© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

  Quisiera saber qué significación  se da a la palabra "secretismo". ¿Es un término negativo?

Según la RAE (DRAE): Secretismo es el modo de actuar en secreto con respecto a asuntos que debieran manifestarse

El término es relativamente nuevo. Aparece en Manuel Alvar Ezquerra (dir.): Diccionario de voces de uso actual. Madrid: Arco / Libros, 1994.

En el Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) de la Real Academia Española aparecen 116 casos en 96 documentos, el primero es del año 1991.

Tendencia a mantener en secreto los asuntos: Tenemos que ganarle la partida al secretismo de los burócratas que se niegan a informar de asuntos públicos.

Falta de transparencia de instituciones u organizaciones en sus decisiones.

Evitar que algo, de interés general, trascienda a la opinión pública.

El secretismo, como el sufijo –ismo indica, tiene algo de sistema, de intención de un grupo o colectivo; indica la tendencia de un grupo o institución a mantener en secreto los problemas o decisiones internas y evitar que trasciendan a la opinión pública.

Contrasta el secretismo de un grupo con el secreteo individual, de secretear: ‘hablar en secreto una persona con otra’.

«-ismo

No resulta sencillo establecer agrupaciones estables de las acepciones de este sufijo por la existencia de numerosos ejemplos que representan categorías intermedias y, por otro lado, de divergencias excepcionales.

El grupo más numeroso de derivados se caracteriza por expresar opiniones o “posicionamientos” que pueden ser políticos (comunismo, fascismo), económicos (colectivismo, capitalismo, proteccionismo), religiosos o filosóficos (anglicanismo, aristotelismo, budismo), científicos (empirismo, generativismo, estructuralismo), artísticos (romanticismo, clasicismo, dadaísmo).

En estrecha relación con los anteriores se encuentran derivados que designan caracteres, cualidades o formas de organización social o política asociados con esas opiniones: autoritarismo, feminismo, machismo , conformismo, absolutismo, feudalismo, enchufismo, favoritismo, nepotismo, etc.

Una mayor distancia semántica se aprecia en aquellos derivados que indican una actividad profesional: ensayismo, medievalismo, automovilismo, alpinismo, ciclismo, etc., que en ocasiones pueden desplazarse a las designaciones de carácter colectivo.

Por último, es propio de la jerga lingüística la utilización de este sufijo para designar procesos lingüísticos (anglicismo, dequeísmo, laísmo, queísmo, etc.), sus resultados (americanismo, argentinismo, leonesismo, etc.).»

[Santiago Lacuesta, R. / Bustos Gisbert, E.: “La derivación nominal”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe, 1999, § 69.2.24.3]