© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

Me traen de cabeza las dudas en el análisis sintáctico en el caso de oraciones con los verbos ser y estar.

No consigo establecer con claridad sus usos atributivos y predicativos, por más que leo y releo artículos que encuentro en Internet, aparecen opiniones diferentes y yo no logro aclararme.

Hay una oración que me ronda la cabeza: Juan es feliz solamente de viernes a domingo.

¿"Feliz" es atributo y "de viernes a domingo" complemento circunstancial de tiempo? ¿Qué es sintácticamente "solamente"? ¿Es una oración atributiva o predicativa?

La oración

Juan es feliz solamente de viernes a domingo

es una oración atributiva o copulativa: el sujeto es Juan, verbo copulativo es ser y el atributo es el adjetivo feliz. Solamente de lunes a viernes es un complemento circunstancial encabezado por el adverbio solamente, un adverbio de foco, con el significado de exclusión, que abarca el grupo preposicional de viernes a domingo en su ámbito. Los adverbios y locuciones adverbiales de exclusión (solo, solamente, tan solo, no más, nada más, únicamente, exclusivamente y exclusive) se caracterizan por dejar fuera de algún conjunto (expreso o tácito) la entidad denotada por su foco.

«Los adverbios de foco se caracterizan por que las expresiones a las que modifican —sea a distancia o de forma contigua— representan el elemento que se resalta, se destaca, se elige o se contrasta con otros. Así, el foco del adverbio solo es la expresión subrayada en El doctor recibe solo los martes. El foco del adverbio depende de su posición, pero también de otros factores, entre ellos el tipo de adverbio, la entonación y el contexto inmediato. [...] Los adverbios de foco se pueden clasificar en cuatro grupos, en función del tipo de relación que se establezca entre su foco y el conjunto de alternativas posibles a las que este se contrapone expresa o tácitamente:

  1. De inclusión: también, tampoco, incluso, inclusive, ni siquiera, hasta, sí, todavía.

  2. De exclusión o de exclusividad: solo, tan solo, solamente, únicamente, exclusivamente, exclusive, no más, nada más.

  3. De particularización o especificación: precisamente, particularmente, concretamente, en concreto, sobre todo, en particular, en especial, justamente, mismamente, meramente, simplemente.

  4. De aproximación: casi, prácticamente, apenas.

  5. Escalares: al menos, como mucho, por lo menos, a lo sumo, además de algunos de los mencionados en grupos anteriores, como incluso, hasta, todavía o solo. A ellos se agregan el adverbio de negación no y el de afirmación sí.

El adverbio solo puede aparecer entre la preposición y su término (con solo una mano), casi siempre con el mismo sentido que si estuviera ubicado ante el grupo preposicional y lo abarcara en su ámbito (solo con una mano).» [RAE: NGLE-Manual, § 40.4.1a-b y 40.4.5c]

Los dos componentes necesarios e interdependientes en una oración son el sujeto y el predicado.

Semánticamente, el sujeto es aquello que dice del sujeto. Sintácticamente, el predicado está constituido al menos por un verbo que forma el núcleo del predicado. El predicado puede estar constituido por un verbo o por un grupo verbal (verbo + complementos):

 

 

 

 

 

Mi hijo

 

aprobó.

 

sujeto

 

predicado

 

 

 

 

 

Mi hijo

 

aprobó todas las asignaturas con nota.

 

sujeto

 

predicado

 

 

 

 

En una oración compleja, las oraciones subordinadas conforman el predicado de la oración principal y tienen su propio sujeto:

 

 

 

 

 

Le gente

 

cree que Suárez ha sido el mejor político español.

 

sujeto

 

predicado

 

Suárez

 

ha sido el mejor político español.

