Sustantivos de género dudoso

Norma académica

RAE: Diccionario panhispánico de dudas, 2005

© Justo Fernández López


 

Sustantivos con problemas de género

líder

‘persona que dirige u orienta a un grupo, que reconoce su autoridad’ y ‘persona, equipo o empresa situados a la cabeza en una clasificación’

Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la líder)

En algunos países de América se usa a veces el femenino lideresa.

linde

‘límite entre dos territorios o fincas contiguos’ y ‘término o fin de algo’

Es válido su uso en ambos géneros, aunque ha sido siempre mayoritario el femenino la linde.

logopeda

es común en cuanto al género: el/la logopeda

mandamás

En el habla coloquial, ‘persona que tiene el mando o la autoridad’

Es común en cuanto al género (el/la mandamás).

Su plural es mandamases.

maniquí

es común en cuanto al género: el/la maniquí

mapa

‘representación de la Tierra o parte de ella en una superficie plana’

En el español actual es masculino: el mapa.

mar

‘masa de agua salada’

Este sustantivo, neutro en latín, se ha usado en español en ambos géneros. En el español general actual es masculino; pero entre las gentes de mar (marineros, pescadores, etc.) es frecuente su empleo en femenino, que también abunda en poesía. De ahí que se emplee en femenino en las expresiones que describen su estado (mar arbolada, mar calma, mar gruesa, mar picada, mar rizada, mar tendida, etc.) o en locuciones propias del lenguaje marinero, como alta mar o hacerse a la mar. También es femenino en algunas otras frases o locuciones, como cagarse en la mar (para expresar enfado), pelillos a la mar (para expresar reconciliación) o la mar de (‘mucho o muy’). Sin embargo, es masculino en un mar de (‘abundancia o gran cantidad de’), que forma parte de las locuciones estar hecho un mar de dudas (‘dudar mucho’) o estar hecho un mar de lágrimas (‘llorar mucho’).

maratón

esta voz comenzó a circular en el primer tercio del siglo xx con género masculino; posteriormente, por influjo del género de prueba o carrera, se ha ido extendiendo su uso en femenino, también válido. No debe usarse la grafía *marathón.

margen

en el español actual es masculino cuando significa ‘espacio en blanco alrededor de lo escrito’ (el margen de la página), ‘espacio u ocasión para algo’ (el margen de actuación, el margen de confianza) y ‘diferencia prevista’ (el margen de beneficio, el margen de error).

Cuando significa ‘orilla’, puede usarse en ambos géneros, aunque es más habitual el femenino: la margen derecha del río; en el margen del río...

mártir

es común en cuanto al género: el/la mártir

masajista

es común en cuanto al género: el/la masajista

matemático

matemática

médico

el femenino es médica: La médica quiere tratarle la cistitis con nitrato de plata.

No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la médico.

medium

‘persona a la que se considera dotada de facultades para comunicarse con los espíritus’

Es común en cuanto al género: el/la médium. Su plural es médiums.

mercader

Por su terminación, tiende a funcionar hoy como común en cuanto al género (el/la mercader). En el español medieval y clásico se usó el femenino mercadera, forma que aún pervive en algunos países de América.

ministro

‘persona que tiene a su cargo un ministerio’

El femenino es ministra. No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la ministro. El femenino de primer ministro es primera ministra, no *primer ministra ni *primera ministro.

modelo

Con los sentidos de ‘persona que posa para un artista’ y ‘persona que exhibe las creaciones de los modistas’, es común en cuanto al género: el/la modelo

modista/

modisto

‘persona que tiene por oficio diseñar o confeccionar prendas de vestir’. Como el resto de los sustantivos acabados en -ista, es común en cuanto al género (el/la modista). Para referirse a un hombre se usa también la forma modisto, creada a partir de modista y muy extendida en el uso.

monarca

‘soberano de un Estado’

Hoy se usa, y es válido, como común en cuanto al género: el/la monarca.

