes en la vida del país que están en el recuerdo y en la memoria de todos.

En la medida en que los efectos de la acción pasada se sientan con mayor fuerza en la actualidad del hablante, más adecuado aparece el uso del ante-presente.»

[Cartagena, Nelson: “Los tiempos compuestos”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe, 1999, § 45.1.4.1.]

„Alle Verwendungsweisen des spanischen Perfekts lassen sich mit dem Begriff der Gegenwartsbezogenheit erklären. Es sei nachdrücklich darauf hingewiesen, dass die im folgenden dargestellten Regeln für den Gebrauch des perfecto die Norm des europäischen Spanisch beschreiben. Das perfecto wird im amerikanischen Spanisch weitgehend durch das indefinido ersetzt; die Ersetzung des indefinido durch das perfecto ist im europäischen wie im amerikanischen Spanisch auch nicht unbekannt.“ [Vera-Morales, S. 324-325]

Das pretérito perfecto compuesto (zusammengesetzte Vergangenheitsform) drückt eine Handlung aus, die eine (zeitliche oder emotionale) Nähe zur Gegenwart hat bzw. bis in die Gegenwart hinein reicht. Es wird häufig mit folgenden Adverbien verwendet:

 

hoy

esta mañana

esta tarde

esta noche

hoy por la noche

este mes

este verano

este año

este fin de semana

este siglo

este milenio

heute

heute morgen

heute Nachmittag

heute Abend

heute in der Nacht

dieser Monat

dieser Sommer

heuer

dieses Wochenende

dieses Jahrhundert

dieses Jahrtausend

 

Beispiele

 

Hoy no te he visto en la escuela.
Heute habe ich dich nicht in der Schule gesehen.
He estado de vacaciones en Denia.
Ich bin in Denia auf Urlaub gewesen.
Han sido unas vacaciones maravillosas.

Ich habe einen herrlichen Urlaub verbracht.  

Hoy he aprobado un examen muy difícil.    

Heute habe ich eine sehr schwierige Prüfung bestanden.      

Os hemos escrito muchas cartas y nunca habéis contestado.

Wir haben euch viele Briefe geschrieben und ihr habt nie geantwortet. 

-¿Funciona la máquina? -Sí, hasta ahora ha funcionado muy bien.

-Funktioniert die Maschine? -Ja, bis jetzt hat sie sehr gut funktioniert.

Este año han venido más turistas que el año pasado.

Dieses Jahr sind mehr Touristen als im letzten Jahr gekommen.

En este siglo ha habido muchas guerras.

In diesem Jahrhundert hat es viele Kriege gegeben.

Hoy me siento muy mal. Nunca me he sentido tan mal.

Heute geht es mir schlecht. Ich habe mich noch nie so schlecht gefühlt.

-¿No vivías en Granada? -No, siempre he vivido en Córdoba.

-Wohnst du nicht in Granada. -Nein, ich habe immer in Cordoba gewohnt.

-¿Llueve mucho aquí? -Muy poco, este verano ha llovido sólo cuatro veces.

-Regnet es oft hier? -Ganz selten. Diesen Sommer hat es nur viermal geregnet.

-¿Me prestas la novela? -Es que no la he leído todavía.

-Kannst du mir den Roman leihen? -Ich habe ihn aber noch nicht gelesen.

¿Qué has hecho este fin de semana? ¿Has estado en casa?     

Was hast du am Wochenende gemacht? Bist du zu Hause gewesen? 

Wenn der Zeitpunkt des Geschehens in der Vergangenheit unbestimmt ist – 'irgendwann' (alguna vez), 'sehr oft' (muchas veces), 'immer' (siempre), 'nie' (nunca) – wird auch das pretérito perfecto verwendet.

Beispiele

Nunca lo he visto en un bar.
Ich habe ihn nie in einer Bar gesehen.
Lo he visto muchas veces en la universidad.
Ich habe ihn oft in der Uni gesehen.

Enger Gegenwartsbezug des Geschehens.

Wenn die gegenwärtige Situation des Sprechers oder die gegenwärtigen Wirklichkeitsumstände von einem Geschehen oder einem Zustand der Vergangenheit unmittelbar betroffen sind, wird im Sp. pretérito perfecto compuesto verwendet.

Perdona, no te he traído los libros porque los he olvidado en casa.

Entschuldige, ich habe dir die Bücher nicht gebracht, ich habe sie vergessen.

¿Qué te ha parecido la conferencia? A mí me ha gustado mucho.

Wie hat dir der Vortrag gefallen? Mir hat er gut gefallen.

Hemos podido llegar a tiempo. Hemos tenido suerte con el tráfico.

Wir konnten rechtzeitig dort sein. Wir hatten Glück mit dem Verkehr.

No tengo hambre. Ya he comido.  

Ich habe keinen Hunger. Ich habe schon gegessen.

Las calles están mojadas porque ha llovido toda la noche.

Die Straßen sind nass, weil es die ganze Nacht geregnet hat.

Ereignisse desselben Tages oder das soeben Passierte.

Hoy no he tenido suerte. Hoy  he tenido un día horrible.

Heute habe ich kein Glück gehabt. Es war ein fürchterlicher Tag.

-¿Has oído un ruido?  -No, no he oído nada.

-Hast du ein Geräusch gehört?  -Nein, ich habe nichts gehört.

-¿Ha tenido un accidente?   -Sí, pero no le ha pasado nada.

-Hat er einen Unfall gehabt? -Ja, aber ihm ist nichts passiert.

-¿Está tu padre en casa?  -No, ahora mismo ha salido.

-Ist dein Vater zu Hause? -Nein, er ist gerade jetzt weggegangen.

