© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

¿Me podría decir las raíces latinas o griegas del

nombre científico que se da al venado cola blanca: odocoileus?

La norma que establece el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica para dar nombre científico a una especie es que todos los nombres deben de ser latinos o estar latinizados. En algunos casos podemos encontrar que los nombres de las especies hacen referencia a alguna característica de la misma, tales como el tamaño, forma, área de distribución, así encontramos a Lucanus cervus, por la semejanza que hay entre sus mandíbulas y las cuernas de un ciervo.

El nombre científico del venado de cola blanca es odocoileus, palabra compuesta del sustantivo griego odoús, odóntos [ὀδούς, -όντος] ‘diente’ y el adjetivo koílos [κοῖλος] ‘hueco, ahuecado, cavernoso, vacío, cavidad’. Diente triturado hace referencia al desgaste a que están sometidos los molares de este venado con el paso del tiempo. A medida que el venado envejece se pueden apreciar diferencias muy marcadas en la dentadura por el progresivo desgaste. La forma, tamaño y desgaste de los dientes se utilizan como ayuda en la determinación de la edad de los venados.  Esta característica es la que se refleja en su nombre científico. El adjetivo latino virginianus se refiere a Virginia, región en donde fue catalogada y descrita esta especie.

El venado cola blanca es de talla mediana, debe su nombre al largo rabo que mantiene eréctil mientras corre y su pelaje es de color café en invierno y rojizo -con el vientre blanco- durante el verano.

De hecho, la dentadura del venado está especializada para cortar y moler material vegetal. Aunque carece de incisivos en su maxilar superior, es capaz de cortar ramillas presionándolas entre los filos de sus incisivos inferiores y la almohadilla de piel que se presenta en la parte externa superior de su hocico.

Además de los incisivos, este venado tiene en su maxilar inferior solamente seis dientes de cada lado del maxilar: tres premolares y tres molares.

La edad de un venado se determina por la forma o composición de las piezas dentales para el caso de venados de 1.5 y 2.5 años de edad y por el desgaste de los molares del maxilar inferior izquierdo para el caso de venados de 3.5 años de edad o mayores.

La mayor parte de las determinaciones están basadas en la observación (sobre la parte de trituración de la cresta del diente que está pegada a la lengua, o sea, la cresta lingual) de las diferencias de tamaño que se presentan entre el esmalte del diente (color blanco) y la dentina del mismo (color café). A medida que un venado envejece, es posible apreciar (visualmente) diferencias muy marcadas (por el desgaste progresivo) entre estas dos partes (esmalte y dentina) en uno o varios de los molares (dientes 4, 5 y 6).

Weißwedelhirsch (Odocoileus virginianus)

Venado cola blanca

Odocoileus virginianus

Taxonómicamente, el venado cola blanca pertenece al orden de los artiodáctilos (ungulados), que se caracterizan por poseer pie con casco o pezuña con dedos pares (dos). Se enmarca además dentro del orden de los rumiantes, al que pertenecen aquellos mamíferos que "rumian" por carecer de incisivos superiores.

Reino

Filo

Clase

Orden

Familia

Género

Animalia

Chordata

Mammalia

Artiodactyla

Cervidae

Odocoileus

 

Otro nombre científico compuesto usando como primer elemento el sustantivo griego odoús, odóntos [ὀδούς, -όντος] ‘diente’ es el de la morsa llamada odobenus rosmarus. El sustantivo odobenus está compuesto del sustantivo griego odoús, odóntos [ὀδούς, -όντος] ‘diente’ y el verbo griego baínein [βαίνειν] ‘marchar, caminar’, pues antiguamente se creía que las morsas empleaban sus dientes o defensar como ganchos para poder desplazarse.

