ADJETIVO

Concordancia del adjetivo con varios sustantivos

© Justo Fernández López


 

Concordancia del adjetivo pospuesto a varios sustantivos coordinados

 

Sustantivos en singular y en el mismo género > adjetivo en plural y en el mismo género de los sustantivos:

Llevaba un traje y un sombrero negros.

Llevaba una corbata y una camisa rojas.

Si el adjetivo concordase solo con el último de los sustantivos, se generarían casos de ambigüedad, pues podría interpretarse que el adjetivo únicamente se refiere al más cercano. Por ejemplo si decimos

Llevaba un traje y un sombrero negro.

el adjetivo negro concuerda solamente con sombrero, y no sabemos de qué color era el traje.

Sustantivos en singular y con género distinto > adjetivo en plural y en masculino:

Llevaba un pantalón y una camisa negros.

Si el adjetivo concordase solo con el último de los sustantivos, se generarían casos de ambigüedad, pues podría interpretarse que el adjetivo únicamente se refiere al más cercano. Por ejemplo si decimos

Llevaba un pantalón y una camisa negra,

el adjetivo negro concuerda solamente con camisa, y no sabemos de qué color era el pantalón.

Sustantivos en plural y en el mismo género > adjetivo en plural y en el mismo género de los sustantivos:

Aquí se pueden comprar discos y libros baratos.

Aquí se pueden comprar aceitunas y almendras españolas.

Sustantivos en plural y con género distinto > adjetivo en plural y en masculino:

En el grupo tenemos chicos y chicas italianos.

Cuando la unión de dos sustantivos por coordinación forma un conjunto que apunta a una sola realidad o cuando los sustantivos se siente como una unidad por haber entre ellos algún parentesco semántico, el adjetivo puede aparecer en singular, aunque también es válido el plural:

Estudiamos lengua y literatura española.

Estudiamos lengua y literatura españolas.

Escribe con una coherencia y claridad extraordinaria.

Escribe con una coherencia y claridad extraordinarias.

«Se encuentran en los clásicos construcciones en que el adjetivo colocado después de varios sustantivos, concierta con el más próximo:

No hay palabra ni pensamiento ni movimiento desordenado que no tenga escrito Dios.

Hoy diríamos los tenga escritos, por ser tres los sustantivos que lo y escrito se refieren.

Si el adjetivo no puede aplicarse a todos los sustantivos que se construyen juntos, hay que expresarlo ante aquel a que corresponda, y construir los otros con una partícula: artículo, posesivo, preposición, que los aísle del adjetivo. Cuando decimos su asombrosa erudición e inteligencia, expresamos que ambas dotes son asombrosas; si queremos aplicar este calificativo a una sola de ellas, tendremos que unirlo a la que lo merezca, diciendo su asombrosa erudición y su inteligencia (con lo cual expresaremos que esta última no causa asombro), o bien su erudición y (su) asombrosa inteligencia. Nótese que en este caso el posesivo puede dejar de emplearse.» [Martínez Amador, Emilio M.: Diccionario gramatical y de dudas del idioma. Barcelona: Sopena, 1974, p. 86]

 

Concordancia del adjetivo antepuesto a varios sustantivos coordinados

 

Cuando el adjetivo precede a dos o más sustantivos coordinados, lo normal es que concuerde solamente con el más próximo, tanto en género como en número:

El público lo recibió con entusiasta admiración y aplauso.

Madrid le aclamó con ferviente devoción y cariño.

La malograda juventud y talento de Larra.

Su asombrosa inteligencia y erudición.

Su no menoscabado vigor y lozanía.

La conocida sensualidad y vicios de los romanos.

Sus conocidos vicios y sensualidad.

«No es correcto, en la mayoría de los casos, poner en plural el adjetivo antepuesto si se coordinan sustantivos en singular. Solo en algunos casos, si los sustantivos coordinados son nombres propios de persona o cosa, o nombres apelativos de persona, el adjetivo antepuesto va en plural.» [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 159-160]

«La cuestión se complica con el distinto valor con que se siente en español el adjetivo antepuesto o pospuesto al sustantivo. El adjetivo antepuesto, por su carácter subjetivo, tiende a limitar su alcance al sustantivo que inmediatamente le sigue, y con ello la concordancia, puesto que se trata de una matización emotiva diferenciada, que se puede propagar a todos los sustantivos sin necesidad de expresarla gramaticalmente. El adjetivo pospuesto, objetivamente descriptivo, ha de tender por lo general a señalar su extensión múltiple por medio de la concordancia en plural:

Admiro su asombroso talento y saber.

Admiro su talento y saber asombrosos.

En la primera oración, el adjetivo envuelve a los dos sustantivos que le siguen; tanto que sonaría raro decir sus asombrosos talento y saber.