Beim Bezug auf ein gerade stattgefundenes Ereignis wird normalerweise die Verbalperiphrase acabar de + Infinitiv verwendet. Im Dt. drückt man den Zustand, der auf eine soeben ausgeführte Handlung folgt, mit dem Perfekt oder Plusquamperfekt des betreffenden Verbs aus, begleitet von einem Adverb wie 'soeben' oder 'gerade'.

-¿Ya estás aquí?  -Sí, acabo de llegar.

-Du bist schon da? -Ja, ich bin gerade gekommen.

Cuando lo llamé acababa de levantarse.

Er war gerade aufgestanden, als ich ihn angerufen habe.

Handlungen, die sich kurz vor der Gegenwart vollzogen haben oder sich in einem noch andauernden Zeitraum ereignet haben.

Este año ha llovido mucho.

En este siglo ha habido muchas guerras.

Todavía no hemos pagado la cuenta de la luz.

En el último milenio la humanidad ha progresado mucho.

Vergangenes Geschehen mit Gegenwartsangabe: Vorgänge, Handlungen und Zustände stehen im perfecto, wenn wie ein einen Zeitabschnitt eingebettet werden, der die Gegenwart einschließt.

Es handelt sich um eine Handlung, die zwar in der Vergangenheit beginnt, jedoch selbst oder in ihren Auswirkungen bis in die Gegenwart heranreicht.

„Zu Recht macht E. Alarcos in diesem Zusammenhang auf die Bedeutung möglicher kontextueller Elemente aufmerksam. Bestimmte Adverbien oder Formulierungen weisen ja darauf hin, dass eine Handlung in einem Zeitraum stattgefunden hat, der (für die sprechende oder schreibende Person) die Jetztzeit umfasst. Es ist auch möglich, dass im Satz keine Zeit bestimmenden Kontextelemente auftreten, aber in solchen Fällen ist es nach E. Alarcos immer eine persönliche Betrachtungsweise der zeitlichen Perspektive, die den Gebrauch des einfachen oder des zusammengesetzten Tempus erklärt.“ [de Bruyne, S. 411]

Ein Fehlen von Zeitangaben oder die Angaben von hoy, esta mañana, esta semana, este año weisen auf den Gebrauch des Perfekts hin. Ein Satz wie  "Heute morgen hat es geregnet" kann auch durch esta mañana llovió wiedergegeben werden, wenn aus der Sicht des Sprechenden der Vorgang als abgeschlossen angesehen wird und (für den Sprecher, der jetzt sich über das schöne Wetter freut) keinen Bezug mehr zur Gegenwart hat.          

Handlungen oder Ereignisse, die sich in der Vergangenheit vollzogen haben, deren Folgen aber in der Gegenwart noch andauern. Oft sind diese Ereignisse beim Sprecher noch sehr lebendig. Der Zusammenhang mit der Gegenwart kann tatsächlich oder eher gefühlsmäßig gegeben sein und durch kontextuelle Elemente verdeutlicht werden. Die Beziehung Vergangenheit «Gegenwart kann rein emotionaler Natur sein.

Estos zapatos los he comprado hace cinco años.

[Und sie sind noch nicht kaputt bzw. ich trage sie immer noch heute]

Se han casado hace veinte años.

[Uns sie sind immer noch genau so glücklich wie am ersten Tag]

La industria ha prosperado mucho.

[Die Auswirkungen dieser Blüte sind noch heute spürbar]

La industria prosperó mucho.

[Es hat sich etwas in der Vergangenheit zugetragen: die Blüte der Industrie]

Die Industrie hat eine zeit der Blüte erlebt.

Mi padre ha muerto hace tres años. Lo recuerdo aún mucho.

[Den Verlust empfinde ich heute noch als schmerzlich]

Mi padre murió hace tres años.

[Sachliche Information ohne jede Form von Betroffenheit]

Hace veinte años que no lo he vuelto a ver; no lo ...

Ha trabajado en EE UU y ha ahorrado mucho. [jetzt hat er $] 

El verano pasado hemos estado en Sevilla, nos ha gustado mucho.

Mi infancia ha sido muy feliz. (Y la recuerdo aún mucho).

 

 Pretérito perfecto compuesto und die Verbalperiphrase tener + participio

 

«Was den Gebrauch des ‘pretérito perfecto’ angeht, unterscheiden sich gesprochene und geschriebene (und selbst die literarische) Sprache kaum. Bevorzug jedoch in einem großen Teil von Hispanoamerika von canté gegenüber he cantado; dasselbe gilt für Galicien und Asturien; in Madrid wird umgekehrt oft das ‘pretérito perfecto’ bevorzugt.

Einige Beispiele sollen die Opposition verdeutlichen:

¡Hemos vivido tan tranquilos todos estos años!... - dijo, como síntesis de sus impresiones en aquel momento.

Hier ist gerade gemeint, dass dies ruhige Leben jetzt aufgehört hat, aber so, dass das, was war, das Jetzt bestimmt; was das ‘pretérito perfecto’ meint, wird hier beinahe expliziert („síntesis de sus impresiones“). Oder:

 ... hemos gozado de la inverse potencia, la de alucinarnos, la de imaginar que somos ya lo que ni hemos sido ni somos.

Also, dass wir uns dieser Fähigkeit „erfreut haben“, bestimmt uns jetzt in dem, was wir sind; dass andererseits das ‘pretérito perfecto’ nicht einfach Gegenwart meint, zeigt die syntagmatische Gegenüberstellung hemos sido - somos.  Oder:

Ha sido una pesadez, en vaguedad, en tópicos y en falta de sentido del humor. Hace mucho tiempo que no me aburría tanto. (Manuel Fraga Iribarne zur Presse, unmittelbar nach einer Rede von Felipe González in den „Cortes“).

Also Nachwirkung: ich bin jetzt bestimmt durch das, was nun vorbei ist; das aburría gehört zum - imperfektiven - Aspekt.

Fíjate que aquí han venido personas que se conocían vagamente o eran enemigos, y después de charlar durante horas se han hecho amigüísimos, incluso se han casado.