 

sujeto

 

predicado nominal

 

 

 

 

Hay dos clases de predicados:

  1. Predicados nominales de los verbos copulativos (ser, estar, parecer). Las gramáticas tradicionales asignan al concepto de ‘predicado nominal’ varias interpretaciones: para unos es sinónimo de ‘atributo’; otros consideran que el predicado nominal está constituido por el verbo copulativo más el atributo; la base semántica del predicado sería el atributo, pero el núcleo sintáctico sería el verbo copulativo.

  2. Predicados verbales de los verbos de significado pleno (no copulativos ni auxiliares) que pueden aparecer solos o con varios complementos.

 

 

 

 

Hay dos tipos de verbos:

  1. Verbos copulativos o atributivos que se caracterizan por estar casi vacíos de contenido semántico por lo que necesitan un atributo o adyacente obligatorio para poder funcionar junto con él como predicado: Mi hijo es periodista. Hoy estoy muy triste. Hoy pareces cansado.

  2. Verbos predicativos que se caracterizan por tener un significado pleno y son la mayoría: La hija pide permiso a su padre para casarse. Su estructura argumental no requiere la presencia de un atributo: Se presentó al examen muy bien preparado. En este caso el atributo recibe el nombre de complemento predicativo.

Las oraciones atributivas se denominan también oraciones de predicado nominal; las oraciones predicativas, oraciones de predicado verbal.

En las oraciones atributivas o copulativas, es necesaria la presencia de un elemento en función de atributo. Aunque es el atributo el que aporta la mayor carga de contenido léxico (soporte semántico principal del predicado), desde el punto de vista sintáctico es el verbo copulativo el que forma el núcleo del predicado. Además de elemento con función de atributo, en las oraciones copulativas también pueden aparecer otros elementos con función de complementos circunstanciales (CC) o en función del complemento indirecto (CI):

 

 

 

 

 

Mi hijo

 

es periodista en un diario de tirada nacional.

 

sujeto

 

predicado nominal

 

 

Mi hijo

 

es

 

periodista

 

en un diario de tirada nacional.

 

sujeto

 

núcleo

 

atributo

 

complemento circunstancial

 

 

Me

 

era

 

imprescindible

 

esta pequeña ayuda económica.

 

CI

 

núcleo

 

atributo

 

sujeto

 

Los verbos copulativos son ser, estar, parecer. Son verbos que poseen escaso contenido léxico y que sirven de unión entre una predicación no verbal y el sujeto: Tu hijo es encantador. Estos atributos pueden ser sustituidos por el pronombre neutro lo: Lo es.

Los así llamados verbos seudocopulativos o cuasicopulativos son verbos plenos que, al recibir el atributo, modifican su significado y sus propiedades gramaticales: continuar, convertirse en, hacerse, llegar a ser, ponerse, quedarse, resultar, seguir, semejar, etc.: Se quedó sorprendido. Los atributos de los verbos semicopulativos rechazan la sustitución por el pronombre neutro lo: Resulta original > *Lo resulta.

Los verbos copulativos pueden formar oraciones copulativas con atributos locativos. Estar es el verbo más adecuado para los atributos que sitúan algo en un lugar: El jefe no está hoy en su despacho. Cuando sitúan en el espacio o en el tiempo acciones o sucesos, se emplea ser: La reunión será en la sede del partido. Según la gramática tradicional, un verbo copulativo con un predicado locativo funciona como un verbo predicativo con significado pleno:

 

 

 

 

 

ser

 

‘existir’, ‘tener lugar’, ‘suceder’ (con expresiones temporales o locativas).

 

 

 

Pienso, luego soy.

Que sea lo que Dios quiera.

La victoria socialista es en el año 1982.

La manifestación es en la Plaza de Oriente.

 

estar

 

‘hallarse’, ‘ubicarse’, ‘estar situado’ (con expresiones locativas).

 

 

 

El Naranjo de Bulnes está en los Picos de Europa.

El Guernica está en el Reina Sofía.