En la segunda oración, si el adjetivo no estuviese en plural, calificaría solo al sustantivo saber, o por lo menos habría tendencia a interpretarlo así.» [RAE: Esbozo, 1973: § 3.6.10b]

 

Norma académica [DPD]

 

«Adjetivo pospuesto a varios sustantivos

Cuando un adjetivo califica a dos o más sustantivos coordinados y va pospuesto a ellos, lo más recomendable es que el adjetivo vaya en plural y en masculino, si los sustantivos son de distinto género: «Tiene el pelo y la barba enmarañados» (Matos Noche [Cuba 2002]); «Apareció [...] vestida con traje y mantilla blancos» (Hernández Secreter [Esp. 1995]). Si concordase solo con el último de los sustantivos, se generarían casos de ambigüedad, pues podría interpretarse que el adjetivo únicamente se refiere al más cercano: vestida con traje y mantilla blanca (¿el traje y la mantilla son blancos, o solo es blanca la mantilla?). No obstante, cuando los sustantivos coordinados se conciben como una unidad, de la que cada uno de ellos designa un aspecto parcial, el adjetivo puede concordar en género y número con el más próximo: «La gente de origen y habla francesa predomina en la provincia de Quebec» (Tiempo [Col.] 1.7.98).

Adjetivo antepuesto a varios sustantivos

Cuando un adjetivo califica a varios sustantivos coordinados y va antepuesto a ellos, lo normal es que concuerde solo con el más próximo, tanto en género como en número: «Distribuía [...] esteroides anabolizantes [...] a deportistas sin la preceptiva autorización y control médicos» (Vanguardia [Esp.] 1.6.94); «La indispensable vigilancia y control nocturnos brillan por su ausencia» (NProvincia [Arg.] 5.3.97). No es correcto, en la mayoría de los casos, poner en plural el adjetivo antepuesto si se coordinan sustantivos en singular: *«Gudú será [...] el gran destructor de sus propios reino y dinastía» (Abc [Esp.] 29.11.96); debió decirse su propio reino y dinastía. Solo en algunos casos, si los sustantivos coordinados son nombres propios de persona o cosa, o nombres apelativos de persona, el adjetivo antepuesto va en plural: «Allí estaba [...] Ernestina con su marido, Luis de la Rosa, más los dos hijos de estos, los simpáticos Paco y Toni» (Vanguardia [Esp.] 30.6.95); «Lepprince me hizo pasar [...] a saludar a sus futuras esposa y suegra» (Mendoza Verdad [Esp. 1975]).

Adjetivo pospuesto a sustantivos unidos por la conjunción o  

Cuando un adjetivo califica a dos o más sustantivos unidos por la conjunción o y va pospuesto a ellos, deben distinguirse dos casos:

a) Cuando la conjunción o es propiamente disyuntiva, esto es, denota exclusión, alternativa o contraposición entre los referentes designados por los sustantivos que une, lo más recomendable es que el adjetivo vaya en plural y en masculino, si los sustantivos son de distinto género, para dejar claro que el adjetivo califica a todos ellos: «Hay veces en que un tobillo o una muñeca rotos no muestran alteración exterior» (Almeida Niño [Arg. 1975]); «Cada vez que mueren un hombre o una mujer viejos [...], toda una biblioteca muere con ellos» (Fuentes Espejo [Méx. 1992]); «Hubo un silencio, el silencio o la pausa necesarios para que quien ha insultado pueda retroceder y congraciarse sin retirar el insulto» (Marías Corazón [Esp. 1992]). Solo en contextos en que no haya duda de que el adjetivo se refiere a todos los sustantivos coordinados es admisible, aunque menos recomendable, que el adjetivo concuerde solo con el más próximo: «El baño o la ducha diaria son altamente beneficiosos para quien los practica» (VV. AA. Tercera edad [Esp. 1986]); «El padre o la madre fumadora se ha de esconder en el lavabo para sustraerse a la mirada inquisidora de sus propios hijos» (Vanguardia [Esp.] 1.6.94).

b) Cuando la conjunción o denota identidad o equivalencia, es decir, une sustantivos que se refieren a una misma realidad, el adjetivo ha de aparecer en singular y en masculino, si los sustantivos son de diferente género. Lo normal, en estos casos, es que el segundo sustantivo vaya sin determinante: «El aerógrafo o pistola usado debe ser adecuado al compresor» (FdzChiti Cerámica [Arg. 1982]); «Doña Elisa entró acompañada de un trompo o peonza travieso y juguetón que era Ana» (Luján Espejos [Esp. 1991]).

Varios adjetivos coordinados en singular que modifican a un sustantivo plural

Cuando se hace referencia a varios entes de la misma clase mediante un único sustantivo en plural, asignando a cada uno de ellos una característica diferente, los adjetivos coordinados, normalmente pospuestos, van en singular, pues cada uno de ellos afecta a uno solo de dichos entes: «A su nacimiento concurrieron [...] por igual las razas blanca y negra» (HdzNorman Novela [P. Rico 1977]). Cuando los adjetivos van antepuestos, resulta forzado referirlos a un sustantivo plural: *el Antiguo y Nuevo Testamentos, *a medio (o, en América, a mediano) y largo plazos; en estos casos se recomienda poner el sustantivo en singular y, si lleva determinante, repetirlo ante cada adjetivo: el Antiguo y el Nuevo Testamento; a medio (o a mediano) y largo plazo

[RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 159-160]