Han venido ist lebendiger, stärker resultativ bezogen auf das, was ist, als es vinieron wäre; klar ist das resultative Moment in se han hecho amigüísimos und se han casado. Oder:

Y ahí está su hermano Nicolás, que creyeron todos que se moría y se ha recuperado.

Se ha recuperado streicht heraus - gegenüber einem möglichen ser recuperó - „und lebt immer noch“, „das ist jetzt die Lage“.

He sido fumador y creo que es necesario ...     

Der Schreiber meint „ich bin jetzt Nichtraucher“, aber dass er Raucher war, wird als einwirkend gesehen, konkret etwa im Sinne eines „daher gilt, was ich sage“. 

¡Lo he dicho sin cesar, desde que el Señor dispuso que surgiera el Opus Dei!

„Ich habe es immer wieder gesagt“, das heißt gleichsam: Ich bin der, der, gewissermaßen dies immer wieder gesagt hat.

Nun zu tener + participio:

¿Cuáles son a su entender, los más grandes y perentorios problemas que tiene planteados nuesto país?

Hier ist tener durch haber austauschbar, weil es ja nicht das Land selbst ist, das diese Probleme sich stellte: Probleme, die unser Land als ihm gestellte (gleichsam: als ihm gestellt worden seiende) hat und die es jetzt kennzeichnen.  Oder:

Los periódicos tenían compuestas, desde muchos días antes, las páginas con las referencias históricas.

Hier wäre Ersatz durch haber möglich; tener aktualisiert natürlich das resultative Element. Ebenso:

 Daniel Fujardo, según tenían convenido, le llamó inmediatamente por teléfono.

Auch sogar:

A Manolo le encantó la misión, porque tenía muy estudiado el problema.

Zusammenfassend:

Zum Teil ist das ‘pretérito perfecto’ mit dem ‘pretérito perfecto simple’, zum Teil mit dem ‘pretérito imperfecto’ austauschbar, stets jedoch betont es gegenüber diesen Tempora das Element des Einwirkens, des Resultativen, wie dies besonders in dem formelhaften Redeschluss He dicho zum Ausdruck kommt. Insofern hat es einen starken Bezug zur Gegenwart; es ist aber doch nicht schlechthin Gegenwartstempus. Letzteres zeigen Gegenüberstellungen, wie sie in Texten nicht selten erscheinen:

Manuel Álvarez Ortega fue, ha sido y es muy amigo mío  (F. Umbral).

Ganz entschieden stärker bringt die Verbalperiphrase tener + participio dies resultative Element zum Ausdruck. Ihr Gebrauch geht sehr weit; jedoch ist dies eine normative, nicht eine deskriptive Feststellung - ausgeschlossen bei intransitiven Verben und bei transitiven, die „absolut“ gebraucht werden, also nicht:

*Tengo estado en Montevideo.

*Juan tiene sido soldado.

*Tengo comido con gusto.

Oft hat die Periphrase auch eine intensivierende Wirkung:

¡Cuántas veces se lo tengo dicho!

¿No te lo tengo dicho muchas veces?

Auch andere Verben können übrigens eine solch resultative Priphrase bilden:

El piensa que nos lleva engañados y va a salirle cara la equivocación (R. J. Sender).»

[Cartagena / Gauger, Bd. 2, S. 428-431]

 

 Zu beachten

 

„Das zusammengesetzte Perfekt wird deutsch - je nach dem vorliegenden Verb - mit zwei verschiedenen Hilfsverben - sein und haben - gebildet, im Spanischen jedoch nur mit einem - haber -, das zudem nur als Hilfsverb fungiert, während sein und haben auch Vollverben sein können.“
[Cartagena/Gauger, Bd. 2, S. 374]

Im Deutschen gibt es beim zusammengesetzten Perfekt im dass-Satz die Möglichkeit, die finite Form, also die Hilfsverben haben und  sein, wegzulassen: Goethe erzählte, dass er gestern einen Brief erhalten; Er meinte, dass er gestern eingetroffen. Diese Möglichkeit ist allerdings literarisch. Bei haben etwas weniger als bei sein. Spanisch ist dergleichen ganz ausgeschlossen: *Goethe dijo que recibido una carta. *Pensaba que llegado ayer.“ [Ebd., S. 375]

Die dt. Modalverben: brauchen, dürfen, heißen, helfen, hören, können, lassen, lehren, lernen, machen, mögen, müssen, sehen, sollen, wollen. Bei der Perfekt-Form dieser Verben, wenn ein Infinitiv angeschlossen ist, entfällt -ge bzw. die Partizip-Form im Deutschen, im Spanischen aber nicht!

Ich habe ihn singen hören.

Le he oído cantar.
Ich habe es machen müssen.

He tenido que hacerlo yo.

Ich habe es nicht machen wollen.

No he querido hacerlo.

Wir haben es zahlen können.

Hemos podido pagarlo.

Beachte:

Du hättest es tun sollen.

Deberías / debías haberlo hecho.

Ich hätte ihn laufen lassen sollen.

Debería / debía haberlo dejado largarse.

Du hättest mich anrufen sollen.

Deberías / debías haberme llamado.

Das habe ich kommen sehen.

(Eso) lo veía (yo) venir.

Das Präteritum indefinido (canté) bezieht sich auf ein Ereignis, das vor der Sprechzeit endigt; zwischen Ereignisende und Sprechsituation liegt zeitlich eine Lücke.

Beim Perfekt (he cantado) ist der Beginn des Bezugsereignisses v o r der Sprechzeit, nicht aber das Ende; der Ereignisraum reicht bis zur Sprechsituation – und möglicherweise darüber hinaus.

