DIE SPANISCHE RECHTSCHREIBUNG

La ortografía española

© Justo Fernández López


 

Die Großschreibung

 

 


 

Die Akzentsetzung

 

Jedes Wort trägt nur eine Betonung bzw. einen Akzent!

zu betonende Silbe

drittletzte

vorletzte

letzte

Bei Endung auf Vokal, -n  oder –s

Außer:

bei Endung auf Konsonant + s: robots

bei Endung auf –y: virrey, convoy

 

x

 

Bei Endung auf Konsonant, außer -n  oder –s

Aber:  

bei Endung auf Konsonant + s: bíceps, cómics

bei Endung auf –y: póney, yóquey

 

 

x

Bei Betonung eines Doppellautes wird der starke Vokal betont

viéndolo

huésped

camión

Ausnahmen von vorigen Regeln werden mit Akzent gekennzeichnet:

cómodo, cárcel, café, púa, tía, lío, cámara, opíparo, sintético, sifilítico, mío, grúa, jesuítico

 

    

 aún

 noch [= todavía]

 

 

 

 

 vs.

 aun

 sogar [= incluso]

 

 er soll geben

 de

 von / aus

 él

 er

 el

 der

 más

 mehr

 mas

 aber

 mí

 mich / mir

 mi

 mein / meine

 sé

 sei / ich weiß

 se

 sich / man

 sí

 ja / doch / sich

 si

 wenn / ob

 sólo

 nur

 solo

 allein

 té

 Tee

 te

 dir / dich

 tú

 du

 tu

 dein

 

Beachte:

 


 

Signos de puntuación · La coma

 

Im Spanischen folgt die Kommasetzung nicht wie im Dt. primär syntaktischen Regeln.

Komma steht im Spanischen meist als graphisches Zeichen für Pause  und Sprechmelodie.

Die Setzung ist daher weitgehend dem subjektiven Empfinden des Schreibers überlassen.

Der Beistrich hat im Deutschen in erster Linie die Aufgabe, den Satz grammatisch zu gliedern.

 

 Kommasetzung

 im Spanischen bei 

 

Anrede (Vokativ)

Aufzählungen (koordinierten Satzgliedern)

Trennung von Satzgliedern eines unabhängigen Satzes

Aufhebung des normalen syntaktischen Ablaufs

Vorangestellten Bedingungssätzen

 

Komma wird im Spanischen gesetzt

 

 

Kein Komma an Stellen,

wo es im Deutschen erforderlich ist

 

 


 

Im Briefwechsel ▪ En la correspondencia

 

Im Briefwechsel setzt man im Spanischen immer Doppelpunkt nach der Anrede: 

 

Spanisch:

 

Sr. D. Miguel Gutiérrez Mellado

Calle Jovellanos, 34

Gijón

 

Estimado Sr. Gutiérrez Mellado:

Le acuso recibo de su carta ...

Muy atentamente.

 

Deutsch:

 

Sehr geehrter Herr Gutiérrez Mellado! bzw. 

Sehr geehrter Herr Gutiérrez Mellado,

ich bestätige hiermit den Erhalt Ihres Schreibens ...

Hochachtungsvoll,

 


 

Die Silbentrennung · La partición de palabras

 

 


Cantidades

 

 

«Se escribirán con letras:

 

Se escribirán con número:

 

Advertencias:

Ninguna oración debe comenzar con un numeral escrito en cifras.

Se usará un punto para separar los millares, excepto en la representación de los años (nos aproximamos al año 2000); por el contrario, se utilizarán comas para separar decimales (Esta pieza mide 25,5 centímetros).

Cuando una cantidad conste de dos cifras seguidas de seis o más ceros, éstos podrán sustituirse por las palabras millones, billones, etc. Se evitarán no obstante los híbridos resultantes de escribir con letras los millares, como 200 mil, 300 mil millones. (Las formas correctas serán 200.000, 300.000 millones.)

Los números romanos con carácter ordinal a continuación de nombres de papas, reyes, etc., así como los numerales ordinales o con ese carácter inherentes a un sujeto (uranio-98) deberán incluirse en la mismo línea que el nombre o sustantivo al que caracterizan.»

[Libro de estilo de ABC, Barcelona: Ariel, 1993, p. 30]


Los números romanos

 

«La numeración romana debe utilizarse con carácter restrictivo, como algo que se irá extingiendo. Principalmente, se empleará para los nombres de reyes o papas, los siglos, las carreteras nacionales radiales y las regiones militares.»

[El Páis - Libro de estilo, p. 95]

«Las cifras romanas se usan especialmente para numerar actos y escenas en comedias y obras teatrales; capítulos, libros, partes, tomos; siglos, dinastías, milenios; tablas, láminas; para designar el número cardinal que precede o sigue a los nombres de papas, reyes, emperadores; concilios, congresos, olimpíadas, festivales, certámenes, campeonatos, ferias, etc.

 

Reglas para la escritura y lectura de la numeración romana:

  1. Si a la derecha de una cifra se coloca otra igual o menor, el valor de la primera queda aumentado en el valor de la segunda; por ejemplo: XX (10 + 10) = 20; VI (5 + I) = 6.

  2. Toda cifra colocada a la izquierda de otra mayor, resta de esta el valor de aquella; ejemplo: IV (5 - 1) = 4; IX (10 - 1) = 9.

  3. Si entre dos cifras existe otra de menor valor se combina con la siguiente para restarla de ella: XIX [10 + (10 -1)] = 19.

  4. El valor de cualquier cifra romana queda multiplicado por mil tantas veces como rayas horizontales se tracen sobre ella.

  5. Ninguna letra puede repetirse más de tres veces seguidas.

  6. Las letras V, L y D no deben duplicarse, pues existen otras cifras (X, C y M) que ya representan aquel valor.

  7. Es redundancia inadmisible colocar en las cifras romanas un cero voladito (°), como si se tratase de un número arábigo ordinal; recuérdese que los números romanos deben leerse como ordinales, aunque existe licencia y costumbre de leerlos como cardinales a partir de diez.»

[J. Martínez de Sousa: Dudas y errores de lenguaje. Madrid: Paraningo, 1987, p. 262]

 

A diferencia del alemán, el español no pone punto después del número romano.

 

Siglos:

siglo XVI, siglo XIX, siglo XX

[se lee: siglo veinte, siglo diecinueve, siglo veinte]

16. Jahrhundert, 19. Jahrhundert, 20. Jahrhundert

Papas:     

Pablo VI, Juan XXIII, Pío XII, Gregorio VIII

[se lee: Pablo Sexto, Juan Veintitrés, Pío Doce, Gregorio Octavo]

Paul VI., Johan 23., Pius 12., Gregor 8.

[se lee: Paul der Sechste, Johannes der Dreiundzwanzigste, Pius der Zwölfte usw.]

Reyes:

Carlos V, Juan Carlos I, Enrique VIII

Karl V., Juan Carlos I., Heinrich VIII.


 

Los signos > y < indican en Lingüística da y viene de, respectivamente. Así terra > tierra (terra da tierra) o viceversa, tierra < terra (tierra viene de terra). Es decir, la obertura del ángulo mira siempre a la palabra de origen.