ministro

el femenino es ministra [no debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la ministro. El femenino de primer ministro es primera ministra, no *primer ministra]

mugre

‘suciedad grasienta’ – es sustantivo femenino: la mugre

negociante

es común en cuanto al género: el/la negociante

nene

'niño de corta edad'

el nene / la nena

notario

notaria

oficial

es común en cuanto al género (el/la oficial) [existe también el femenino específico oficiala, que se emplea en España para designar, en los oficios manuales, a la operaria de categoría intermedia entre la de aprendiza y la de maestra]

orden

Se usa en masculino cuando significa ‘colocación o disposición apropiada’, ‘serie o sucesión’, ‘categoría o nivel’, ‘estilo arquitectónico’, ‘grupo taxonómico’ y ‘sacramento del sacerdocio’. En femenino, cuando significa ‘mandato’, ‘instituto religioso, militar o civil’ (con mayúscula inicial: la Orden de la Merced, la Orden del Temple, la Orden de Isabel la Católica) y ‘cada uno de los grados del orden sacerdotal’ (normalmente en plural: las órdenes sagradas).

orfebre

es común en cuanto al género: el/la orfebre

paciente

como sustantivo, con el sentido de ‘persona que está bajo examen o tratamiento médico’, es común en cuanto al género (el/la paciente)

papa

‘jefe supremo de la Iglesia católica’, el femenino es papisa, pero como la Iglesia católica no admite la ordenación de mujeres, con este sentido normalmente se usa solo el masculino papa; el femenino papisa se emplea en referencia a la única mujer que supuestamente ha ocupado la cátedra de san Pedro: «La papisa Juana

papa

‘persona de autoridad indiscutible en un ámbito’: en este sentido indicado sí es normal el uso en femenino: «Es una alemana que se cree la papisa de la estética inglesa»

paragoge

adición de algún sonido al fin de un vocablo: en fraque por frac. Era figura de dicción según la preceptiva tradicional. Es sustantivo femenino: la paragoge.

paralís

en España, variante popular masculina de parálisis, que debe evitarse en el habla culta

parálisis

sustantivo femenino que significa ‘pérdida total o parcial de la capacidad de movimiento’. En España existe la variante popular masculina *paralís, que debe evitarse en el habla culta.

pariente

‘miembro de su familia’. Por su terminación es común en cuanto al género (el/la pariente); pero existe el femenino específico parienta, menos usado en el nivel culto. En España esta voz se usa también, coloquialmente, con el sentido de ‘cónyuge’; en este caso, para el femenino se usa solo la forma en -a: Esto tengo que consultarlo con la parienta.

pediatra

es común en cuanto al género: el/la pediatra

pelambre

‘pelo abundante’

Es válido su uso en ambos géneros, aunque suele predominar el femenino. En Chile significa, además, ‘murmuración o comentario malintencionado’, acepción en la que es siempre masculino: ¿Cuál es la diferencia entre un pelambre y un comentario realista?

periodista

'persona legalmente autorizada para ejercer el periodismo'

Es común en cuanto al género (el/la periodista).

perito

puede ser adjetivo (‘experimentado o práctico en una materia’) o sustantivo (‘persona con titulación técnica’)

En ambos casos el femenino es perita: Aquella mujer, perita en finanzas.

Es voz llana: [períto]. Es errónea la forma esdrújula *périto.

pianista

'músico que toca el piano'

Es de género común: el/la pianista (lo mismo que todos los sustantivos terminados en -ista).

pinche

es común en cuanto al género: el/la pinche

pívot / pivote

‘jugador de baloncesto cuya misión básica consiste en situarse en las cercanías del tablero para recoger rebotes o anotar puntos’

Es común en cuanto al género: el/la pívot. Su plural es pívots.

En español, ambas formas, singular y plural, deben escribirse con tilde. En algunos países de América, como la Argentina y México, se usa con este sentido el término pivote, que ya existe con otros sentidos en el español general y resulta más recomendable que pívot, pues es, en realidad, el equivalente formal en español de la palabra francesa.

poeta

‘persona que escribe poesía’ [el femenino tradicional y más usado es poetisa; pero modernamente se utiliza también la forma poeta como común en cuanto al género (el/la poeta)]

policía

Cuando significa 'cuerpo encargado de velar por el mantenimiento del orden público y la seguridad de los ciudadanos, a las órdenes de las autoridades políticas', es femenino: la policía.