 

 

 

 

Los sintagmas subrayados, que expresan tiempo o lugar, no funcionarían como atributo. Tradicionalmente, se analizaban como complementos circunstanciales (CC), aunque hoy algunos autores también los consideraban complementos de régimen preposicional (CRP) o complementos adverbiales (CAdv) por su carácter argumental, pues su eliminación provoca agramaticalidad.

Para la RAE (NGLE), los verbos copulativos siguen siendo copulativos cuando llevan atributos locativos:

«Como ser alterna con tener lugar cuando los sujetos son sustantivos que denotan eventos, se ha negado tradicionalmente el carácter atributivo de estos modificadores. La opción más tradicional es considerar intransitivo el verbo ser y complementos circunstanciales los grupos preposicionales. Esta opción no explica adecuadamente contrastes como

La reunión tuvo lugar (‘se celebró’) y

*La reunión fue,

y en general el hecho de que un elemento adjunto, que debería ser potestativo porque completa una relación predicativa ya establecida, resulte ser imprescindible en estas oraciones. Otros autores han sostenido que tanto ser como tener lugar introducen en estos casos argumentos locativos, por lo que es esperable que no se puedan suprimir; otros gramáticos, por último, entienden que son oraciones copulativas tanto

La conferencia será en el Aula Magna

como

Los asistentes están en el Aula Magna.» [RAE: NGLE, § 37.8g]

«Atributos locativos: El verbo ser no se usa ya en la lengua común con el sentido de ‘existir’, como en Aquí fue Troya; los pocos sabios que en el mundo han sido; Primero fueron los ríos, los ríos arteriales. El verbo latino stare, del que procede estar, significaba ‘estar de pie’ o ‘estar situado’, interpretaciones que se registran en los primeros testimonios de su uso en español. En la lengua actual se construyen con estar los atributos de las oraciones en las que se especifica el lugarque ocupa alguien o algo: El jefe está en la oficina; El problema está en el carburador; ¿Dónde estás? Es polémica la cuestión de si estas oraciones son verdaderamente copulativas. Si bien no admiten pronombres neutros (Está en la oficina > *Lo está), el verbo estar no parece seleccionar dos argumentos (el jefe y en la oficina), sino que constituye más bien un nexo que vincula un individuo con un estado episódico o circunstancial. Si se analizan como complementos predicativos los grupos preposicionales de sentido locativo, como en El jefe te quiere en su oficina de inmediato o en Vi las llaves en el cenicero, es apropiado suponer que son atributos en las oraciones copulativas mencionadas.

Los atributos locativos se combinan con el auxiliar ser cuando el sujeto denota acciones o sucesos (¿Dónde es el concierto?; La reunión no es aquí o La conferencia es en el auditorio), pero no en los demás casos: El ponente de la conferencia {está ~ *es} en el auditorio. Aun así, en la lengua conversacional se usa a veces ser con atributos locativos cuando se identifica un lugar: No es muy lejos; Es aquí mismo; La cocina es por allí. Otros atributos expresan igualmente localización temporal, como en Ya es viernes; La función es a las seis. Se construyen también con ser diversas expresiones atributivas introducidas por una preposición elegida por el sujeto, como en El viaje será desde Lima hasta Callao o El paseo fue por la playa. En estos casos el verbo ser se asimila a los llamados verbos de apoyo o vicarios.

Se llaman construcciones con verbo de apoyo, ligero o liviano los grupos verbales semilexicalizados constituidos por un verbo (sobre todo, dar, tener, tomar, hacer y echar) y un sustantivo abstracto que lo complementa: dar un paseo, tener gana, tomar una decisión, hacer alusión, echar una carrera. Muchos de estos grupos verbales tienen equivalentes aproximados con otros verbos, como en dar un paseo ~ pasear; tomar una decisión ~ decidir.» [RAE: NGLE-Manual, § 37.5.2a-b y 1.5.2e]

Ser y estar pueden actuar también como verbos auxiliares. Ser para formar oraciones pasivas (ser + participio) y estar en perífrasis verbales (estar + gerundio).