© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

Es correcta la expresión "hacer diferencia" como sinónimo de “tener diferencia”? "No hace diferencia si lo terminas hoy o mañana."

¿Es correcto? Me gustaría saber en qué son distintas estas expresiones.

“Hacer” en construcciones impersonales e intransitivas

El verbo hacer en construcciones impersonales solo se puede emplear en español en los siguientes casos:

uno, ‘haber transcurrido el plazo de tiempo (que se indica)’:

Hace diez días que se marchó;

el otro, ‘presentarse el tiempo atmosférico (con la cualidad que se indica)’:

Hace frío.

Hace viento.

Hace calor.

También con referencia a la temperatura precisa:

Hace cuarenta grados en Sevilla.

Por lo tanto no se puede decir en español

*No hace diferencia si...

como se dice en alemán y en inglés: “das macht keinen Unterschied (ugs.; das ist unerheblich; nach engl. it makes no difference)” (DUDEN: Deutsches Universalwörterbuch, 2006).

Ejemplos:

Alemán:

Es macht keinen Unterschied, ob man Mitglied der Europäischen Union ist oder nicht.

Inglés:

IT makes no difference whether you are a member of the European Union or not.

Español:

No importa si se es o no un miembro de la Unión Europea.

El DRAE de la Academia da un significado de hacer intransitivo como “importar, convenir”: Eso no le hace. No hace al caso.

Otros autores consideran la expresión no le hace como americanismo:

«No le hace [no importa]

–Mira que el oficio es duro –No le hace.

Se me hace que... [me parece que]

–Nuestros papás son muy influyentes. –Se me hace que no.»

[Steel, B.: Diccionario de americanismos. Madrid: SGEL, 1990, p. 184]

«No le hace y variantes

La frase no le hace (= no importa) se considera generalmente como americanismo, y tal vez en forma justificada, más solo en el sentido de que su uso actual en América es considerablemente mayor que en España, donde es restringido. El diccionario de la Academia da un significado de hacer intransitivo como “importar, convenir”: Eso no le hace; al caso haría. Pero semejante idea de adecuación no es exactamente la misma de la actual expresión hispanoamericana no le hace, así como tampoco es el mismo en ambos casos el matiz especial de importar. Sin embargo, en Andalucía y en áreas rurales de otras regiones no le hace se oye con el mismo significado que en América, si bien la expresión no se considera elegante y se halla reducida a la conversación familiar. En general, la mayoría de los españoles peninsulares de hoy dicen no importa en el caso en que un buen número de hispanoamericanos dirían no le hace (o, pronunciado popular y rústicamente, no li hace).

Numerosos lexicógrafos han captado esta diferencia, habiendo llegado algunos a declarar que no le hace constituye una forma local. Ortúzar (p. 182), por ejemplo, lo trae como chilenismo. Román (III, 100) no concuerda más tarde con su conterráneo y considera no le hace “de lo más castizo”, basando su reivindicación en la definición de la Academia. Tampoco Membreño (p. 79) coincidió con el primero al observar: “No le hace. –Por no importa, no es provincialismo ni de la América Central ni de Chile: lo que hay en la frase expresada es una elipsis del demostrativo eso. El Diccionario de la Academia dice “eso no le hace”. En la tercera edición de su obra, corregida y aumentada (1912, p. 119), Membreño redujo a esto el párrafo: “No le hace = Eso no le hace”. Sin embargo, los ejemplos de la lengua antigua nos demuestran que la palabra eso no era necesaria. Algunos ejemplos que ilustran el actual uso hispanoamericano:

Argentina: –Mira que el oficio es duro. –No le hace.

Chile: No le hace que estés lejos.

Perú: –¡Habré pagado de más! –No le hace, viejo, no le hace.

Colombia: ¡No le hace que me dejes solo!

Guatemala: No le hace que se vaya la cocinera.

México: Pero no le hace que sean muchos. –Esta tarde saldremos a pasear. –¿Y si llueve? –No le hace.

En el habla rústica y extremadamente popular de México, la locución general no le hace (= no importa) se ve ocasionalmente reemplazada por no li (o le) aunque o por nada li aunque.