Cuando significa 'cada uno de los miembros del cuerpo encargado de velar por el mantenimiento del orden público', es común en cuanto al género: el/la policía

polígloto

aún sigue vigente su uso originario como adjetivo de dos terminaciones, una para cada género: polígloto y políglota: un hombre polígloto / una mujer políglota

políglota

pero hoy es más normal usar la forma en -a también para el masculino: un hombre políglota / una mujer políglota

porción

‘parte que se segrega de un todo’ y, coloquialmente, en algunas zonas, ‘gran cantidad o gran número’

Es voz femenina, como su étimo latino. Debe evitarse su uso en masculino, frecuente en el habla popular: *un porción.

portavoz

‘persona que está autorizada para hablar en nombre y representación de un grupo o de cualquier institución o entidad’

Es común en cuanto al género: el/la portavoz.

presidente

puede funcionar como común en cuanto al género (el/la presidente); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico presidenta

príncipe

título que se da al hijo del rey, inmediato sucesor en el trono; femenino princesa (‘en algunos países, título que se da a las hijas del rey)

príncipe

como adjetivo, dicho de la edición de una obra, ‘primera, cuando se han hecho varias’ [no debe mantenerse invariable en plural: ediciones príncipes, no *ediciones príncipe. Con el mismo sentido se emplea, aunque menos, el latinismo prínceps, que sí es invariable en plural]

principiante

principianta (‘aprendiza de cualquier arte u oficio’)

pringue

‘grasa que sueltan determinados alimentos sometidos al fuego’ y ‘sustancia o suciedad grasienta y pegajosa’ [es válido su uso en ambos géneros: el/la pringue]

profeta

el femenino es profetisa [no es normal su empleo como común en cuanto al género: *la profeta]

psicólogo

psicóloga

puente

‘construcción que permite salvar por encima un río, un foso o una vía de comunicación’

Aunque en el español medieval y clásico se usó mayoritariamente en femenino –de lo que aún quedan vestigios en el habla popular y, a veces, en la literaria–, en el español general actual es de género masculino, al igual que su étimo latino.

pus

‘líquido amarillento segregado por un tejido inflamado’ Este sustantivo es masculino en el uso culto de la mayor parte del ámbito hispánico. Su empleo en femenino no es propio del habla culta, salvo en México y algunos países del área centroamericana, donde alternan ambos géneros, y en Chile, donde se usa solo en femenino.

químico

química

radio

Es masculino cuando significa ‘línea que va del centro de un círculo a cualquier punto de la circunferencia’, ‘hueso del brazo’ y ‘elemento químico radiactivo’. Como acortamiento de radiotelegrama, es también masculino; pero como acortamiento de radiotelegrafista, es común en cuanto al género: el/la radio.

Es femenino cuando, por acortamiento de radiodifusión, significa ‘transmisión mediante ondas hertzianas de programas destinados al público’ o se emplea para designar alguna de las emisoras que se dedican a ello. Cuando, por acortamiento de radiorreceptor, significa ‘aparato con el que se escuchan los sonidos transmitidos mediante ondas hertzianas’, se usa en ambos géneros, dependiendo de las zonas; así, en España es siempre femenino, género preferido también en los países del Cono Sur; pero en gran parte de América (México, Centroamérica, las Antillas, el Ecuador, Colombia y Venezuela) se usa normalmente en masculino.

Para designar el elemento químico debe preferirse la forma hispanizada el radio a la latinizante rádium.

rapaz

‘muchacho de corta edad’, el femenino es rapaza

regente

como sustantivo, con el sentido de ‘persona que rige o gobierna un territorio, especialmente una monarquía, por minoría de edad, ausencia o incapacidad del soberano’, es común en cuanto al género (el/la regente)

regente

funciona igualmente como común cuando significa ‘persona que, sin ser la propietaria, está al frente de determinado tipo de establecimientos o negocios’, pero en este caso se usa también con normalidad el femenino regenta, especialmente si se trata de un burdel: «Doña Juana, su madre, aparece como regenta de un burdel». El femenino regenta designa también, coloquialmente, a la mujer de un regente (ver la famosa novela de Clarín La regenta, la esposa del regente (‘magistrado que preside una Audiencia territorial’) de Vetusta

rehén

‘persona a la que se retiene como garantía para obligar a alguien a hacer algo’

Aunque hay ejemplos de su uso como sustantivo epiceno masculino (el rehén), hoy se está consolidando su empleo como común (el/la rehén).

reo

‘persona acusada de un delito’

La forma reo funciona normalmente como común en cuanto al género (el/la reo); pero existe también, y es válido, el femenino específico rea: Apeló ayer al Tribunal Superior de Justicia para impedir que se aplique la decisión del Gobierno de Israel de liberar a las reas.