Bei Verben der geistigen Tätigkeit wird im Sp. immer ein unabgeschlossene Zeit und zwar das pretérito imperfecto, während im Deutschen eine abgeschlossene Zeit verwendet wird und zwar das Perfekt Indikativ oder das Plusquamperfekt Konjunktiv.

 

Ich habe es mir gedacht.

Me lo imaginaba.

Ich habe aber geglaubt, dass ...

Pues yo creía que ...

Das habe ich nicht gewusst.

No lo sabía.

Ich habe mich schon gefragt, ob ...                

Ya me preguntaba yo si ...

Das habe ich schon gefürchtet.     

Me lo temía.

So habe ich es mir vorgestellt.

Así me lo imaginaba yo.

Das hat Goethe immer schon gewusst.

Ya lo sabía Goethe.

Das habe ich nicht gemeint. 

Eso no era lo que quería decir.

Haben Sie es schon gewusst?

¿Lo sabía?

haben es nicht glauben können.

No lo podíamos creer.

Ortega hat es immer gesagt.

Ya lo decía Ortega.

Wie hat Ortega gesagt? ...

Como decía Ortega: ...

Damit habe ich schon  gerechnet.

Con eso ya contaba (yo).     

Der Film ist besser, als wir gedacht haben.

La película es mejor de lo que pensábamos.

¿qué esperabas?

was hast du denn erwartet?

Pase, pase, ya lo esperaba.

Kommen Sie nur herein, ich habe Sie schon erwartet.

aber:

Wie war das, bitte?

¿Cómo ha dicho?        

Wie ich gerade sagte.

Como decía hace un momento.

Beachte:   

antes de que se me olvide

dass ich es nicht vergesse

se me olvidaba

ich hätte es fast vergessen

 

 Konstrastive Betrachtung Deutsch - Spanisch

 

«Das spanische Perfekt (he cantado) unterscheidet sich - unabhängig vom verschiedenen Gebrauch im A-sp. und E.-sp. - in zweierlei Hinsicht vom morphologisch entsprechenden deutschen Tempus (ich habe gesungen).

Im Spanischen ist das Perfekt kein Erzähltempus. Hingegen kann man im Deutschen eine Geschichte auch im Perfekt erzählen. Dieser Perfektgebrauch ist regional unterschiedlich ausgeprägt - am stärksten im Süden des deutschen Sprachgebietes (oberdeutscher Präteritumschwund) -, überwiegt aber heute in der gesprochenen Standardsprache; hier wird, vor allem im Dialog, in erzählender Rede das Präteritum - außer bei Modal- und Hilfsverben - wenig verwendet.

dass im gesprochenen Deutsch das Präterit nicht dem spanischen Präteritum und Imperfekt entspricht, zeigt eine Übersetzung des Textbeispiels:

S. Eso fue que al salir yo de una bocacalle, venía subiendo la calle Antonio Maura, por la parte de Ciudad Jardín, y a la desembocadura de esa calle, al pasar a la otra, pues me cogió la moto y me hizo polvo la pierna.

V. ¿Y de quién fue la culpa? ¿Es que tú no te diste cuenta o es que el tío venía muy rápido?

S. Yo cuenta no me di. Esto era ya de noche.

V. ¿Era ya de noche?

S. Yo cuando ... El accidente tampoco lo recuerdo porque hasta el día siguiente yo no me di cuenta de nada. Fue cuando me di cuenta de que tenía los pies ... los pies rotos.

Eine durchgängige Verwendung des Präterit würde hier künstlich und schriftsprachlich wirken.

Die Bedeutung des Perfekt ist im Spanischen in erster Linie temporal, im Deutschen temporal und stadial: So kann in Maria hat ihr Geld in Aktien angelegt das Perfekt ein sprechzeitvorzeitiges oder -gerichtetes Ereignis bezeichnen („Maria legte ihr Geld an“, „Maria hat bis jetzt ihr Geld angelegt“) oder einen abgeschlossenen, gegenwärtigen Zustand: „Das Geld ist [jetzt] angelegt“. Im Spanischen wird die temporale Bedeutung durch Präteritum bzw. Perfekt wiedergegeben (María invirtió, María ha invertido), die stadiale durch die Periphrase tener + Partizip: María tiene invertido su dinero en acciones.»

[Berschin, H./Fernández-Sevilla, J./Felixberger, J.: Die spanische Sprache: Verbreitung, Geschichte, Struktur. München: Hueber, 1987, S. 229]

«Das zusammengesetzte Perfekt kann deutsch im Blick auf die Zukunft verwendet werden; dies ist spanisch ausgeschlossen: Nächstes Jahr um diese Zeit hat er seine Dissertation abgeschlossen; spanisch steht hier das zweite Futurum: Habrá terminado su tesis.» [Cartagena / Gauger, Bd. 2, S. 375]

 

 Europäisches Spanisch

 

Der Gebrauch von Präteritum und Perfekt ist im spanischen Sprachgebiet nicht einheitlich: Statistisch gesehen zeigt das A(merikanisches)-sp. gegenüber dem E(uropäischen)-sp. eine Präteritumpräferenz.

"Im E-sp. ist der temporale Bereich des Perfekt breiter als im A-sp.; das Perfekt bezeichnet einerseits - wie im A-sp. - die Sprechzeitrichtung, andererseits aber auch die Sprechzeitvorzeitigkeit, wenn das Bezugsereignis im Zusammenhang mit der Sprechsituation steht. Das Präteritum verweist auf ein sprechzeitvorzeitiges Ereignis, das nicht im Zusammenhang mit der Sprechsituation steht.

Die Abgrenzung von Präteritum und Perfekt ist im E-sp. komplizierter als im A-sp.; das E-sp. drückt zusätzlich zur Sprechzeitvorzeitigkeit einen - im A-sp. irrelevantem - semantischen Faktor aus, den ‘Zusammenhang’ mit der Sprechsituation. Dieser Zusammenhang oder Aktualitätsbezug kann räumlich, zeitlich, handlungslogisch, usw. als ‘positiv’ oder ‘negativ’ interpretiert werden, wobei der Sprecher einen erheblichen Bewertungsspielraum hat.