Se me hace

Otra locución no común actualmente en España a pesar de haber sido empleada en la lengua antigua, peor de gran extensión en el español de América, es se me hace (= se me figura, me parece). Actualmente se halla en el diccionario: “Hacérsele una cosa a uno. Figurársele, parecerle. Las manadas que a don Quijote se le hicieron ejércitos”. Por consiguiente, en adelante no debe ser considerada como americanismo. Sin embargo, como tal debe ser clasificada en cuanto que, si bien corriente en la lengua antigua, su frecuencia ha disminuido grandemente en España al paso que se ha incrementado en la mayor parte de América. La hallamos aún en Andalucía y probablemente en otras partes de la España regional, pero allí –testimonio de su raridad– los ejemplos literarios parecen necesitar de explicación.» [Kany, Charles E.: Sintaxis hispanoamericana. Madrid: Gredos, 1969, p. 276-278]

En español se dice no hay diferencia entre una cosa y otra, no existe diferencia entre una cosa y otra [verbo intransitivo (existir) sin complemento directo / verbo impersonal (haber)]:

Entre el azul de la falda y el de la blusa hay una ligera diferencia.

¿Qué diferencia hay entre especialista y experto?

Los Derechos Humanos en sus contextos de igualdad y dignidad suponen que entre varón y mujer no existe diferencia alguna.

Ahí no hay diferencia alguna.

[En alemán: Das ist doch ein und dasselbe / Das macht keinen Unterschied]

Ahí no veo diferencia alguna.

[En alemán: Da sehe ich keinen Unterschied]

Entre uno y otro no existe diferencia alguna.

[En alemán: Zwischen beiden gibt es keinen Unterschied]

Entre nosotros hay una diferencia de seis años.

[En alemán: Wir sind sechs Jahre auseinander]

Para traducir las expresiones alemanas “das macht keinen Unterschied” / “es macht keinen Unterschied” no se traduce el verbo “machen” por “hacer”, hay que buscar otras expresiones como:

esto no cambia nada

no hay ninguna diferencia

la diferencia es nula

da igual si es uno u otro

viene a ser lo mismo

no hay diferencia entre uno y otro

para el caso es igual

Hacer diferencia entre una cosa y otra

“Hacer o no hacer diferencia entre una cosa y otra” requiere un sujeto agente que es el que establece la diferencia, es decir, es el que diferencia una cosa de otra. Alguien o algo hace diferencia entre dos personas o cosas [verbo transitivo con complemento directo] y se traduce al alemán por “unterscheiden zwischen... / keine keine Unterschiede kennen zwischen...”:

Esta ayuda a la familia no hace diferencia entre pobres y ricos.

La ley no hace diferencia entre los asignatarios.

El Gobierno no hace diferencia entre población civil no combatiente y combatiente.

El Gobierno no hace diferencia entre las organizaciones religiosas debido a su tamaño o la popularidad en el país.

Dios no hace diferencia entre embrión, niño y adulto.

Este método de transmisión de datos a gran velocidad no hace diferencia entre la transferencia de voz, de video, de archivos y de Internet.

La retórica universalista no hace diferencia entre lo próximo y lo lejano.

Dios no hace diferencia entre las personas, ni le agrada que nosotros lo hagamos.

La Regulación en Telecomunicaciones no hace diferencia entre empresas nacionales o extranjeras.

El subconsciente no hace diferencia entre realidad y fantasía.

Ahí él no hace diferencias.

[alemán: Da kennt er keine Unterschiede]

“Sozial keinen Unterschied machen” se traduce al español por

Tener el mismo trato para todos. /

Tratar a todos por un igual.

Tratar a todos del mismo modo.

“Partir la diferencia” significa ‘en una controversia o ajuste, ceder cada uno de su parte acercándose al término medio’. En alemán: beiderseits nachgeben / sich auf halbem Wege entgegenkommen.

“Marcar la diferencia” es un galicismo innecesario, aunque hoy muy frecuente en los medios de comunicación. El equivalente español es “establecer la diferencia” (alemán: den Unterschied machen / den Unterschied ausmachen).

Se dice “tener diferencias con alguien” (en plural, no se dice *tener diferencia) en el sentido de ‘controversia, disensión u oposición de dos o más personas entre sí’.

Nos llevamos bien, aunque de vez en cuando tenemos nuestras diferencias.

[‘no pensamos lo mismo, tenemos divergencias, discrepancia de opiniones, división de pareceres, no estamos siempre de acuerdo’]

“Diferencia” no es sinónimo de “diferenciación”:

Entre unos profesores y otros hay grandes diferencias.

[*Entre unos profesores y otros hay grandes diferenciaciones.]

En plural, diferencias = desacuerdo:

Entre Miguel y Carmen hay diferencia [son distintos].

Entre Miguel y Carmen hay diferencias [están en desacuerdo]