Del adjetivo griego koílos ‘hueco’ se derivan los prefijos celo-, coel-, cel- y el sufijo –celo que entran en la formación de palabras con el significado de ‘hueco, cóncavo, cavidad’. Por ejemplo:

celentereos [de koilos ‘vacío’ y enteron ‘intestino’] - hay dos tipos de animal: pólipos y medusas. Comprenden los hidrozoos, los escifozoos y los antozoos. Los hidrozoos cambian su estructura en las diferentes fases de su vida. Los escifozoos son medusas y los antozoos son pólipos.

celoma – cavidad revestida de epitelio que en el hombre y ciertos grupos de animales se desarrolla entre la pared del cuerpo y las vísceras.

celacanto [de koilos ‘hueco’ y akanthos ‘espina’] pez del océano Índico con las aletas ventrales adaptadas a la locomoción, lo que supone la vía evolutiva que dio lugar a las patas de los vertebrados terrestres

hemocélica (viviparía) [haima (αἷμα) ‘sangre y koilos ‘cavidad’] - desarrollo del embrión en  el hemoceloma, fuera de los conductos genitales.

hemoceloma - cavidad general del cuerpo de los insectos llena de hemolinfa

coelosaurus

celofisis

Odo- prefijo derivado del griego hodos ‘camino’ no se debe confundir con odonto ‘diente’, ni odor ‘olor’.

Un venado es una res de caza mayor, particularmente oso, jabalí o ciervo.

El sustantivo venado viene del participio latino venatus, del verbo venari (venor, venatus sum) que significa ‘perseguir un venado o un animal de caza’, ‘cazar’.

El verbo latino venari pertenece a la familia del antiguo indio veti ‘persiguir algo’, ‘ir detrás de algo’, ‘aspirar a algo’, ‘llevar el arma’.

A la misma familia pertenece el verbo griego híemai (εμαι) ‘avanzar’, ‘ir hacia adelante’, ‘apresurarse’, ‘aspirar a’, ‘dirigirse a’.

Venado, de venari, significa primitivamente ‘cualquier animal objeto de caza’, ‘una pieza de caza’; pero ya Covarrubias lo da como sinónimo del latín cervus ‘ciervo’. En este sentido sigue siendo de uso popular en muchas partes, especialmente en Argentina. Igual sentido tiene en portugués veado. No se ha conservado en las demás lenguas romances, si exceptuamos el rumano vînat ‘cualquier animal objeto de caza’. Semánticamente se acera algo más el francés venaison ‘caza mayor’.

El verbo primitivo venar con el significado de ‘cazar’ se encuentra todavía en el siglo XIII. 

El verbo cazar viene del latín *captiare, de captare ‘coger’.

Los venados pertenecen al orden artiodactyla, al suborden rumiantia y a la familia cervidae. La especie es: odocoileus virginianus.

En algunos países de América, al cérvido introducido aquí se le conoce como ciervo de Virginia o ciervo de cola blanca.

Por el contrario, en regiones de este mismo continente, se le da el nombre de venado a distintas especies de cérvidos. Por ejemplo, en México se llama venado tanto al Odocoileus virginianus como al Odocoileus hemionus. En Venezuela, ocurre así con el Odocoileus suacuapara, que habita además al norte de Brasil y en Guayanas.

En Chile y Argentina se le dice venadito al cérvido Pudu pudu.

En Ecuador y Perú igualmente se conoce como venadito a la especie Pudella mephistophelis.

Citas

 

venado. (Del lat. venātus, caza).

1. m. ciervo.

2. m. El Salv. enojo (movimiento del ánimo que suscita ira).

3. m. ant. Res de caza mayor, particularmente oso, jabalí o ciervo.

que no lo brinca un venado.

Ven. que no se lo salta un gitano. expr. coloq. Usada para ponderar lo grande o extraordinario en cualquier aspecto.

«venado

Venado ‘ciervo’, 1611, antes ‘cualquier animal objeto de caza’, 1220-50. Del latín VENATUS, -US, ‘caza, acción de cazar’, ‘producto de la caza’, derivado de VENARI ‘cazar, ir de caza’.

Derivados:

Venatorio.

Venablo, 1490, latín venabulum.»

[Corominas, Joan: Breve diccionario etimológico de la lengua española. Madrid: Gredos, 31987, p. 600]

«cazar

Cazar, hacia 1140. Del latín vulgar *CAPTIARE ‘cazar’, derivado de CAPERE ‘coger’ (participio CAPTUS).

Derivados:

Caza, hacia 1250.

Cazador, 1256.

Cacería, principios del siglo XVII.»

[Corominas, Joan: Breve diccionario etimológico de la lengua española. Madrid: Gredos, 31987, p. 141]