In der grammatischen Literatur wird als Kriterium des ‘Zusammenhangs’ vor allem die Kompatibilität mit Zeitadverbien genannt: Das Perfekt kombiniere mit sprechzeitinklusiven Adverbien (hoy, esta semana, este año), das Präteritum mit sprechzeitvorzeitigen (ayer, la semana pasada, el año pasado). Diese Regel stimmt nur zur Hälfte: Zwar ist das Perfekt im allgemeinen inkompatibel mit sprechzeitvorzeitigen Adverbien (*He venido ayer), bei Sprechzeitinklusion sind aber, je nach Bewertung des Zusammenhangfaktors, Präteritum und Perfekt möglich (Vine hoy, He venido hoy). [a.a.O., S. 227-228]

 

 Amerikanisches Spanisch

 

Im A-sp. bezeichnet das Perfekt ein Ereignis, das sprechzeitvorzeitig beginnt und bis zur Sprechzeit andauert (Sprechzeitrichtung): Bogotá ha crecido mucho en los últimos años  „Bogotá ist in den letzten Jahren sehr gewachsen“, María todavía no ha venido  „Maria ist noch nicht gekommen“,  Te he dicho muchas veces que ... „Ich habe Dir [schon] oft gesagt, dass ...“. Semantisch kann man bei sprechzeitgerichteten Äußerungen ein bis jetzt einfügen.

Das Präteritum zeig im A-sp. die Sprechzeitvorzeitigkeit an, gleichgültig ob das Bezugsereignis kurz oder lang zurückliegt: ¿Le gustó? (Kellner zu einem Gast) „Hat es Ihnen geschmeckt?“, ¿María no está? -No, salió ahora mismo  „Ist Maria nicht da? -Nein, sie ist gerade weggegangen“, María salió hace un mes para Francia „Maria reiste vor einem Monat nach Frankreich“.

Der zeitlogische Unterschied zwischen sprechzeitvorzeitigem Präteritum und sprechzeitgerichtetem Perfekt lässt sich folgendermaßen veranschaulichen:

 

 

Das Präteritum bezieht sich auf ein Ereignis, das vor der Sprechzeit endigt; zwischen Ereignisende und Sprechsituation liegt zeitlich eine Lücke.

Beim Perfekt ist der Beginn des Bezugsereignisses vor der Sprechzeit, nicht aber das Ende; der Ereignisraum reicht bis zur Sprechsituation - und möglicherweise darüber hinaus." [a.a.O., S. 226-227]

 

 El empleo del pretérito perfecto compuesto

 

[Extracto de las consultas evacuadas por los lingüistas del Departamento de Español Urgente de la agencia española de noticias EFE.]

En lo que se refiere a la neutralización del pretérito perfecto/pretérito indefinido, el Departamento de español urgente de la Agencia EFE remite al “Manual de español urgente” pág. 57 y siguientes y al “Vademécum de español urgente” (II) pág. . 102 y ss., y enviado las siguientes recomendaciones: cantó o ha cantado.

Hace ya un par de años, el 7 de octubre de 1993, viendo que en la mayoría de las noticias de nuestra agencia el pretérito indefinido (cantó) desplazaba al pretérito perfecto de indicativo (ha cantado), como si ambas formas verbales tuviesen el mismo valor, redactamos y repartimos una nota en la que recordábamos las recomendaciones de nuestro Manual de Español Urgente: “La forma ha cantado debe usarse cuando se refiere a acciones ocurridas dentro de la unidad de tiempo que aún dura para nosotros:

El presidente ha inaugurado hoy el curso en la Escuela Superior del Ejército

Esta semana ha bajado la bolsa tres enteros

En este mes se han impuesto más multas de tráfico que nunca

Se calcula que este año ha aumentado en un veinte por ciento el número de turistas

Nunca ha faltado a sus deberes

Por el contrario, cantó se refiere a una acción realizada en una unidad de tiempo que el hablante da por concluida:

El Rey inauguró ayer el curso en la Escuela Superior del Ejército

La semana pasada bajó la bolsa tres enteros

En el mes pasado se impusieron más multas de tráfico que nunca

En 1977 aumentó en un veinte por ciento el número de turistas

No pudo lograr en vida que se le hiciera justicia

Es, pues, falso que cantó/ha cantado se opongan en la proporción -pasado remoto/pasado próximo-. Han de distinguirse conforme a la norma expuesta, que es la que adopta la mayor parte de los hispanohablantes.

La preferencia por cantó se produce espontáneamente entre gallegos y asturianos, por influjo de las lenguas de sus regiones, que carecen de perfecto compuesto. Se recomienda que se establezca la distinción ajustándose al uso castellano. (En las noticias dirigidas a Hispanoamérica y dado el predominio de cantó a expensas de ha cantado en muchos de aquellos países, será admisible emplear el pretérito simple en casos en que la norma culta común requeriría ha cantado, aunque ello fuera proscrito por Andrés Bello, y siga rechazándolo la doctrina gramatical más solvente.)”

Hasta ahí la nota de hace dos años. Pero como el problema sigue planteándose hemos creído necesario buscar alguna fórmula buena para todos en la que se combine el respeto al idioma con las necesidades técnico-informativas. De lo que se trata es de evitar tanto el -dijo hoy-, por contradictorio en el tiempo verbal pasado con la acción presente, como el -ha dicho hoy, por no adaptarse al tiempo verbal pasado de los periódicos del día siguiente, aunque sí es válido para los medios audiovisuales.

