© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

Según el Diccionario de la Real Academia, la palabra caraba procede del árabe qarabah, que significa ‘parientes próximos’. ¿Por qué luego ser la caraba significa ‘ser fuera de serie’?

 

Según María Moliner (Diccionario de uso del español):

«Caraba

1. (Salamanca). Conversación, broma, bulla o algazara.

2. (impropio del lenguaje cuidado). Expresión ponderativa que se aplica a cualquier cosa extraordinaria, tanto si se produce por enfado o disgusto como si, por el contrario, produce regocijo o admiración: Estas cerillas son la caraba, se descabezan todas. / Hace unos juegos de manos que son la caraba

caraba. (Del ár. hisp. qarába, y este del ár. clás. qarābah, parientes próximos).

1. f. rur. Áv., Ext., Sal. y Zam. Reunión festiva.

ser la caraba alguien o algo.

1. loc. verb. Ser fuera de serie, extraordinario, tanto para bien como para mal. [RAE: DRAE]

Según otros diccionarios, ser la caraba:

bullet

Resultar alguien o algo sorprendente, extraordinario o intolerable.

bullet

Ser indignante, intolerable o sorprendente: Eres la caraba, no pagas tus deudas y sigues pidiendo préstamos.

bullet

Frase ponderativa, tanto en sentido positivo como peyorativo: Esto es la caraba: todo el mundo habla a la vez. Sinónimos: Reoca, repanocha.

bullet

(coloquial). Ser el colmo, o lo que ya no se puede superar. Se usa referido a personas o cosas: Esta madre tuya es la caraba, toda la vida, erre que erre, empeñada en que mi madre se queja de vicio.

bullet

Una persona o cosa extraordinaria o que se sale de lo normal: Rifaban a precio de saldo aspiradoras, televisores... ¡La caraba! Se usa frecuentemente con ser: Tu madre es la caraba; tiene que estar muriéndose para ir al médico. [RAE: Diccionario del estudiante, 2005]

La caraba era el mote que se dio a la moneda de 25 céntimos emitida durante la dictadura del general Primo de Rivera, porque en una de sus caras llevaba una carabela.

Etimología de caraba:

«Caraba ‘broma, jolgorio’, S. XX. Del dialectalismo leonés y extremeño caraba ‘conversación entretenida’, 1499, y este probablemente de un derivado del árabe qârab ‘hablar afablemente (con alguien)’; aunque al derivado árabe qarâba no se le conocen otras acepciones que ‘consanguinidad, parentesco’, ‘aproximación’, es probable que tuviera sentidos más próximos a los españoles y que de él proceda la palabra en cuestión.»

[Corominas, Joan: Breve diccionario etimológico de la lengua española. Madrid: Gredos, 31987, p. 130]