© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

Tengo dudas acerca de las despedidas en las cartas. Mi punto de vista es que no usamos comas, pero en una corrección que me han hecho, le agregan comas a mis ejemplos de despedidas en las cartas. Yo tenía entendido que esto es un anglicismo. Le agradecería que me aclarase esta duda, porque estuve consultando el diccionario de dudas de la RAE, y no encuentro esta información.

«El uso de la coma tras las fórmulas de saludo en cartas y documentos es un anglicismo ortográfico que debe evitarse; en español se emplean los dos puntos:

*Querido amigo, / Te escribo esta carta para comunicarte...

Debe ser:

Querido amigo: / Te escribo esta carta para comunicarte...» [DPD, p. 148]

Según la RAE es anglicismo poner coma en vez de dos puntos tras las fórmulas de saludo en las cartas.

En cuanto a las despedidas, el DPD no da ninguna norma. La puntuación depende de la fórmula de despedida que se emplee, aunque no todos los autores de normativas para la correspondencia se atienen a la misma regla. Una norma podría ser la siguiente:

Si la despedida está escrita en tercera persona, es decir, con un verbo conjugado en tercera persona, se suele poner coma al final de la fórmula de despedida. En este caso, la frase queda concluida con la firma. Aunque ésta vaya en otro renglón separada de la frase a la que pertenece, ella es la que pone punto y final. Cuando en la fórmula de despedida el verbo está en tercera persona, se supone que la despedida proviene de la persona que firma. Por tanto, se escribe:

Le(s) saluda muy atentamente,

y no:

*Le(s) saludo muy atentamente.

Si la fórmula de despedida está en primera persona, se suele poner punto, pues la frase está completa, aunque a veces se omita el sujeto por quedar sobreentendido.

Ejemplos con coma:

Atentamente,

Atentamente les saluda,

Atentamente suyo,

Besos,

Con el mayor afecto,

Con mis mejores deseos, se despide atentamente,

Con nuestros mejores deseos, tanto en el terreno personal como en el profesional se despide atentamente,

Con un cordial saludo,

En espera de sus gratas noticias, reciba un cordial saludo,

En espera de su respuesta, les saluda atentamente,

Esperando que estas condiciones les convengan, reciban un atento saludo,

Esperando su respuesta se despide atentamente,

Esperando su respuesta y sin otro particular, les saluda atentamente,

Le reitera un cordial saludo,

Le saluda atentamente,

Les saluda atentamente,

Muy afectuosamente,

Muy atentamente,

Reciba un atento saludo,

Reciba un cordial saludo,

Quedando a su entera disposición,

Saludos afectuosos,

Saludos atentos,

Saludos muy atentos,

Saludos muy cordiales,

Se despide atentamente,

Sin otro particular y agradeciéndoles por adelantado su respuesta, les saluda atentamente,

Sin otro particular, se despide atentamente,

Un abrazo muy fuerte,

Ejemplos sin coma:

Algunos autores, siguiendo la norma de no separar el sujeto del verbo mediante coma [DPD, p. 148], no ponen signo de puntuación al final de la fórmula de despedida. Los ejemplos anteriores se ven a menudo escritos así:

Atentamente

Le saluda atentamente

En espera de sus noticias, atentamente

Recibid muchos besos de vuestro sobrino

Muchos besos de vuestro hijo

Y para ti muchos besos muy fuertes de tu hija

Con la expresión de mi fervorosa amistad te abraza tu amigo

Un abrazo de tu amigo

Con todo afecto te abraza

Recibe besos de tu amiga

Te abraza cariñosamente

Recibe muchos besos y abrazos de

Besos a los niños y cuenta con el afecto sincero de tu tío

Sabes que te quiere mucho tu padre

Ejemplos con punto:

Agradecidos por su atención, le enviamos un cordial saludo.

Aprovecho la ocasión para saludarle muy atentamente.

Con el deseo de recibir en breve sus comentarios al respecto nos despedimos muy atentamente.

En espera de recibir pronto noticias suyas nos despedimos atentamente.

En espera de sus gratas noticias, les saludo muy atentamente.

Esperamos haberle servido a su satisfacción y nos complacería recibir en breve nuevos pedidos.

Esperando veros pronto, os enviamos un saludo muy cordial.

Gracias de nuevo y sabed que siempre tendréis en nosotros a unos sinceros amigos.

Sin otro particular, le saludo atentamente.

Hay muchos autores que cierran la fórmula de despedida, cualquiera que sea, con un punto final.

Atentamente.

Le saluda atentamente.

En espera de sus noticias, atentamente.

Aunque existe mucha variedad de fórmulas, muchas de ellas han caído en desuso. La carta tradicional contenía abreviaturas de frases tales como atto., S.S., s.s.s.q.v.s.m., etc.; la carta moderna, en cambio, se limita a emplear una despedida informal:

Cordialmente,

Sinceramente,

Muy atentamente,

Atentamente,

Citas

 

«En la datación de cartas y documentos, se escribe coma entre el lugar y la fecha:

Santiago, 8 de enero de 1999; En Cartagena, a 16 de marzo de 2000;

o entre el día de la semana y el del mes:

Lunes, 23 de enero de 2002.

En las direcciones, en España se escribe coma entre el nombre de la calle y el número del inmueble:

Calle del Sol, 34; Avenida de la Constitución, número 2.

El uso de la coma tras las fórmulas de saludo en cartas y documentos es un anglicismo ortográfico que debe evitarse; en español se emplean los dos puntos:

*Querido amigo, / Te escribo esta carta para comunicarte...

Debe ser:

Querido amigo: / Te escribo esta carta para comunicarte...»

[RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 147-148]

«saludar(se)

Cuando significa ‘dirigir [a alguien], al encontrarlo o despedirse de él, palabras corteses’ y ‘enviar saludos [a alguien]’, se construye en todo el ámbito hispánico como transitivo, con complemento directo de persona: «Rufino la saludó y le dijo: Aquí le traigo un nuevo amigo» (Borges Libro [Arg. 1975]); «Don Blanco se acerca a los extraños y haciéndoles varias reverencias los saluda» (García Paso [Col. 1988]).

No obstante, con este verbo es frecuente el llamado «leísmo de cortesía», por lo que es admisible usar la forma de dativo le(s) al dirigirse a un interlocutor al que se trata de usted: «Deseando mucho éxito en su labor, le saluda cordialmente Eduardo Frei-Tagle» (Hoy [Chile] 2-8.6.97).

También se usa en forma pronominal, seguido de un complemento precedido de con, expresando reciprocidad: «El delantero se saludó con sus ex compañeros» (País [Ur.] 11.6.01).»

[RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid: Santillana, 2005, p. 585-586]