Así, para las noticias de la agencia, podría ser satisfactoria la fórmula ecléctica –dijo el jueves–, que tendría las ventajas, lingüística y técnica, de evitar la contradicción del tiempo verbal con la acción y sólo tener que ser corregida por la redacciones de los medios audiovisuales, que, por otra parte, ya deben rehacer (editar) casi todas nuestras noticias para adaptarlas al lenguaje propio de la radio o la televisión.

En el Vademécum de Español Urgente (II) hay un artículo titulado „Pretérito indefinido“ en el que se reproducen las advertencias del Manual de Español Urgente respecto al uso indiscriminado de la forma cantó en lugar de ha cantado. Y como esos consejos no parecían suficientes, en octubre de 1995 redactamos otra nota sobre la cuestión, en la que, además de reproducir las anteriores, recomendábamos lo siguiente:

„De lo que se trata es de evitar tanto el –dijo hoy–, por contradictorio en el tiempo verbal pasado con la acción presente, como el –ha dicho hoy–-, por no adaptarse al tiempo verbal pasado de los periódicos del día siguiente, aunque sí es válido para los medios audiovisuales. Así, para las noticias de la agencia, podría ser satisfactoria la fórmula ecléctica –dijo el jueves–, que tendría las ventajas, lingüística y técnica, de evitar la contradicción del tiempo verbal con la acción y sólo tener que ser corregida por la redacciones de los medios audiovisuales, que, por otra parte, ya deben rehacer (editar) casi todas nuestras noticias para adaptarlas al lenguaje propio de la radio o la televisión.“

Y en este tercera nota sobre el mismo asunto, que sigue vigente, hemos creído interesante reproducir las explicaciones que Emilio Alarcos Llorach incluye en su Gramática de la Lengua Española:

„Consideremos las diferencias y las confusiones entre el pretérito cantaste y el antepresente has cantado. En cuanto al modo, ambos llevan el morfema de indicativo; pero aunque los dos pueden referirse a hechos precedentes al momento de habla, cantaste lo hace porque contiene el morfema de perspectiva de pretérito, mientras has cantado con su perspectiva de presente, alude a ellos por su morfema de anterioridad.

En otras palabras, las dos formas no se oponen directamente, sino a través del presente cantas: con esa misma perspectiva se opone a este el antepresente has cantado, y por su distinta perspectiva se le opone al pretérito cantaste. Pero es claro que la perspectiva de pretérito y la anterioridad en la perspectiva de presente pueden coincidir en sus referencias y producir la confusión en el uso de las dos formas.

Una misma realidad puede designarse con una u otra forma, dependiendo de la perspectiva (temporal o psicológica) que adopte el hablante. Compárense estas dos secuencias:

El día 2 se iniciaron las hostilidades

Este mes se han iniciado las hostilidades

La diferencia de contenido estriba en que se sitúa un mismo hecho, anterior al momento de habla, en dos segmentos temporales diversos: al decir el día dos nos referimos a un segmento temporal en que no está incluido el momento de habla; al decir este mes, en cambio, el inicio de las hostilidades se coloca en un trecho temporal que también abarca el momento en que se habla. Así, un mismo acontecimiento, objetivamente anterior, se expresa, según la perspectiva adoptada, con el antepresente o con el pretérito.

Igualmente, cuando alguien interroga ¿Ha vuelto Juan?, se emplea la forma compuesta, el antepresente, porque el regreso por el que se inquiere puede estar situado en cualquier instante del período que concluye al formular la pregunta; sin embargo, a ella puede responderse ‘Sí, regresó el sábado’, con el pretérito, porque el regreso en sábado indica un momento ajeno a aquel en que se habla. No se trata, pues, de que los hechos comunicados sean más o menos próximos al acto de habla, sino de que, explícita o implícitamente, el hablante los inserte en un período común o ajeno a ese momento.

Por ejemplo, si se dice ‘No ha venido esta mañana’ o ‘No vino esta mañana’, ello es consecuencia de que „esta mañana“ se considere parte del „hoy“ en que se habla o se sienta como opuesto a la „tarde“ en que se dice ese enunciado. El mismo juego de las dos perspectivas se observa si comparamos ‘Al principio creí que lo habían agarrado a él’ (donde hay que interpretar: „ya no lo creo“, con perspectiva de pretérito), con ‘Desde el principio he creído que lo habían agarrado’ (con perspectiva de presente porque „sigo creyéndolo“.

O en este otro ejemplo: ‘Era uno de los hombres más regulares y más sencillos que he conocido; no coleccionaba nada [...], ni le conocí monomanía alguna’, donde el antepresente he conocido implica „hasta ahora“, y el pretérito conocí se sitúa en un „entonces“ que excluye el presente de la elocución.

En la lengua oral de Galicia y Asturias predomina el uso de la forma cantaste sobre el antepresente has cantado, que a veces se utiliza incorrectamente por ultracorrección (por ejemplo, ‘El año pasado he estado en París’, en lugar de estuve); la expresión espontánea coloquial siempre utiliza el pretérito: ¿Comiste ya? por ¿Has comido ya? Este uso también se registra en América: ‘Yo no sé como no le encontraron hasta ahora... ¡Ahí solito no registraron todavía!, en lugar de han encontrado, han registrado. Por el contrario, se señala la mayor frecuencia del antepresente en las hablas de Madrid y de las zonas andinas de Argentina.“

[Fuente: http://www.el-castellano.com/deu.html]

 

Probleme der Übersetzung des pretérito perfectp compuesto

 

„Hay que distinguir con claridad las áreas de aplicación del pretérito perfecto simple (indefinido) y del pretérito perfecto compuesto.