No debe considerarse una excepción el sustantivo reo, cuyo femenino etimológico y aún vigente en el uso es rea, aunque funcione asimismo como común: la reo.

reportero

reportera

rey

reina

sabelotodo

‘persona que habla de cualquier tema pretendiendo saber siempre más que los demás’

Es común en cuanto al género: un/una sabelotodo.

También se usa como adjetivo: un profesor sabelotodo.

En el uso mayoritario es invariable en plural, aunque también es válido el plural sabelotodos.

sacerdote

el femenino etimológico y tradicional es sacerdotisa, usado especialmente en referencia a religiones antiguas o no cristianas; pero para referirse hoy a las mujeres que ejercen el sacerdocio en las Iglesias cristianas que lo permiten, se prefiere el uso de la forma sacerdote, que funciona en ese caso como común (el/la sacerdote)

saltimbanqui

es común en cuanto al género: el/la saltinbanqui

sargento

es común en cuanto al género (el/la sargento), no es normal el femenino sargenta por su significado negativo: “mujer corpulenta, hombruna, de dura condición”

sastre

‘persona que por oficio corta y cose vestidos’. Aunque por su terminación sería normal su uso como sustantivo común en cuanto al género (el/la sastre), el único femenino documentado para esta voz es sastra, registrado ya en el diccionario de Nebrija (1495). No es normal, y debe evitarse, el femenino *sastresa.

secretario

secretaria

sirviente

por su terminación, puede funcionar como común en cuanto al género (el/la sirviente); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico sirvienta: «De niña fui pastora y, después, sirvienta»

sobrecargo

En un barco, ‘persona que tiene bajo su responsabilidad el cargamento’ y, en un avión, ‘jefe de los auxiliares de vuelo’

Es común en cuanto al género: el/la sobrecargo.

socio

socia

soprano

'persona que tiene la voz de soprano'

Es común en cuanto al género: el/la soprano.

sumiller

Voz procedente del francés sommelier, ‘persona encargada de los vinos y licores en un restaurante de lujo’. Su plural es sumilleres.

Es común en cuanto al género (el/la sumiller).

Es voz que existía ya en el español clásico para designar el cargo de jefe de un servicio de palacio; por tanto, es rechazable, por innecesario, el uso hoy del original francés, así como el de su posible adaptación moderna *somelier.

taxista

es común en cuanto al género: el/la taxista

telefonista

es común en cuanto al género: el/la telefonista

tema

en el español general culto, es voz masculina en la mayoría de sus acepciones (‘asunto o materia’, ‘unidad de contenido de un libro o una materia de estudio’, ‘fragmento de una obra musical sobre el que se desarrolla una parte o toda la composición’, ‘canción’ y, en gramática, ‘parte de la palabra sobre la que se añaden las desinencias’.

Con el sentido de ‘manía o idea fija en la que alguien se obstina’, se ha usado tradicionalmente en femenino: Ya le entró la tema de escandalizar por las recámaras; pero también se emplea en masculino, por contagio del género propio del resto de las acepciones.

teniente

como sustantivo, con los sentidos de ‘persona designada para asistir o sustituir a otra en su cargo’ y ‘oficial de categoría inmediatamente inferior a la de capitán’, es común en cuanto al género (el/la teniente) [no es normal el femenino tenienta]

terapeuta

es común en cuanto al género: el/la terapeuta

testigo

con el sentido de ‘persona que da o puede dar testimonio de algo’, es común en cuanto al género (el/la testigo) [no debe usarse la forma *testiga para el femenino]

testigo

con el sentido de ‘muestra que, en un análisis experimental, sirve como referencia’, se usa en aposición, sin variación de número: La identificación de la enfermedad virósica se hace por inoculación a plantas testigo

testuz

‘parte superior y posterior de la cabeza de algunos animales’