Ambos tiempos denotan acciones «perfectas», es decir, «terminadas». La diferencia está en que la acción denotada por el pretérito perfecto simple terminó dentro de una unidad de tiempo ya concluida, cerrada, como las unidades de tiempo designadas por «ayer», «el mes pasado», «hace dos años», «hace una hora», «hace unos minutos». Si quiero comunicar la llegada de Juan dentro de cualquiera de estas unidades temporales, diré: «Juan llegó ayer», «Juan llegó hace dos años», «Juan hace una hora», «Juan llegó hace unos minutos». En cambio, la acción denotada por el pretérito perfecto compuesto ha terminado dentro de una unidad de tiempo que todavía dura, que no ha concluido aún; por ejemplo, las unidades de tiempo designadas por «hoy», «este mes», «este año», «este siglo», «durante mi vida», «desde 1850». Si la acción o el suceso a que nos referimos ha tenido lugar dentro de una de estas unidades de tiempo, diremos: «Juan ha llegado hoy», «Desde 1950 la medicina ha progresado mucho», «Hoy he trabajado diez horas», «Este año ha llovido mucho», etc.

Las unidades de tiempo significadas por expresiones que comienzan por «desde ...», sin indicar el término final de la unidad, son unidades abiertas, y, por tanto, piden «pretérito perfecto compuesto». Si se cierra la unidad temporal añadiendo un término precedido de «hasta», debe usarse el pretérito perfecto simple: «Desde 1850 hasta 1950 la medicina progresó mucho». Lo mismo con unidades de tiempo de las que sólo se indica el término final: «Hasta 1950 la medicina progresió mucho».

Nótese que las acciones expresadas por el «pretérito perfecto compuesto» pueden haber concluido en un pasado más lejano que otras expresadas con el «pretérito perfecto simple»:

En este siglo ha habido dos guerras mundiales (la 1a terminó en 1918; la 2a, en 1945).     

Hace sólo unos años hubo una guerra durísima entre Viernam y los Estados Unidos.

Este año te he visitado tres veces (la 1a, en enero; la 2a, en marzo; la 3a, en abril; estamos ahora en junio)

Ayer visité a mi amigo.

Una misma expresión puede expresar una unidad temporal abierta o cerrada, según la situación en que se emplee: «esta mañana» es una unidad temporal abierta si el hablante dice esas palabras duranta la mañana a la que se refiere. Entonces usará el pretérito perfecto compuesto:

Esta mañana he trabajado mucho.

Pero, si esas palabras se dicen por la tarde del mismo día, «esta mañana» será una unidad temporal cerrada, y se usará el pretérito perfecto simple:

Esta mañana trabajé mucho.  

Esta delimitación de los usos del «pretérito perfecto simple [indefinido]» y del «pretérito perfecto compuesto» es clara, aunque no todos los gramáticos la acepten. Pueden reducirse a ella otras demarcaciones, como la del Esbozo, 3.14.2 a), según la cual «nos servimos de este tiempo [el pretérito perfecto compuesto] para expresar el pasado inmediato; por ejemplo, un orador suele terminar su discurso con la frase he dicho, que significa ‘acabo de decir’». Pero este uso del «pretérito perfecto compuesto» no se basa en la inmediatez del pasado, puesto que el mismo orador podría usar igual expresión para referirse a manifestaciones hechas por él quizá una hora antes: «Como he dicho al comienzo de este discurso ...». La duración del discurso, en la que se incluyen las palabras finales «he dicho», se considera como una unidad temporal abierta.

Tampoco parece exacto lo que se dice líneas después sobre el uso del «pretérito perfecto compuesto» «para acciones alejadas del presente, cuyas consecuencias duran todavía. Decir La industria ha prosperado mucho significa que ahora están patentes los efectos de aquella prosperidad, que pueden continuar; decir La industria prosperó mucho enuncia simplemente un hecho pasado sin conexión con el presente». El uso de uno u otro tiempo no se debe a que los efectos de la acción estén o no patentes, sino a que el desarrollo de la acción se considere como producido dentro de una unidad temporal abierta (pretérito perfecto compuesto) o cerrada (pretérito perfecto simple). Serían totalmente correctas las frases «En el decenio pasado la industria se desarrolló mucho, y es ahora cuando están patentes los efectos de tal desarrollo».

Por lo demás, hay usos concretos del pretérito perfecto compuesto que, siendo normales para unos, no son aceptables para otros. Por ejemplo, muchos hablantes sustituirán el pretérito perfecto compuesto por el pretérito perfecto simple en la frase «Mi padre ha muerto hace tres años», que, según el Esbozo expresaría una relación afectiva con el presente, indicando que «aquel hecho repercute en mi sentimiento actual»; en cambio, «Mi padre murió hace tres años» no es más que una noticia desprovista de emotividad. La emotividad es independiente del uso de uno u otro tiempo; es la misma en estas dos frases: «Estoy tristísimo. ¡Ha muerto mi mejor amigo!» (ha muerto este año, pero hace ya unos meses), «Estoy tristísimo. ¡Ayer murió mi mejor amigo!».

En francés e italiano, el pretérito perfecto compuesto ha invadido en muchos usos de la lengua corriente el dominio del pretérito perfecto simple, aunque la lengua literaria trate de mantener la diferencia de ambos tiempos. El mismo proceso parece estar desarrollándose en el español actual, quizá por influjo de ambas lenguas hermanas. Constantemente pueden leerse en los periódicos y oírse en la radio y en la televisión frases como: «Ayer se ha llegado a un acuerdo entre ...», «La semana pasada han estado reunidos ...». Si tales transgresiones del buen uso son comprensibles y, hasta cierto punto, excusables en quienes manejan la lengua acosados por la prisa, no lo son en los traductores, que, sin embargo, también incurren en ellas. Veamos tres ejemplos incluidos por Wandruszka en N. I. El primero es del Journal d’un curé de campagne, de G. Bernanos, París, 1936; trad. de Jesús Ruiz Ruiz, Diario de un cura rural, Barcelona, 1959:

Mauvaise nuit. À trois heures du matin, j’ai pris ma lanterne et je suis allé jusqu’à l’église ... Je me suis endormi à mon banc, la tête entre mes mains et si profondément qu’à l’aube la pluie m’a réveillé ... En sortant du cimetière j’ai rencontré Arsène Miron, ... que m’a dit bonjour d’un ton goguenard.