Este sustantivo, originariamente masculino, pasó a usarse también en femenino por influjo de cabeza, y hoy se admiten ambos.

tigre

para designar específicamente al animal hembra, se utiliza, en la lengua general, el femenino tigresa, aunque en algunos países americanos es normal el femenino tigra. En el español medieval y clásico era normal el uso de la forma tigre como común en cuanto al género (el/la tigre).

tilde

se llama tilde tanto al acento gráfico como al rasgo o trazo pequeño que forma parte de algunas letras, como la ç, la ñ, la t, etc. En ambos casos admite los dos géneros, aunque hoy se usa casi exclusivamente en femenino. También significa ‘tacha o nota denigrativa’, sentido en el que también admite su uso en ambos géneros: el/la tilde

tilde

cuando significa ‘lo más mínimo’, hoy se usa siempre en femenino: El progreso de España había sido durante su reinado, sin exagerar una tilde, sensacional

timonel

‘persona que gobierna el timón de la nave’

Es común en cuanto al género: el/la timonel.

tipo

tipo / tipa ‘individuo’: es un tipo muy simpático / es una tipa de amas tomar [usado para designar a una persona cuyo nombre se ignora, tiene un sentido despectivo: se me acercó un tipo / se me acercó una tipa que quería...]

tizne

‘sustancia negra que queda pegada a la superficie de las cosas que han estado en contacto con el humo del fuego’ [es válido su uso en ambos géneros, con predominio hoy del masculino]

tránsfuga

es común en cuanto al género: el tránsfuga / la tránsfuga

tránsfugo

esta voz aparece por última vez en la vigésima primera edición del DRAE (1992) como forma masculina para el tránsfuga

tutor

tutora [la forma femenina tutriz (‘mujer que ejerce la tutela’, ‘defensora, protectora’) cayó en desuso

ujier

En algunos tribunales y cuerpos del Estado, empleado subalterno que tiene a su cargo la práctica de ciertas diligencias en la tramitación de los asuntos, y algunas veces cuida del orden y mantenimiento de los estrados.

Es común en cuanto al género: el/la ujier.

vampiro

voz de origen húngaro, introducida en español a través del francés, que significa ‘criatura legendaria que, una vez muerta, sale por la noche de su tumba para chupar la sangre de las personas dormidas’. Con este significado, su femenino es vampira.

vampiro

el femenino vampiresa se emplea con el sentido específico de ‘mujer fatal’, esto es, ‘mujer de atractivo irresistible cuyo poder de seducción acarrea la destrucción de aquellos a quienes seduce’, referido normalmente a las mujeres de esta clase que aparecían como personajes en las películas del cine negro estadounidense

vampiro

‘murciélago hematófago’. Con este sentido es epiceno masculino, es decir, es nombre común perteneciente a la clase de los animados que, con un solo género gramatical, puede designar seres de uno y otro sexo: bebé, lince, pantera, víctima.

veterinario

veterinaria

viajante

'dependiente comercial que hace viajes para negociar ventas o compras'

Es común en cuanto al género: el/la viajante.

vinagre

‘líquido agrio producido por la fermentación ácida del vino’

Es voz masculina en el uso culto general: el vinagre.

vislumbre

‘atisbo’

Aunque en épocas pasadas se usó frecuentemente en femenino, en el español actual predomina el masculino: un vislumbre de conciencia.

vodka

Voz tomada del ruso, que designa cierto aguardiente. En español se emplea mayoritariamente en masculino: el vodka; pero, aunque raro, es admisible su empleo con el género femenino etimológico: la vodka. Es correcta, pero minoritaria, la grafía vodca. No se admite la grafía de influencia alemana *wodka

yóquey

Adaptación de la voz inglesa jockey, ‘jinete profesional’.

Es común en cuanto al género: el/la yóquey. Su plural es yoqueis. No debe escribirse *yoquei. Existe también, aunque se usa poco, la variante admitida yoqui (pl. yoquis). Aunque se admite el uso del anglicismo, es siempre preferible usar el equivalente español jinete.

zar

‘título que se daba al emperador de Rusia y al soberano de Bulgaria’ – la esposa del zar o la Emperatriz de Rusia es la zarina