Mala noche. A las tres de la mañana cogí linterna y me dirigí hacia la iglesia ... me dormí en mi banco, con la cabeza entre las manos y tan profundamente que al alba me despertó la lluvia ... Al salir del cementerio me he encontrado con Arsène Miron, ... que me ha dado los buenos días con un tono irónico.

Wandruszka aduce también las traducciones alemana, inglesa, italiana y protuguesa de este pasaje:

alemán:

Bin ich mit der Laterne ... gegangen ... ich bin ... eingeschlafen ... mich ... geweckt hat ... traf ich ... er bot mir.

   inglés:

Took ... went ... fell asleep ... awakened me ... ran into ... growled.

italiano:

Ho preso ... sono andato ... mi sono adormentato ... m’ha svegliato ... ho incontrato ...      m’ha dato.

portugués:

Peguei ... fui ... dormi ... fui acordado ...encontrei-me ... deume.

Y se limita a comparar las traducciones alemana y española, observando que «el traductor alemán y el español emplean alternativamente la forma simple y la compuesta; pero donde el alemán emplea la forma compuesta, el español elige la simple, y viceversa». Pero, - pasando por alto en la traducción española la imprecisión de «hacia la iglesia» (uno puede dirigirse a un lugar sin llegar a él, y el que habla aquí no sólo se dirige a la iglesia, sino que entra en ella; por eso la traducción debiera decir: «fui / me fui a la iglesia» y el calco de los posesivos «mi linterna ... mi banco», donde en español quedaría mejor el artículo determinante: «la linterna ... el banco» - habría que advertir que la alternancia de la forma simple: cogí ... me dirigí ... me dormí ... me despertó, con la compuesta: me he encontrado ... me ha dado ... es incorrecta. Todas las acciones relatadas transcurren en unidades de tiempo ya concluidas, cerradas. Por consiguiente, la forma verbal apropiada es en todos los casos el pretérito perfecto simple: me encontré ... me dio ...  [...]

Alberto Barrera-Vidal concluye que «el passé simple francés apenas es más que una variante estilística del passé composé; con frecuencia, es la simple necesidad de variedad la que justifica su empleo en medio de una serie de passés composés, cuya repetición podría resultar monótona». [...]

El «passé composé» se traduce al español por el «pretérito perfecto simple» cuando la acción expresada transcurre dentro de una unidad de tiempo ya concluida; por el «pretérito perfecto compuesto», cuando la acción transcurre dentro de una unidad de tiempo todavía abierta. Para conocer si la unidad de tiempo en que transcurre la acción ha concluido ya o sigue abierta, es preciso atender al contexto. Una frase como

j’ai mangé en dix minutes

es temporalmente ambigua; sin más determinaciones, no podemos saber si la acción expresada por el verbo se ha producido en una unidad de tiempo abierta o cerrada, ni, por consiguiente, si debemos traducir j’ai mangé por «comí» o «he comido». Pero si la frase en cuestión presenta una de estas dos formas:

Hier, j’ai mangé en dix minutes.

Aujourd’hui, j’ai mangé en dix minutes.

tendremos que traducir en el primer caso:

Ayer comí en diez minutos.

y en el segundo:

Hoy he comido en diez minutos.

De los cuatro ejemplos siguientes:

César a conquis la Gaule

Paul a eu la rougeole

Je suis né à Lyon

Jean a perdu son ticket

el primero y el segundo son temporalmente unívocos: «César conquistó la Galia» entre los años 58-51 a. de C.. El segndo expresa un proceso desarrollado también en una unidad de tiempo cerrada. Del mismo modo que sería incorrecto el pretérito perfecto compuesto en la frase «Mi madre me ha dado a luz en el sanatorio», es incorrecto en «He nacido en Lyon», porque el proceso de «nacer», cuando puede expresarse en 1a persona, ha concluido hace ya mucho tiempo. Puede ser correcta esta forma verbal en 3a, incluso en 2a persona, si la frase que la incluye se refiere al mismo día en que se produce el suceso: «Tu hijo ha nacido ya; es hermosísimo» (telegrama al padre, que se halla ausente), «¡Pero qué hermoso has nacido, mi hijo!» (exclamación de la abuela al ver al niño minutos después de nacer).

Los otros dos ejemplos puede recibir determinaciones temporales que sitúen las acciones expresadas en unidades de tiempo cerradas, correspondiendo entonces en la traducción el pretérito perfecto simple:

Paul tuvo el sarampión hace dos semanas.

Jean perdió su billete la semana pasada.

Sin ninguna determinación temporal, ambas acciones se sitúan en una unidad de tiempo abierta, cuyo punto de referencia es el momento en que se habla, y, por consiguiente, se deberá usar en la traducción española el pretérito perfecto compuesto:  

Paul ha tenido [ya] el sarampión.

Jean ha perdido subillete

[tenía que conservarlo hasta el momento de utilizarlo, ahora o más tarde].

Son temporalmente ambiguos los dos ejemplos siguientes:

Jean a perdu plusieurs fois son ticket.

J’ai souvent mal dormi.

El uso del pretérito perfecto simple o del pretérito perfecto compuesto en la traducción española dependerá del carácter cerrado o abierto de la unidad en que se hayan repetido las acciones correspondientes:

[El mes pasado] Jean perdió varias veces el billete.

[Este año] Jan ha perdido varias veces el billete.

[El año pasado] dormí mal con frecuencia.

[En lo que va de mes] he dormido mal con frecuencia.

[García Yebra, V.: Teoría y práctica de la traducción. Madrid: Gredos, ²1984, Bd. 1, S. 172-181]